Lángos {pan frito de patata} con salsa tzatziki

 

De vez en cuando leo alguna entrevista a un famosete de turno que se jacta de no tomar carne, grasas animales, cereales, patatas ni arroz y afirma alimentarse a base de huesos de aceituna, jugo de remolacha y moluscos de roca crudos (poco más hay donde elegir) Gracias a eso (sonríe a la cámara), consigue esa silueta de avispa y un cutis aterciopelado que oculta a la perfección toda huella de bisturí.
Pero el mérito, insiste (sin una pizca de rubor), es de la dieta, no de las horas de cirugía (ni de gimnasio, ni de masajes antiestrés, ni de los siete estratos de maquillaje o de las siestas reparadoras que esta menda se pierde…) Algunos afirman, muy orgullosos, que sus hijos no han probado en su vida un mendrugo de pan (faltaría más, semejante veneno)

Cuando leo estas cosas (y algunos encima se las dan de cocinillas), me entran unas ganas terribles de llamar a Servicios Sociales y de plantufarles bajo la nariz un plato de estos lángos bien calientes, bien grasientos y bien olorosos.
Temblando se me iban a quedar al ver esta delicia:

Lángos {pan frito de patata} con salsa tzatziki

Lángos {pan frito de patata} con salsa tzatziki

La delicia en cuestión es un pan frito preparado con harina, huevos y patata cocida.
Sí, una bomba para los sentidos, paladar incluido.
Es un pan sabroso y contundente, y si os agenciáis unas lonchas de queso y de jamón, arreglamos una cena.

Lángos {pan frito de patata} con salsa tzatziki

Lángos {pan frito de patata} con salsa tzatziki

Por lo que he podido googlear, el origen de este pan se encuentra en Hungría y otros países de centro Europa. En mi caso, el origen fue la estupenda clase de panes y bollos del sábado pasado (ya me decían mis padres que la formación tiene recompensa…!)
Como buen pan centroeuropeo, lo suyo es servirlo mojado en una buena crema agria (a base de nata cortada con limón), aunque también se sirve espolvoreado con queso rallado, bañado en salsas o azucarado, en versión dulce.
Lo de la crema agria no suena mal (seguramente también es parte de la dieta de nuestro amigo el famoso), aunque es claramente mejorable. Así es que opté por otra salsa para acompañar, de pinta mucho más apetitosa y nombre algo impronunciable: la tzatziki (salsa de yogur y pepino)

Lángos {pan frito de patata} con salsa tzatziki

Lángos {pan frito de patata} con salsa tzatziki

Dos recetas por el precio de una, no os podéis quejar. Una es más sencilla que la otra (todo lo complicado que tiene pronunciar tzatziki lo tiene de fácil una vez nos ponemos a prepararla), pero ambas combinadas, merecen la pena.
Por cierto, según Wikipedia, lángos se pronuncia /lángosh/ (por si se lo queréis soltar al famosete en cuestión si os lo cruzáis algún día en la calle)

Ingredientes:
Ingredientes para los lángos (para 6 piezas):
* 350 gr harina
* 150 gr patatas
* 11 gr levadura seca de panadería
* 2 huevos medianos
* 5 gr azúcar (opcional)
* 8 gr sal
* 70 gr agua tibia
* aceite de girasol (para freír)

Ingredientes para la salsa tzatziki:
* medio pepino pequeño
* 250 gr yogur griego natural
* 1 diente de ajo
* 4 hojas de menta fresca
* 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
* 1 cucharada de vinagre de vino blanco (o de limón)
* una pizca de sal

Seguir leyendo

  • Print
  • PDF
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • Netvibes
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Meneame
  • Tumblr
Publicado en Pan | Etiquetas , , , , | Deja un comentario

Carquinyolis con chocolate y pistachos

 

Ya os he hablado alguna vez de lo mucho que me gustan las galletas. En general, son muy fáciles de preparar (con pocos pasos basta y hasta cuando salen irregulares y feas podemos colgarles la etiqueta de “rústicas” y quedamos como unos profesionales) y muy tuneables (unas cucharadas de cacao, de limón, de té, de canela, café, coco… y las galletas saben completamente distinto)
En muchos casos, el “pero” (¿por qué en la vida hay tantos “peros”?) está en la mantequilla con la que se preparara la mayoría de las recetas-base de galletas.
Ahí viene la segunda parte de mi confesión:
También os he hablado de lo mucho que me gustan los carquinyolis (o cantuccini, sus homólogos italianos) precisamente porque no incluyen la mantequilla (ni el aceite ni la manteca) entre los ingredientes. Los verdaderos carquinyolis se preparan con una base de harina, almendra y huevo. El horneado en dos tiempos les da un acabado algo basto y una textura crujiente muy característica.
Y, por supuesto, también son muy tuneables. De momento los llevo hechos con chocolate blanco y con nueces, avellanas y cardamomo, pero me faltaba la versión que os traigo hoy, con chocolate y pistachos, que viene siendo algo así:

Carquinyolis con chocolate y pistachos

Carquinyolis con chocolate y pistachos


Carquinyolis con chocolate y pistachos

Carquinyolis con chocolate y pistachos

El preparado-base es el mismo: huevos y harina (en esta ocasión no he incluido almendra molida), al que se añade unas cucharadas de cacao puro en polvo, pepitas de chocolate y, para jugar con los contrastes de color, un puñado de pistachos troceados.
Para los más golosos, también se puede optar con un baño posterior en chocolate fundido:

Carquinyolis con chocolate y pistachos

Carquinyolis con chocolate y pistachos

El resultado es una galleta de chocolate más tierna y quebradiza que los carquinyolis “auténticos”, pero con un intenso sabor a cacao.

Ingredientes (para 12-14 unidades):
* 180 gr harina
* 75 gr tagatosa (o 150 gr azúcar)
* 40 gr cacao puro (yo utilicé cacao “Valor” desgrasado sin azúcar)
* 2 huevos medianos
* 5 gr levadura química de repostería
* 45 gr pistachos pelados y sin cáscara
* 60 gr pepitas de chocolate (yo utilicé chocolate con leche “Valor” sin azúcar)
* chocolate de cobertura o chocolate para fundir (opcional)

Seguir leyendo

  • Print
  • PDF
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • Netvibes
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Meneame
  • Tumblr
Publicado en Galletas | Etiquetas , , | 3 Comentarios

Pan con salsa pesto, queso y tomatitos secos

 

Pregunta:
¿Qué ocurre cuando se cruza este pane bianco relleno de tomatitos secos con esta trenza rellena de pesto?
Respuesta:
Que el resultado es una nueva especie gastronómica tan deliciosa como ésta:

Pan con salsa pesto, queso y tomatitos secos

Pan con salsa pesto, queso y tomatitos secos

La nueva especie es un pan trenzado relleno de salsa pesto, tomatitos secos deshidratados y queso de cabra, que está bueno hasta decir basta.

Pan con salsa pesto, queso y tomatitos secos

Pan con salsa pesto, queso y tomatitos secos

Todo es bonito y delicioso en esta hogaza: ese veteado, el intenso sabor a albahaca, la miga tierna y esponjosa…

Pan con salsa pesto, queso y tomatitos secos

Pan con salsa pesto, queso y tomatitos secos


Pan con salsa pesto, queso y tomatitos secos

Pan con salsa pesto, queso y tomatitos secos

La masa está enriquecida con aceite, leche y huevo, lo que le da una textura esponjosa similar a la de un brioche. Se mantiene fresca de un día para el otro sin ningún problema, de modo que es el pan perfecto para prepararlo con antelación sin miedo a que se reseque.

Demos la bienvenida a la albahaca con una salsa pesto que está para mojar pan…
¡Y qué pan!

Ingredientes para la masa:
* 420 gr harina de fuerza
* 10 gr levadura seca de panadería
* 60 gr agua tibia
* 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
* 125 gr leche tibia
* 1 cucharadita de azúcar (opcional)
* 1 cucharadita de sal
* 1 huevo mediano

Ingredientes para el relleno:
* 4 cucharadas de salsa pesto
* 25-50 gr rulo de queso de cabra
* 8 ó 10 tomatitos secos en aceite
* queso cheddar, gruyère o emmental

Seguir leyendo

  • Print
  • PDF
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • Netvibes
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Meneame
  • Tumblr
Publicado en Pan | Etiquetas , , , , | 5 Comentarios

Nudos de hojaldre rellenos de frangipane

 

Le estoy sacando un jugo increíble a la receta de hojaldre rápido y fácil (ojo, de verdad que es realmente fácil y rápido) Quién iba a decirlo cuando me lancé sobre esos deliciosos “mugis” (y “lanzarse” es el verbo adecuado)
Desde entonces, mi afición al hojaldre ha subido 10 enteros (o más), superando a la que, para mí hasta hoy, era la madre de todas las masas: el brioche.
¿Ventajas? Un par:
1º Es más sencillo de preparar (la masa es menos húmeda, resulta más manejable y puede trabajarse a mano sin necesidad de sofistados útiles autómatas)
2º Se mantiene más tiempo fresca (el brioche comienza a endurecerse a partir del momento en que sale del horno)

Por eso decidí preparar estas caracolas (o nudos o knots o rolls o como queráis llamarlos) con esa versión de hojaldre rápido.
No quiero ni pensar lo impresionantemente buenos que tienen que quedar con una masa de hojaldre-hojaldre extra mantequillosa… Ahí queda la idea.

Nudos de hojaldre rellenos de frangipane

Nudos de hojaldre rellenos de frangipane

Nudos de hojaldre rellenos de frangipane

Nudos de hojaldre rellenos de frangipane

Pero la masa no es lo mejor de estos nudos, sino el relleno: una frangipane (la versión suave del mazapán) pelín borracha (podéis prescindir del chorrito de brandy) que aportan humedad a la masa y permiten que se mantenga tierna durante más tiempo.

Nudos de hojaldre rellenos de frangipane

Nudos de hojaldre rellenos de frangipane

En lugar de frangipane podéis utilizar un relleno más evidente y socorrido (y no por eso menos exquisito): chocolate (en modo Nocilla o ganache para poder untar la masa y que os sea más fácil enrollarla)
Otras variaciones podrían ser diferentes tipos de mermelada, crema pastelera, lemon curd
¿Se os va abriendo el apetito?

Ingredientes (para 8 unidades):
Ingredientes para la masa rápida de hojaldre:
* 250 gr harina de fuerza
* 10 gr levadura seca de panadería
* 1 huevo mediano
* 95 gr leche
* 25 gr tagatosa (o 50 gr azúcar)
* una pizca de sal
* 100 gr mantequilla semi-dura
* 1 huevo batido (para pintar)

Ingredientes para la frangipane:
* 150 gr almendra molida
* 75 gr tagatosa (o 150 gr azúcar)
* 50 gr mantequilla en pomada
* un chorrito de brandy, cognac o leche

Seguir leyendo

  • Print
  • PDF
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • Netvibes
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Meneame
  • Tumblr
Publicado en Hojaldre | Etiquetas , , , , | 4 Comentarios

Pretzel-Brezel {buns}

 

Hace unas semanas me apunté a unos cursos de cocina temáticos.
Como alumna, por supuesto. Sí, la verdad ha sido revelada: no soy una gran cocinera (ni siquiera una cocinera medianeja), así es que los cursos son una especie de “clases de refuerzo”. Pero son divertidas y pasamos un buen rato.
Y se aprenden muuuuchas cosas.
Por ejemplo, el último día, mi compañera de taburete me preguntó sobre una de las plazas de abastos que hay en el centro de Coruña. Le contesté: “ah, es que nunca he entrado en un Mercado”. Me miró extrañada y, como si necesitara darme un empujoncito para que yo la entendiera (debió parecerle evidente que mi cabeciña no dicurría por el sendero de la lógica gastronómica), añadió con toda la buena intención: “en los mercados tienen un pescado fresco estupendo”. Me encogí de hombros y respondí: “es que nunca compro el pescado fresco”. Por suerte, evité a tiempo añadir “… porque siempre lo compro congelado”.
Hay cosas que nunca debería decir en voz alta. Y menos en Galicia.
Este es mi consejo del día: si alguna vez asistís a un curso de cocina, nunca reveléis que os gusta la sopa de sobre o que compráis las barritas de salmón en Ikea. Ciertas intimidades es mejor que sólo las conozca vuestro abogado (o vuestro psiquiatra)
Dicho lo cual, de verdad que las clases son muy divertidas.
Y además, el precio incluye una cerveza al terminar. ¿Qué más se puede pedir?

En el último taller de bollos y panes, preparamos unos pretzels deliciosos y con una forma trenzada perfecta (perfectos los de la profa, claro, no los nuestros)
Después de repetir el dichoso lazo en casa dos veces (además de cocinera medianeja, va a resultar que soy una alumna medianeja!), los pretzel se negaban a salir perfectos: que si el lazo muy grueso, que si al hervirlos se hinchaban demasiado…
Después de esas dos hornadas, desistí y obté por una versión para dummies que os traigo hoy: pretzel buns, o bollitos-pretzel-para-quien-no-tiene-experiencia-en-nudos-marineros:

Pretzel-Brezel {buns}

Pretzel-Brezel {buns}

Los pretzel son piezas de pan con forma de lazo que se sumergen en una solución de agua y bicarbonato antes de hornearse. Eso les da un color tostado curioso y un sabor peculiar que, sinceramente, no he logrado distinguir. Pero todo sea por seguir las tradiciones y cumplir con el ritual del baño con bicarbonato.
Pero de una cosa no hay duda: la miga es sensacional, y creo que la forma de bollito ayuda a que la masa se esponje todavía más.

Pretzel-Brezel {buns}

Pretzel-Brezel {buns}

Generalmente se espolvorean con sal gruesa (o sal Maldon), aunque las variaciones son muchas. Después de dos hornadas con granos de sal, ésta la preparé con semillas de amapola y sésamo.
Os aconsejo que si optáis por la sal, aumentéis la cantidad de azúcar. En la receta original que seguimos, se añadían 50 gramos de azúcar, que yo rebajé a 15 gramos (únicamente para activar la levadura en el paso inicial)
Con más azúcar, la masa es más dulce y el contraste con los granos de sal mucho más sabrosos.
Si preferís utilizar semillas, creo que los 15 gramos de azúcar son correctos, y el sabor es similar al de un pan de molde.

Pretzel-Brezel {buns}

Pretzel-Brezel {buns}

Que no os asuste el tema del baño en bicarbonato. Es un paso muy sencillo y muy rápido.
Lo mejor de estos panecillos es su miga tierna y esponjosa, que se consigue a base de una masa húmeda y algo pegajosa. Tened la precaución de trabajar con una espátula para evitar incorporar demasiada harina y os quedarán unos bollitos Pretzel-brezel de matrícula de honor:

Ingredientes (para 8 piezas):
Ingredientes para la masa:
* 5,5 gr levadura seca de panadería
* 15 gr azúcar (opcional)
* 250 gr leche tibia
* 380 gr harina
* 2 cucharadas soperas de agua
* 1 cucharada sopera de aceite de girasol
* 5 gr (1 cucharadita) de sal

Resto de ingredientes:
* 2 l agua
* 80 gr bicarbonato
* un huevo batido
* semillas de amapola, lino, sésamo o sal Maldon

Seguir leyendo

  • Print
  • PDF
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • Netvibes
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Meneame
  • Tumblr
Publicado en Pan | Etiquetas , , | 2 Comentarios

Gratinado de berenjenas, pimiento y tomate {con mayonesa}

 

La receta de hoy estaba llamada a ser una de esas “recetas sanas”.
Verduritas asadas, sin más historias.
Al final las verduritas han derivado en un festín de quesos fundentes, aceite de oliva virgen y capas de mayonesa para mojar (y mojar y mojar…) kilo y cuarto de pan. Esto me recuerda a una versión surrealista del Rey Midas: receta que toco, receta que cargo con trillones de calorías…
La verdad es que no he sido tan mala. Podría haber frito todas las verduras y entonces sí sería una bomba. Decir que la receta de hoy tiene trillones de calorías no es muy justo. Dejémoslo en que es un número seguido de varios ceros. No os diré exactamente cuántos (¿para qué amargarse mientras se disfruta comiendo?)

La historia empezó bien, con una berenjena y un pimiento asados. En esto se me coló una cebolla frita, unas cuantas cucharadas de mayonesa y, cuando quise darme cuenta, el cheddar y el parmesano también se habían apuntado a la fiesta…
Ya se siente, pero es que encima el invento va y sale muy bueno.

Gratinado de berenjenas, pimiento y tomate {con mayonesa}

Gratinado de berenjenas, pimiento y tomate {con mayonesa}

La idea es muy simple: capas alternas de verduras con mayonesa y queso.
Me estoy aficionando a sustituir la bechamel por mayonesa, me parece más ligera y menos indigesta (y también más fácil y rápida de preparar) Tiene un sabor menos empalagoso y, sorprendentemente, queda muy bien gratinada.

Gratinado de berenjenas, pimiento y tomate {con mayonesa}

Gratinado de berenjenas, pimiento y tomate {con mayonesa}

Si sois gente realmente dura y los quesos fundentes, el aceite y el huevo no os hacen temblar el pulso…
…probad la versión bocadillo.
Simplemente deliciosa:

Gratinado de berenjenas, pimiento y tomate {con mayonesa}

Gratinado de berenjenas, pimiento y tomate {con mayonesa}

Cuando se prueba algo así, se entiende el concepto “comfort food”. Es un plato gustoso, de sabores primarios, contundente y que deja el estómago satisfecho y contento. Me recuerda un poco al típico acompañamiento de las hamburguesas o los perritos calientes (cebolla bien crujiente, rodajas de tomate, pimientitos y chorretones de salsa…)
¿Os siguen preocupando las calorías? (esas antipáticas…)

Ingredientes (para 2-3 personas):
* 1 berenjena grande
* 1 pimiento rojo grande
* 1 cebolla grande
* 2 tomates grandes maduros
* 200 gr mayonesa
* queso cheddar rallado
* queso tipo parmesano rallado
* orégano, estragón, sal y pimienta
* aceite de oliva virgen extra

Ingredientes para la mayonesa:
* 200 ml aceite de girasol
* 1 huevo mediano
* unas gotas de vinagre balsámico de Módena
* una pizca de sal y de pimienta negra molida
* una pizca de estragón

Seguir leyendo

  • Print
  • PDF
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • Netvibes
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Meneame
  • Tumblr
Publicado en Verduras y Legumbres | Etiquetas , , , , , | 3 Comentarios