Bizcocho de yogur relleno de galletas de chocolate con glaseado de chocolate y galletas {o “Cuanto más conozco a la macrobiota, más quiero a mi estropajo”}

 

Ahora que por fin se ha descubierto vida inteligente en el estropajo de cocina (lo siento, Marte), he decidido que es buen momento para volver.
“¡Vida inteligente y manifiestamente activa!”, me he dicho, “eso son miles de potenciales activos seguidores con comentarios y críticas inteligentes!!”
Un chollo así no se ve todos los días.
Y entonces me ha dado por pensar en todas las formas de vida microscópica (2 años dan para pensar en muchas tonterías): microorganismos que, al ser imperceptibles, tendemos a considerar insignificantes, inútiles y hasta innecesarios.
No, no me refiero a los profesores de gimnasia.
Pienso en esa bulliciosa microbiota que habita y florece en nuestros cuerpos y en los miles de virus y bacterias que respiramos sin darnos cuenta. Por ejemplo, ¿alguien ha pensado cómo sobrevive el virus del resfriado mientras está en el aire, antes del contagio? ¿va simplemente flotando por ahí, como un astronauta en el espacio, chocando contra paredes y puertas? ¿aguanta la respiración? ¿durante cuánto tiempo? ¿1 semana, 1 mes?¿¿eternamente?? ¿o se muere de hambre, de sed y de aburrimiento al cabo de un rato?
¿Mantendrán conversaciones como esta?:
-Bufff, está vez ha ido por los pelos…
-¿Pero por qué hemos esperado tanto? ¿por qué no hemos entrado en el primer huésped? ¡¿¿no veías que no paraba de hacerte señas??!
-¿Estás loco? ¿tú has visto lo cachas que estaba ese tío? sus glóbulos blancos nos habrían despellejado en 0,3 segundos.
-Mira, lo único que digo es que soy demasiado viejo para este tipo de vida…
-Vale, escucha: terminamos este trabajo y nos retiramos, ¿conforme?
-¿Prometido?
-Prometido
-Hecho
-Hecho

Alguno dirá que la microbiota no es el problema, sino la macrobiota. Especialmente cuando la macrobiota de turno no respeta el orden de cola en el supermercado.
Hay macrobiotas para dar y tomar: las hay que nunca recogen los excrementos de su perro, aunque su perro esté aliviándose en tus mismísimos zapatos. Hay macrobiotas (normalmente de tipo adolescente) que van por la calle escuchando música a todo volumen, como si creyeran que su vida es una película y tuviera que irles siguiendo la banda sonora todo el rato.
Hay también una alarmante proliferación de macrobiota amarilla extendiénsose por una zona muy concreta de nuestra geografía. Aunque su tenacidad y obstinación son admirables, su nivel de inteligencia es, cuanto menos, discutible.
Definitivamente, hay macrobiota a la que le convendría leer un libro de vez en cuando. O viajar. O simplemente salir y conocer gente.

Pero hay esperanza. Y como siempre, viene de la mano del mejor amigo del hombre: el chocolate (*)

Bizcocho de yogur relleno de galletas de chocolate {con glaseado de chocolate y galletas}

Bizcocho de yogur relleno de galletas de chocolate {con glaseado de chocolate y galletas}


Bizcocho de yogur relleno de galletas de chocolate {con glaseado de chocolate y galletas}

Bizcocho de yogur relleno de galletas de chocolate {con glaseado de chocolate y galletas}

Este no es un bizcocho cualquiera: es un delicioso bizcocho-palíndromo con chocolate y galletas de chocolate tanto en el relleno como en la cobertura exterior. Me gusta la idea de combinar bizcocho y galletas (el colmo de un goloso) y el resultado es impresionante.
Mis galletas favoritas son las de chocolate (atención a éstas) pero pueden utilizarse galletas con frutos secos, carquinyolis con cardamomo y vainilla, galletas rellenas de higo, galletas rellenas de mermelada, galletas rellenas de crema de naranja, galletitas de chocolate, café y brandy
O una mezcla de varias.

Bizcocho de yogur relleno de galletas de chocolate {con glaseado de chocolate y galletas}

Bizcocho de yogur relleno de galletas de chocolate {con glaseado de chocolate y galletas}

No me gusta utilizar ralladura de limón cuando el bizcocho lleva chocolate, por eso aromaticé la masa con vainilla. Pero la naranja sí combina muy bien con el chocolate, así es que en invierno puede sustituirse la vainilla por ralladura de piel de naranja, o incluso emplear ambos.
Como esta es la receta básica de bizcocho de yogur, es importante utilizar una buena unidad de medida: por mi experiencia, con los yogures habituales de 125 gr no se consigue un bizcocho así de grande. Algunas marcas de yogur griego incluso vienen en raquíticos envases de 115 gr, y a menos que se emplee un molde bastante pequeño, el bizcocho también quedará raquítico. Cuanta mayor sea la medida que empleemos, lograremos un bizcocho más alto y con un copete más espectacular. Recordad que habrá que ajustar la cantidad de huevos. Las proporciones de la receta funcionan perfectamente y el resultado es sensacional para las dimensiones del molde indicadas.

Ingredientes (para un molde rectangular de 25x11cm):
Ingredientes para el bizcocho:
* 1 medida de yogur griego (yo he utilizado una medida de yogur de 155 gr)
* 4 medidas de harina con levadura incorporada
* 1 ½ tagatosa (o 3 medidas de azúcar)
* 1 ½ aceite de girasol suave
* 5 huevos grandes
* 1 cucharadita de extracto de vainilla o la ralladura de una piel de naranja
* 20 gr chocolate negro troceado
* 2 galletas de chocolate (yo he utilizado galletas “Virginias” B-San integrales con chocolate y almendras)

Ingredientes para la cobertura:
* 160 gr chocolate negro de cobertura
* 40 gr mantequilla
* 40 gr nata líquida para montar (35,1% mg)
* 2 ó 3 galletas de chocolate (yo he utilizado galletas “Virginias” B-San integrales con chocolate y almendras)

Seguir leyendo

  • Print
  • PDF
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • Netvibes
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Meneame
  • Tumblr
Publicado en Bizcochos | Etiquetas , , , , , | Comentarios desactivados

Vasitos de tiramisú {con galletas de chocolate}

 

Siento una renovada simpatía por Agatha Christie al leer sobre sus dificultades para hacerse con un guardarropa adecuado antes de sus expediciones veraniegas, tal y como describe en el delicioso “Ven y dime cómo vives”. Me la imagino con su traje safari estilo “esposa de los Fundadores del Imperio” catalogando piezas de cerámica a la sombra de una rudimentaria tienda de campaña, a cobijo del sol y la arena.
Ése no es exactamente mi plan estival, pero el hecho de que nuestras vacaciones incluyan senderismo, volcanes, muchos mosquitos (maldita sea), frondosos bosques, playas, sol, frío, calor y altas probabilidades de lluvia, me recuerda un poco a su situación, llegado el momento de elegir el contenido de la maleta.
“Lleva un poco de todo”, oigo decir a mi espalda.
“Un poco de todo” es un buen consejo cuando estás frente a un puchero de lentejas y no sabes si echarles chorizo o verdura. ¡”Un poco de todo” es la respuesta perfecta!
Pero en el complejo mundo del Empaquetado De Viaje, donde cada centímetro cúbico de espacio es tremendamente valioso y un pliegue de más en un pantalón puede mandar al traste horas de minucioso cálculo, la consigna es justamente la contraria.
Cuando viajas con alguien que lleva varias cámaras de fotos y lentes, múltiples juegos de filtros y adaptadores, además de metros de cable y un par de cargadores de baterías, y te señala un hueco reducido en la esquina inferior derecha de la maleta (del tamaño de un bolsillo de camisa): “ésa es tu parte”, te resignas e intentas autoconvencerte de que en realidad, la muda diaria es un lujo socialmente sobrevalorado.
De todas formas, aunque intentes ceñirte a lo estrictamente necesario (según él, todo lo anterior es estrictamente necesario), te dejarás olvidado (un año más) el cepillo de dientes. E inevitablemente volverás a casa con ropa que no te has puesto, zapatos que no has necesitado y libros que no has abierto.

Mientras mi equipaje parece sufrir del mismo mal que mis faldas (encoje a un ritmo incontrolado), me estoy despidiendo de todas esas otras cosas que, por desgracia, no caben en mi maleta.
Por ejemplo, estos vasitos de tiramisú con galletas de chocolate…

Vasitos de tiramisú {con galletas de chocolate}

Vasitos de tiramisú {con galletas de chocolate}

Si es que soy una sentimental.

Vasitos de tiramisú {con galletas de chocolate}

Vasitos de tiramisú {con galletas de chocolate}

Mientras me planteo muy seriamente colar una tarrina de mascarpone en el bolsillo exterior de la maleta, caigo en la cuenta del peso.
No el mío. El de la maleta.
Porque la Segunda Ley del Empaquetado De Viaje advierte: “cualquier equipaje de mano que en casa propia se mantiene en el límite de unos razonables 10 kilos, triplicará su peso en el momento de izarlo y meterlo en el compartimento del avión”.
¿En qué momento tu pequeña y compacta maletita de cabina se ha convertido en una cría de elefante? Misterio.

Vasitos de tiramisú {con galletas de chocolate}

Vasitos de tiramisú {con galletas de chocolate}


Vasitos de tiramisú {con galletas de chocolate}

Vasitos de tiramisú {con galletas de chocolate}

Como se me dan muy mal las despedidas, he procurado incluirlo todo en este tiramisú: mascarpone, chocolate, nata, cacao, galletas…
La receta original para el relleno es de “Recipe Tin Eats” y es fácil, auténticamente italiana (con huevo, café y un buen chorro de licor) y deliciosa.

Creo que puedo sobrevivir 23 días sin mudas, pero… ¿sin mascarpone??

Ingredientes (para 6 vasitos de 200ml):
Ingredientes para el relleno:
* 3 yemas
* 3 claras
* 45 gr tagatosa (o 90 gr azúcar)
* ½ cucharadita extracto de vainilla
* 250 gr mascarpone
* un café expreso solo doble (bien cargado)
* 2 ó 3 cucharadas de Amaretto o Frangelico
* 12 galletas cubiertas de chocolate (yo utilicé galletas Virginias de chocolate con leche B-San sin azúcar)
* sirope de chocolate (opcional)

Ingredientes para la cobertura:
* 230 gr mascarpone
* 150 gr nata líquida para montar (35,1% mg)
* 1 cucharada sopera rasa de tagatosa (o 2 cucharadas soperas rasas de azúcar)
* cacao puro Valor en polvo desgrasado y sin azúcar (para espolvorear)

Seguir leyendo

  • Print
  • PDF
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • Netvibes
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Meneame
  • Tumblr
Publicado en Cremas, Flanes y Mousses | Etiquetas , , , , , | Comentarios desactivados

Vasitos de mousse de fresa, nata y mascarpone

 

“Por qué el Universo se expande pero mis faldas encojen.
Un soliloquio astronómico” (Segunda Parte)

Los departamentos de marketing de las grandes compañías textiles han conseguido grabar en nuestras neuronas el principio “cuanto más apretado, más cómodo” (en una ejecución magistral del doblepensar orwelliano)
Si se para uno a pensar (especialmente durante esas horas muertas en el trabajo), la idea de “moda” es de lo más extraña.
¿Cómo se le explicaría a un alienígena sin hablar antes de la lucha de clases, de la teoría platónica de la belleza, el difícil equilibrio entre el yo, el ello y el superyó, el narcisismo patológico y otras formas de desviación social?
Vaya, no es mal nombre para la próxima colección primavera-verano. Un poco largo, igual.
Sería interesante analizar si el sometimiento a imperativos estéticos (de mejor o peor gusto) aporta alguna ventaja evolutiva al ser humano. En caso afirmativo, ¿es que la biología no tenía otras prioridades? por ejemplo, desarrollar un tercer ojo. O telepatía. O deshacerse de las muelas del juicio…
No tengo nada en contra de la buena apariencia física, pero a veces la deriva roza el ridículo. No sólo por intentar caber en tallas minúsculas diseñadas por algún logaritmo informático en base a parámetros antropométricos imposibles (el mítico 90-60-90 o el engañoso 99-63-91) sino por intentar compensarlo con tallas únicas que no sientan bien absolutamente a nadie.

Mi estrategia ofensiva contra el imperio de la moda (porque el problema no está en vestir sino en que te visten) se basa en un ingrediente: el mascarpone (aunque no lo parezca, esto es un blog de cocina)
Ya puestos a atacar (y preveo una batalla dura e intensa), mejor hacerlo disfrutando.
Concretamente, con uno (o varios) de estos vasitos de mousse de fresa, nata y mascarpone:

Vasitos de mousse de fresa, nata y mascarpone

Vasitos de mousse de fresa, nata y mascarpone


Vasitos de mousse de fresa, nata y mascarpone

Vasitos de mousse de fresa, nata y mascarpone

Además de ser una de las variables fundamentales para el cálculo de la proporcionalidad inversa entre tallas y expansión del Universo, el mascarpone está delicioso.

Vasitos de mousse de fresa, nata y mascarpone

Vasitos de mousse de fresa, nata y mascarpone


Vasitos de mousse de fresa, nata y mascarpone

Vasitos de mousse de fresa, nata y mascarpone

Los ingredientes de esta mousse son prácticamente los mismos que los de la tarta fría de fresas, nata y mascarpone y el resultado es excepcionalmente bueno.

Vasitos de mousse de fresa, nata y mascarpone

Vasitos de mousse de fresa, nata y mascarpone

Se utilizan dos tipos de crema: una básica de nata, mascarpone y limón y otra a la que se añaden fresas trituradas. La disposición de las cremas en diagonal lo hace más presentable, aunque no es indispensable.
La cobertura la gelatina de fresas es el broche de oro de un postre perfecto y nada complicado.

Ingredientes (para 8-9 vasitos pequeños):
Ingredientes para la crema de fresa:
* 500 gr fresas
* 6,6 gr gelatina neutra (4 hojas, aprox)
* 50 gr tagatosa (o 100 gr azúcar)
* 2 cucharadas de agua
* 125 gr mascarpone
* 125 gr nata líquida para montar (35,1% mg)
* 20 gr tagatosa (o 40 gr azúcar)

Ingredientes para la crema blanca:
* 125 gr mascarpone
* 200 gr nata líquida para montar (35,1% mg)
* una pizca de ralladura de piel de limón
* 1 cucharadita rasa de tagatosa (o 2 cucharaditas rasas de azúcar)

Seguir leyendo

  • Print
  • PDF
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • Netvibes
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Meneame
  • Tumblr
Publicado en Flanes y Mousses | Etiquetas , , , | Comentarios desactivados

Bizcocho relleno de mermelada con cobertura de chocolate y galletas de frutos rojos {Colaboración}

 

No suelo hablar de mis logros personales porque me llevaría menos de medio minuto (incuyendo una extensa introducción de 27 segundos) A eso se suma que considero la modestia una virtud admirable, además de una cualidad personal de lo más atractiva (tomen nota, señores)
Dicho lo cual, hoy me lo voy a saltar.
Por toda la cara.
Porque esta entrada trata sobre un logro. Insignificante, comparándolo con grandes méritos de la humanidad, pero bastante importante para mí.

Para entenderlo, hay que rebobinar unos cuantos años atrás (las buenas historias empiezan con un breve prólogo) y entender que estudié la rama que no quería, la carrera que no me gustaba y entré a trabajar donde menos me apetecía (todo eso tiene una causa y se llama “ausenciadeorientadorestudiantil”)
Pero con el tiempo uno busca válvulas de escape, como la masa de las empanadas al hornearse.
Los hay que deciden entregarse en cuerpo y alma al estudio de las bebidas espirituosas, los hay que se apuntan a cursos de ufología (suelen ser los mismos de las bebidas espirituosas) y otros escriben blogs contando al mundo, sin ningún pudor, sus secretos más íntimos… (¡como si a alguien le interesaran!)

Sea cual sea nuestro interés, a todos nos gusta tener éxito. Y que reconozcan nuestro trabajo.
Por eso, el haber recibido una oferta, haber publicado una receta y haber cobrado por mi trabajo, tiene un gran significado.
Quien la ha publicado es el blog de la marca “Virginias”, la receta es ésta y la de los cursos de ufología NO soy yo:

Bizcocho relleno de mermelada con cobertura de chocolate y galletas de frutos rojos {Colaboración}

Bizcocho relleno de mermelada con cobertura de chocolate y galletas de frutos rojos {Colaboración}


Bizcocho relleno de mermelada con cobertura de chocolate y galletas de frutos rojos {Colaboración}

Bizcocho relleno de mermelada con cobertura de chocolate y galletas de frutos rojos {Colaboración}

El bizcocho es tierno y delicioso, tiene un relleno y una cobertura sensacionales y es bonito hasta decir basta.

Bizcocho relleno de mermelada con cobertura de chocolate y galletas de frutos rojos {Colaboración}

Bizcocho relleno de mermelada con cobertura de chocolate y galletas de frutos rojos {Colaboración}


Bizcocho relleno de mermelada con cobertura de chocolate y galletas de frutos rojos {Colaboración}

Bizcocho relleno de mermelada con cobertura de chocolate y galletas de frutos rojos {Colaboración}

Las buenas historias, además de prólogo, tienen un final feliz.
Y figurar dada de alta en el epígrafe correspondiente a “pintores, escultores, ceramistas, artesanos, grabadores y artistas similares” me parece una inmejorable conclusión.

Os dije que esta entrada iba sobre mí, pero si vuestro fuerte no es escuchar confesiones y estáis dándole a la ruedecita del ratón como locos buscando la receta, aquí tenéis el paso-a-paso de este bizcocho relleno de mermelada con cobertura de chocolate y galletas de frutos rojos.

Que lo disfrutéis.

 

  • Print
  • PDF
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • Netvibes
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Meneame
  • Tumblr
Publicado en Bizcochos | Etiquetas , , , , , , | 2 Comentarios

Tarta fría de fresas, nata y mascarpone

 

Pese a la sabiduría acumulada por la Humanidad a lo largo de un buen puñado de milenios, hoy en día todavía existen grandes enigmas sin resolver.
Por ejemplo:
1º ¿Cuál es la naturaleza de la materia oscura?
2º ¿De dónde sale la antimateria? ¿La antimateria es lo mismo que la materia pero con signo negativo? ¿Puede restar la materia? (en caso afirmativo, que alguien explique cómo a mi báscula, por favor)
3º ¿Es factible un universo de 10 dimensiones, como postula la teoría de supercuerdas? Pues apuesto a que en alguna se me está viendo el escote…
4º O el más intrigante de todos los misterios jamás planteados al ser humano:
¿Cómo es posible que el Universo esté en constante expansión pero mis faldas encojan?

No pretendo saber la respuesta a ninguno de estos interrogantes (sobre todo porque aún tengo colgando la física de 3º BUP) sino traer un poco de calma y serenidad al agitado estado de vuestras conciencias. Y es que noto que, con la llegada del verano, el tema de la expansión acelerada del Universo en proporcionalidad inversa al tamaño de las tallas está quitándole el sueño a más de uno.
Si la argumentación escrita resulta demasiado abstracta, quizá ayude su formulación matemática, que vendría siendo así:

CapturaDonde k = -GMm

Vamos a ver, relativicemos:
El conocido como “Big Rip” tendrá lugar dentro de (hora más, hora menos) 10 millones de años, lo que nos da cierto margen.
Por otro lado, si el “Big Rip” (o su opuesto “Big Crunch”) acaban con toda la vida conocida, ¿de verdad te vas a preocupar por lo que llevas puesto?

Después de un concienzudo análisis físico-cuántico de las dietas “operación bikini” (que tanta desdicha han traído a la Humanidad desde su publicación en alguna revistilla de tocador), he decidido que no me importa si el bañador me marca los michelines. Es más, estoy dispuesta a hacer proclama orgullosa de mis acomplejados michelines en homenaje a Edwin Powell Hubble y Milton Lasell Humason.
¿Que cómo pienso hacerlo?
Esta tarta me lo va a poner muy fácil:

Tarta fría de fresas, nata y mascarpone

Tarta fría de fresas, nata y mascarpone


Tarta fría de fresas, nata y mascarpone

Tarta fría de fresas, nata y mascarpone

Pese a mi mediocre expediente académico, siempre me he considerado una persona de ciencia. Y la ciencia exige experimentación.
Que levante la mano: ¿quién quiere experimentar con un trocito de tarta de fresa, nata y mascarpone cubierta de (más) nata y mascarpone?

Tarta fría de fresas, nata y mascarpone

Tarta fría de fresas, nata y mascarpone

La receta original es del blog “Glutenfree on a Shoestring”, a la que añadí (sobre la marcha) una capa de gelatina de fresa intermedia que luce y sabe fantásticamente bien:

Tarta fría de fresas, nata y mascarpone

Tarta fría de fresas, nata y mascarpone

Desde un punto de vista estrictamente empírico (es decir, intentando refrenar mis inclinaciones naturales hacia cualquier cosa dulce que se me ponga al frente y basándome en el puro análisis objetivo), la tarta es simplemente deliciosa.
El relleno de mascarpone y nata es tan suave que se deshace en la boca como una auténtica mousse. Estuve tentada a incrementar la cantidad de gelatina, pero me encanta su textura.
No sé si es porque los bonitos remolinos de mascarpone me recuerdan a las espirales de Fibonacci, pero no puedo apartar los ojos de esta tarta…
La ciencia está servida:

Ingredientes (para un molde redondo de 23cm diámetro):
Ingredientes para la base:
* 225 gr galletas (yo utilicé galletas “Digestive” Gullón sin azúcar)
* 85 gr mantequilla semi fundida (no derretida)

Ingredientes para el relleno:
* 700 gr fresas limpias
* 3 ó 4 cucharadas de agua
* 70 gr tagatosa (o 140 gr azúcar)
* 14,4 gr gelatina neutra (aproximadamente 9 hojas)
* 250 gr nata líquida para montar (35,1% mg)
* 500 gr mascarpone
* 30 gr tagatosa (o 60 gr azúcar)

Ingredientes para la cobertura:
* 345 gr mascarpone
* 150 gr nata líquida para montar (35,1% mg)
* 1 cucharada sopera rasa de tagatosa (o 2 cucharadas soperas rasas de azúcar)
* una pizca de vainilla natural (opcional)
* una cucharadita de fresas liofilizadas en grano o en polvo (opcional) (para decorar)

Seguir leyendo

  • Print
  • PDF
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • Netvibes
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Meneame
  • Tumblr
Publicado en Tartas | Etiquetas , , , , | Comentarios desactivados

Galletas-lamington {rellenas de mermelada de fresa}

 

Hace poco leí un artículo cuyo titular anunciaba “Los países más felices del mundo” (fuente Extra Bold a 20 puntos, lo que en tipografía equivale a un berrido) refiriéndose a un informe de 2017 de Naciones Unidas. Como cabía esperar, el “Top 10″ lo copan 5 inevitables neo-paraísos escandinavos con Noruega a la cabeza (o nos tienen a todos muy engañados, o no sé qué hacemos nosotros todavía aquí), además de Suiza (por su fácil acceso al chocolate), Holanda (por su fácil acceso a otras sustancias), Canadá, Nueva Zelanda y Australia.
Mi opinión es que este tipo de estudios sirven para poco más que envolver el filete de pescado antes de guardarlo en la nevera (me recuerdan demasiado a articulos del estilo “los mejores lugares de Europa para besarse”, con los que sospecho comparten veracidad y rigor) y me ha dado por pensar si entre las variables analizadas en el dichoso informe se ha tenido en cuenta la calidad de la gastronomía local, o la de sus restaurantes, o la simpatía de los camareros. O la facilidad para encontrar mesa, sin reserva previa, un viernes por la noche.
Como imagino que sí (de algún modo hay que llenar páginas y justificar la factura), ahora empiezo a entender por qué Australia ocupa la novena posición mundial.
No, lo de Noruega no tiene explicación posible, no le demos más vueltas.

Sólo conozco una receta australiana (que levante la mano quien sepa alguna más) pero es tan absolutamente perfecta, tan redonda, tan bonita y tan bien hecha, que merece estar en el “Top 10″ del ranking de mejores recetas del planeta (y si todavía no existe, ¿a qué estamos esperando?)
Por supuesto, me refiero a los lamington.
Y a sus primos-hermanos, estas preciosas “galletas-lamington”:

Galletas-lamington {rellenas de mermelada de fresa}

Galletas-lamington {rellenas de mermelada de fresa}


Galletas-lamington {rellenas de mermelada de fresa}

Galletas-lamington {rellenas de mermelada de fresa}

Si pudiera pasarme el día comiendo lamingtons (al estilo clásico, en galleta o en brownie), apuesto a que mis niveles de felicidad en sangre subirían varios enteros.

Galletas-lamington {rellenas de mermelada de fresa}

Galletas-lamington {rellenas de mermelada de fresa}

La receta es muy sencilla: se parte de una receta-base de galleta de mantequilla y se replican los pasos del relleno, montaje y baño de chocolate.

Galletas-lamington {rellenas de mermelada de fresa}

Galletas-lamington {rellenas de mermelada de fresa}

No sé vosotros, pero después de leer “baño” y “chocolate” yo ya me siento mucho más feliz…

Ingredientes (para 25 galletas de 7 cm diámetro):
* 220 gr mantequilla a temperatura ambiente
* 2 huevos medianos
* 105 gr tagatosa (o 210 gr azúcar)
* ralladura de piel de un limón mediano
* 500 gr harina
* 5 gr (una cucharadita) levadura química de repostería

Ingredientes para el relleno:
* mermelada de fresa, frambuesa o frutos rojos (yo utilicé mermelada de fresa Helios “Diet” sin azúcar)

Ingredientes para la cobertura:
* 240 gr leche entera
* 60 gr mantequilla
* 140 gr chocolate para postres o de cobertura (yo utilicé chocolate “Valor” para fundir sin azúcar)
* 250 gr coco rallado deshidratado

Seguir leyendo

  • Print
  • PDF
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • Netvibes
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Meneame
  • Tumblr
Publicado en Galletas | Etiquetas , , , , | 2 Comentarios