Berlinas {rellenas de crema pastelera o mermelada}

 

Desde hace unos días sueño con berlinas y buñuelos. Ya sabéis, esa masa tierna y esponjosa rebozada en azúcar que deja siempre las yemas de los dedos pegajosos y un estupendo bigote de azúcar…
En Cataluña existen además los chuchos, que son una masa de buñuelo alargada, del tamaño y forma de un perrito caliente, cubierta de azúcar y rellena de crema pastelera.
El colmo de un goloso…

No acabo de creerme que haya sido capaz de prepararlas, la verdad: soy tan reacia a las fritangas que desterré hace tiempo las croquetas, las empanadillas y las patatas fritas encharcadas en aceite. Ni siquiera frío un filete, ni reutilizo el aceite de la sartén porque nunca me sobra. Así es que eso de freír (y no freír en un culín de aceite sino vaciar media botella en una cazuela)… ufff, me ha costado un montón.
Así que con esta receta me he saltado a la torera muchos de mis principios: nada de frituras grasientas, nada de rebozar con tagatosa (va muy cara y no siempre actúa igual que el azúcar) y contención (abstenerse del todo cuesta) a la hora de de consumir cremas, mantequilla o huevos…
Pero estoy terriblemente contenta. No pensé que algún día podría volver a probar una berlina rellena, ni que el resultado fuera tan espectacular.

Además, cuando estas bombas azucaradas la llevan persiguiendo a una en sueños varios días, es muy difícil resistirse…

Berlinas {rellenas de crema pastelera o mermelada}

¿A que parece mentira que no lleven ni pizca de azúcar?
He utilizado tagatosa en polvo y el resultado ha sido genial, con un textura terrosa y tan pegajosas al tacto como el de las auténticas berlinas azucaradas.

Berlinas {rellenas de crema pastelera o mermelada}

“¿Están mejor solas o rellenas?”, preguntará alguno (acordaos del típico lector escéptico) Pues cuesta decidirse: las he probado sin rellenar y así se aprecia el aroma y el sabor de la vainilla. Con mermelada son una auténtica explosión dulce, pero rellenas de crema pastelera (una crema casera bien espesa) son una verdadera BOMBA, jugosas a rabiar y sabrosas hasta cegar todos los sentidos…

Berlinas {rellenas de crema pastelera o mermelada}


Berlinas {rellenas de crema pastelera o mermelada}

Llevo varios días reuniendo y leyendo muchas recetas de berlinas (o donuts, o begniets), desde ésta de “Blogging over Thyme”, a los donuts rellenos de “Jo Cooks” y “Annie’s Eats”, hasta esta versión finlandesa made in Cardamomoland, que básicamente es la que seguí (¡gracias, Tuonela!)
A diferencia de la masa de nuestros buñuelos de viento, que es muy líquida y parecida a la de los churros, esta es más similar a la de brioche (compuesta de harina, leche, huevo y mantequilla), de modo que se trabaja, se amasa y se moldea como si fuéramos a preparar una coca o un Roscón de Reyes. La única diferencia es que en lugar de hornearse, se fríe. Supongo que también podrían hacerse berlinas al horno, no lo he probado, pero la ventaja de la fritura es que la masa queda muy tierna y jugosa por dentro y gana en sabor (por desgracia, también en calorías, claro…)

Si preferís una versión algo más ligera, evitad el relleno. Como os digo, están igualmente impresionantes: tiernas, dulces y esponjosas.

Ingredientes (para 18 berlinas):
* 50 gr tagatosa (o 100 gr azúcar)
* 60 gr mantequilla semi derretida
* una vaina de vainilla natural
* 1 huevo mediano
* 250 ml leche tibia
* 500 gr harina común
* 10 gr levadura seca de panadería
* aceite de oliva virgen extra (para freír)
* tagatosa en polvo o azúcar (para rebozar)
* crema pastelera y mermelada de fresa (para rellenar, opcional)

Si optamos por rellenar las berlinas de crema, dejaremos preparada la crema pastelera con antelación (el día o la mañana antes, para que pueda enfriarse)
He utilizado la misma receta que para las “Tartaletas de galleta con crema pastelera y frutos secos” (sin añadir la ralladura de piel de naranja)
Reservamos (si la preparamos el día antes, la guardamos en la nevera)

Para preparar la masa de las berlinas, mezclamos, con ayuda de una espátula y en un recipiente grande, el azúcar (o tagatosa), el contenido de la vaina de vainilla y la mantequilla semi derretida, hasta obtener una pomada cremosa:

Incorporamos el huevo y lo batimos con las varillas eléctricas:

Incorporamos la leche tibia:

Y agregamos, poco a poco, la harina mezclada con la levadura, batiendo al mismo tiempo con las varillas:

En cuanto la masa comience a espesar demasiado para las varillas de batir, cambiamos a las varillas de amasar:

La masa obtenida es similar a de brioche, y por lo tanto, bastante húmeda y pegajosa. En este punto es cuando desearía tener una máquina tipo KichenAid, Kenwood o similar, a la que dejaría paleteando durante 15 minutos. En cambio, tengo que conformarme con mi Braun de varillas y andar rotando yo misma el recipiente… Son necesarios por lo menos 15 minutos de amasado con las varillas para que la masa pase de moco-pegajoso a chicle-elástico (no se me ocurren otros adjetivos, lo siento) Poco a poco, a medida que gane elasticidad, la masa se volverá más tersa y se despegará de las paredes del molde. Será algo pegajosa al tacto, pero fácilmente manipulable:

Damos un último amasado manual dentro del mismo recipiente, lo cubrimos con una hoja de plástico y dejamos que la masa doble su volumen en un lugar cálido (aproximadamente unos 45 minutos)

Una vez haya leudado, la aplastamos ligeramente con los puños para quitarle el aire y, con las manos engrasadas en un poco de aceite, arrancamos porciones de masa y formamos bolitas del tamaño de una mandarina, que vamos colocando sobre una hoja de papel vegetal (dejando suficiente espacio entre ellas):

En total obtuve 18 bolitas.
Las tapamos con un paño y dejamos que reposen unos 20-30 minutos.

Por último, ya sólo falta freírlas:
En una olla o un cazo calentamos bastante aceite de oliva. Yo no tengo termómetro de cocina, de modo que para saber si el aceite está lo suficientemente caliente podéis echar una pizca de harina en la olla: si chisporrotea, es que está listo. Ojo, el aceite no debe humear: si está excesivamente caliente las berlinas se quemarán por fuera y quedarán crudas por dentro.

Antes de freírlas, recortaremos el papel vegetal en cuadraditos, con los que nos será más fácil transportar y dejar caer las bolitas en el aceite caliente:

Las freímos de 3 en 3, un minuto por cada lado, volteándolas y retirándolas con una espumadera:


A medida que las vayamos friendo, las dejamos escurrir sobre un par de hojas de papel de cocina absorvente y dejamos que se templen un poco.

Cuando aún están calientes, las rebozamos en azúcar o tagatosa en polvo:

Así estarían listas para servir.

Si además las queremos rellenar, sólo tenemos que introducir la crema o la mermelada en una manga pastelera con una boquilla pequeña, pinchar un lateral de las berlinas y rellenarla con un poco de crema o de la mermelada que os guste:

Ya os digo: están tan buenas solas como rellenas.
Un auténtico vicio…

Berlinas {rellenas de crema pastelera o mermelada}


Berlinas {rellenas de crema pastelera o mermelada}

La masa de las berlinas se mantiene tierna más tiempo que la masa de brioche, o sea que no, eso no vale de excusa para zampárselas todas de golpe por miedo a que se endurezcan… ;-)
Yo las preparé un domingo al mediodía y el lunes por la noche estaban como el primer día.

Berlinas {rellenas de crema pastelera o mermelada}

Sé que es un dulce muy contundente y que alguno se va a asustar, pero creédme: esto hay que probarlo, al menos, una vez en la vida (vale, no es la primera vez que lo digo)
Aprovechando que la semana próxima ya es Carnaval, después Semana Santa y que pronto nos inundarán exquisiteces (también fritas) como las torrijas, rosquillas, orejas, buñuelos, pestiños y hojuelas, animaos a ir practicando con estas berlinas, un bocado tan suave y delicioso que no vais a saber parar (quien avisa…)

 
Tiempo: 30 minutos (preparación) + 45 minutos (1er. levado) + 30 minutos (2º levado) + 3 minutos (cocción)
Dificultad: media

  • Print
  • PDF
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • Netvibes
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Meneame
  • Tumblr
Esta entrada fue publicada en Buñuelos, Rosquillas y otras masas fritas y etiquedada como , , , . Marca el Enlace permanente.

24 Respuestas para Berlinas {rellenas de crema pastelera o mermelada}

  1. marina dice:

    Me pierden estos postres!! Aunque hay que controlarse porque son muy calóricos. Los rellenos que escogiste, tanto la crema como la mermelada, són una delícia!!! Mejor que la trufa, para mi. Las fotos preciosas, por cierto. Besos.

    • Helena dice:

      Marina, quina idea més bona!!!!!!! com no se’m va ocórrer abans? :-D
      Gràcies per la proposta!

  2. Sandra dice:

    Me encanta la crema pastelera asi que me quedo con esa! Bueno y tambien probaria una sin relleno para notar el sabor autentico de la berlina. Me han encantado!

    Saludooos.

    • Helena dice:

      Están deliciosas de cualquier modo, Sandra. Créeme: esto hay que probarlo aunque luego se haga dieta 3 meses….
      Besos :-)

  3. MARIVI dice:

    Que pintaza!!!!!. Justo lo que necesito, postres que no sean de horno para hacerlos en el pueblo cuando voy.

  4. Pues rellenas se ven muy bien.
    Un saludito

  5. Ayyyy niña que pasada!!! Estas excepciones hay que hacerlas de vez en cuando, pues es puro vicio pero del bueno, yo no me resisto a estos caprichos de vez en cuando y la verdad es que estas berlinas tuyas me han dejado babeando!
    Enhorabuena de verdad, por la receta exquisita y por las fotos deliciosas!! Me ha encantado tu post, las tengo que probar seguro!!
    besotes!

    • Helena dice:

      Gracias Patry! Lo malo es que mis excepciones ya no son una excepción (ups!) Mal está que lo diga yo, pero si tuviera que elegir el Top Ten de postres del blog, estas berlinas estarían en lo más alto :-D
      Biquiños!

  6. Hope estan que se salen de buenos. Me apunto a uno de crema pastelera para saborear con un cafetito. Uhmmmmm se me hace la boca agua y no es broma. Qué ricos

    Bss

  7. sao33 dice:

    Ficaram lindas e com um recheio delicioso.
    Há mito que não passava por aqui…
    Bj

  8. Neus dice:

    Madre mia, que cosa más rica, no sabría que relleno escoger.

    Felicitaciones pq te han quedado de lujo

    Un beso

  9. Noelia dice:

    Madre mía, y yo conteniéndome para carnavales… esto no puede ser Helena, ahora me van a perseguir a mí en sueños, jajaja.
    Ya está mi subconsciente repitiéndome: hay que probarlas al menos una vez en la vida, hay que probarlas al menos una vez en la vida…
    Besos y feliz semana!

    • Helena dice:

      Jejeje, no sé si podrás resistirte, Noelia… A ciertas cosas es mejor sucumbir (disfrutando)
      Bicos ;-)

  10. Clara dice:

    Madre del amor hermoso, vi una foto hace días, pero con está a mi bebita le van a salir un montón de berlinas por el cuerpo por antojo. ¿Mis preferidas? las de crema de toda la vida, of course, eres terrible Helena, terriblemente tentadora!!!! Diossssssss, en 8 días tengo la prueba de la glucosa y esto es un paraíso para mis ojos, no tanto para mi paladar!!! Felicidades!!! Te han quedado de lujete!!!

    • Helena dice:

      Buen ojo, Clara, esas son mortales… Le di un mordisco a una y salió disparado un chorrete de crema por el otro extremo, en plan pistola-láser-de-propulsión-atómica, ¿¿te lo imaginas?? mmmmMMMM
      Sólo puedo decirte: espérate al 9º día, que merece la pena :-D

      Besotes y gracias!

  11. Me ha parecido extremadamente curioso cómo el tono de tu entrada cambia desde que la inicias hasta que la terminas. Empiezas sonando bastante reticente en el tema de las frituras y terminas casi adorándolas, je je je. Bueno, sé que es un poco exagerado lo que digo y no llegarás a ese extremo, pero ahora te encuentras en otro extremo.

    Una buena fritura no tiene por qué ser pringosamente aceitosa. No creas que soy defensora de las frituras porque en casa las hago con cuentagotas, eh. Pero hay ciertas preparaciones que son lo que son por ir fritas.

    Yo no le pondría reparos a unas berlinas rellenas, no, no. Y además, se me ocurre incluso hacer un relleno doble: crema y mermelada. Ummm, qué malo es esto de imaginarse cosas ricas en el paladar de una ;)

    Besos y feliz semana.

  12. judith dice:

    quina pinta per Deu!!! si mai m’animo a fer donuts, t’asseguro que faré aquesta recepta. Molts petonets guapa

  13. Pues yo tampoco es que abuse de las frituras, pero un frito bien hecho, con su aceite de oliva bien caliente, y dejando después que se escurra el aceitillo tampoco es para huir de él. Sin abusar no está mal de tarde en tarde, y yo estas berlinas tuyas seguro que terminaré haciéndolas, porque me conozco y soy demasiado golosona, pero ahora lo que me llaman son las orejuelas. Esas las llevo haciendo en casa desde que iba al instituto, primero con mi madre y mi hermana, y ahora las hago yo sola, pero si no las hago para mi no existe el carnaval, así que ¡vivan los dulces fritos!, que están riquísimos.
    Besos
    Cristina

  14. Ana dice:

    Ayyy esas tentaciones, pero a veces hay que dejarse llevar por ellas y disfrutar. Te han quedado perfectas, todas parejas. Si tengo que elegir me quedo con las de crema, me recuerdan a esos chuchos que nombrabas. Besos guapa!

    Ana

  15. Tuonela dice:

    Madre mía, y yo preguntándote en mi blog si les habías hecho alguna foto… jajajaja Menudas fotos, guapa! Te han quedado tremendísimos estos munkkis (yo les voy a llamar munkkis por eso de que la tierra tira y porque después de casi tres años viéndolos a diario no los puedo llamar de otra forma :P) y cómo sé a lo que saben doy fe de que están buenísimos. Los rellenos ya para morirse, me quedo con el de crema pastelera que por aquí no se ve y me recuerda a esos chuchos que mencionas, que en mi pueblo se llaman “pepitos”. Me acuerdo de la primera vez que Herra K se comió un pepito y dijo, como el que recupera un sabor perdido de la infancia… “esto es un munkki!”. Pues sí, el mismo perro con distinto collar, eso sí, con cardamomo a espuertas :P

    Un besote.

    • Helena dice:

      ¿Sabes qué? si algún día tengo un perro lo voy a llamar “Munkki” :-D

      Un besote gordo y gracias por esta estupendísima receta!

  16. IFeelCook dice:

    ¡Qué buenas! Me encantan las berlinas. Y encima sin azúcar. Te han quedado estupendas, Helena :)