Quiche de nueces, bacon y manzana

 

A medida que el otoño se recrudece (ya han llegado la lluvia y el viento y sólo falta que se presente el frío para tener la fiesta completa), me apetecen cada vez más los platos de horno calentitos. No me van especialmente las sopas y los purés (excepto cuando estoy resfriada, muy perezosa o, peor aún, ambas cosas a la vez), así es que normalmente recurro a las tartas saladas.
¿Por qué? porque son fáciles, son muy sabrosas (¿que plato de verdura puede competir con una masa de mantequilla, queso, huevo y nata?) y si se eligen bien los ingredientes, son también un plato completo con el que arreglas una comida.
Hoy vengo con una quiche un poco especial. No es la clásica tarta de puerros y bacon (ñaaaam) ni tampoco la masa quebrada es la clásica de harina y mantequilla.

Pero vayamos por partes.
Primero, unas fotos para ir abriendo boca:

Quiche de nueces, bacon y manzana


Quiche de nueces, bacon y manzana

Y ahora vamos al tema: ¿qué tiene esta quiche de especial?
Pues dos cosas:
El relleno es una combinación salada y dulce de bacon, huevos, nata, cebolla y manzana. Sé que normalmente utilizo puerro, pero esta vez el plato me pedía una cebolla bien picadita, no me preguntéis por qué.
En segundo lugar, la masa quebrada lleva un ingrediente invitado: la nuez molida (y visto lo bien que se ha portado, seguro que la invito más veces) La nuez le da un sabor y un aroma muy particular, y en mi opinión queda mejor molida e integrada en la masa que entera o troceada en el relleno (cuestión de gustos, claro)

Por supuesto, todo se completa con nata líquida, huevos, una pizca de especias y tres tipos de queso: parmesano, cheddar (lo podéis sustituir por cualquier otro queso curado) y rulo de queso de cabra. También podéis añadir unas cucharaditas de queso azul (personalmente, no me va demasiado)

Quiche de nueces, bacon y manzana

A nosotros nos ha encantado, y eso que esta era una receta experimental de esas que haces con miedo a que el invento acabe en la basura y tú comiendo un bocadillo…
En este caso (por suerte!), os garantizo que el experimento ha quedado de 10.

Ingredientes (para un molde redondo de 29cm diámetro):
Ingredientes para la masa quebrada:
* 200 gr harina común
* 100 gr nueces molidas
* 100 gr mantequilla fría cortada en dados
* ½ cucharadita sal
* 2 cucharadas de agua fría

Ingredientes para el relleno:
* 100 gr bacon en tiras
* una cebolla grande
* 2 manzanas maduras de tamaño mediano
* 200 ml nata líquida ligera (18% mg)
* 3 huevos medianos
* una pizca de sal
* una pizca de pimienta negra molida
* una pizca de nuez moscada
* dos cucharadas colmadas de queso rallado tipo parmesano
* dos cucharadas colmadas de queso rallado Cheddar curado
* 50 gr rulo de queso de cabra

Seguir leyendo

  • Print
  • PDF
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • Netvibes
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Meneame
  • Tumblr
Publicado en Quiches y Galettes | Etiquetas , , , , | 3 Comentarios

Tarta de ricotta y peras con masa integral de chocolate

 

“-Este Noviembre he sido buena, doctor. No he sucumbido a los panellets, ni a los huesitos de Santo ni demás pastitas de mazapán. He visto un montón de recetas a cuenta del maldito Halloween, por no hablar de tartas de calabaza y yo ni mú, callada como una estatua… Perdón, ¿cómo dice? ¿la tarta? ya, eeeem, verá… es que va a ser mi cumpleaños, ¿sabe? y…”
Estoy ensayando para cuando me toque visita con el endocrino. ¿Creéis que le convenceré? Puedo acompañar el discurso de alguna lagrimilla oportuna, si hace falta.
No sé, tengo mis dudas de que sea del tipo de los que se dejan camelar cuando vea este pedazo tarta:

Tarta de ricotta y peras con masa integral de chocolate

Claro que, igual, si le llevo un trozo, se me ablanda, ¿no?

Tarta de ricotta y peras con masa integral de chocolate

Quizá, si le insisto con lo del chocolate fundido…

Tarta de ricotta y peras con masa integral de chocolate

En fin, creo que es una batalla perdida.
Más me vale explicaros a vosotros (lectores más indulgentes y goloso, sospecho) las virtudes de esta deliciosa tarta de queso.
Para empezar, no lleva un queso cualquiera: lleva ricotta (y ahora deberíais afirmar todos con la cabeza entonando un “aaaaaah, por supuesto”) El ricotta es uno de los quesos más suaves y exquisitos que existen, aunque de sabor más neutro y no tan dulce como el mascarpone (si el ricotta es todavía un joven Padawan, el mascarpone es un acreditado Maestro Jedi, y disculpad la frikada: llevo 5 minutos delante de la pantalla y no se me ha ocurrido ningún otro símil)
En segundo lugar, acompañando al relleno de crema de ricotta y vainilla, tenemos unos gajos de pera (cuanto más madura, mejor), disimulados en la base de la tarta (lo que provocará el desconcierto, seguido de un inmenso placer y una ovación de aplausos, entre vuestros comensales)
Y en tercer lugar, tenemos una masa quebrada de chocolate. “¿Chocolate?” No, no chocolate así a secas, sin más: chocolate con almendra molida, ralladura de naranja y harina integral. “Aaaaaah…” (a estas alturas ya es mejor que no cerréis la boca)

Bien pensado, es preferible que hagáis la tarta en casa y habléis vosotros con mi endocrino.
¿Trato hecho?

Ingredientes (para un molde desmontable de 24cm diámetro)
Ingredientes para la masa quebrada:
* 100 gr harina de trigo sarraceno
* 120 gr harina de espelta
* 30 gr almendra molida
* 30 gr cacao puro en polvo sin azúcar (yo utilicé cacao “Valor” desgrasado sin azúcar)
* 1 huevo mediano
* 150 gr mantequilla fria
* 60 gr tagatosa (o 120 gr azúcar)
* ralladura piel de naranja
* una pizca de sal
* 30 gr leche o zumo de naranja exprimido

Ingredientes para el relleno:
* 750 gr queso ricotta (o mascarpone o queso en crema)
* 4 huevos medianos
* una vaina de vainilla
* 75 gr tagatosa (o 150 gr azúcar)
* 40 gr harina
* una pera grande bien madura (yo utilicé variedad Leclerc)

Resto de ingredientes:
* cacao puro en polvo sin azúcar (yo utilicé cacao “Valor” desgrasado sin azúcar)

Seguir leyendo

  • Print
  • PDF
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • Netvibes
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Meneame
  • Tumblr
Publicado en Tartas | Etiquetas , , , , | 12 Comentarios

Quiche de ricotta, calabacín y espárragos verdes

 

Ya me temía yo que tan buen tiempo sólo iba a provocar que cuando por fin viniera el otoño, lo hiciera con muy mala leche. Y así ha sido. Bueno, la cosa no era difícil de adivinar: el clima coruñés tiene un carácter tan irascible como predecible. Básicamente nos movemos en dos escenarios: viento o nubes. Si quieres un día de sol y cielo azul, tienes viento (y no una brisilla de cobardes, sino el temible nordés, capaz de practicar un lifting facial en menos de 2 segundos) Y si la previsión anuncia un día tranquilo, de calma chicha, tendrás nubes. Para los disconformes, hay una tercera posibilidad: viento con lluvia.
Realmente no sé de qué nos quejamos, teniendo tanta variedad.
Acostumbrada como estoy a estas pequeñas inclemencias, no debería sorprenderme nada, pero esta mañana pensé que los temores de Abraracúrcix se hacían realidad y que el cielo se desplomaba sobre nuestras cabezas… (quedaría mejor citar a los clásicos, lo sé, pero es que tuve una infancia feliz) No veía una manta de agua igual, con todo su aparatejo eléctrico, desde mis tiempos en Barcelona y sus tormentas de verano.
En fin, que toca practicar las típicas maniobras de distracción (calzarse y abrigarse bien) para intentar dar esquinazo a los virus que se empeñan en okupar narices, gargantas y bronquios (creo que a mí me rondan ya uno o dos)
Desde la cocina, al frío se le combate de una manera muy simple: con platos calientes, de horno o de cuchara, reconstituyentes y sabrosos. Si además son sencillos, mejor todavía.
La tarta de hoy (con vuestro permiso, la llamaré quiche, porque cuando digo “tarta” me viene a la cabeza una montaña de nata montada) es fácil, rápida y muy buena:

Quiche de ricotta, calabacín y espárragos verdes

El relleno se prepara con muy pocos ingredientes: ricotta (deliciosa y suave ricotta), calabacín frito y un manojo de espárragos verdes. Si no sois esparragueros y os va más el calabacín, podéis cubrir la tarta de finos aros previamente pasados por la sartén (ganarán en sabor)

Quiche de ricotta, calabacín y espárragos verdes


Quiche de ricotta, calabacín y espárragos verdes


Quiche de ricotta, calabacín y espárragos verdes

La mayor ventaja de preparar una masa quebrada casera es que se puede tunear a discreción. ¿Que te apetece experimentar con harinas integrales, especias y semillas? adelante, sin miedo. Yo he utilizado harina de espelta (podéis emplear harina de trigo blanca o integral, harina de avena, de centeno o de cualquier otro cereal) y he añadido avellanas molidas, que le dan un regustillo especial y más interesante. Me gusta que la masa tenga sustancia (¿personalidad?) y que no se limite a acompañar el relleno y acabar hecha una pelota en el estómago.
Que dejéis volar vuestra imaginación, vaya, y juguéis con combinaciones de frutos secos, semillas y harinas (siempre con cierta coherencia y sentidiño, claro, que luego hay que paparse el invento)

Ingredientes (para un molde rectangular de fondo desmontable de 35×13 cm)
Ingredientes para la masa quebrada:
* 165 gr harina de espelta (o harina de otro cereal)
* 70 gr avellanas molidas
* 100 gr mantequilla fría
* 1 huevo mediano
* media cucharadita de sal

Ingredientes para el queso ricotta:
* 500 gr leche entera
* 200 gr nata espesa (35,1% mg)
* 2 cucharadas soperas de zumo de limón o de vinagre blanco de buena calidad

Ingredientes para el relleno:
* 320 gr queso ricotta (todo el obtenido)
* 2 huevos medianos
* 320 gr (un manojo) espárragos verdes (mejor si se emplean “puntas” de espárragos)
* medio calabacín pequeño
* sal y pimienta negra molida
* una pizca de nuez moscada
* lascas de queso parmesano (para decorar)

Seguir leyendo

  • Print
  • PDF
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • Netvibes
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Meneame
  • Tumblr
Publicado en Quiches y Galettes | Etiquetas , , , , | 5 Comentarios

Revuelto de calabaza asada, espárragos verdes, níscalos y parmesano {con jamón}

 

Ya ni me acordaba de cuándo fue la última vez que comí rovellones (o níscalos) En casa no solían fallar cada otoño: después de comprarlos en el super (nunca fuimos muy buenos “cazadores” de setas silvestres), mi padre los preparaba siempre al horno, generosamente cubiertos de pimienta, ajo picado y perejil. Siendo los hongos una cosa tan poco apetitosa a primera vista (el primero que decidió probarlos debía de tener mucha hambre), hay que ver lo buenísimos que están y lo fáciles que son de preparar.
Total, que aunque el clima de estas semanas nos tiene algo despistados, ya es otoño y época de setas. También es época de calabazas, y fruto de esa oportunísima conjunción ha salido el plato de hoy, este delicioso revuelto de verduras de temporada, queso de cabra, parmesano y jamón.
Un plato completo, bonito (¡qué colores!) y yo diría que con un toque muy gourmet:

Revuelto de calabaza asada, espárragos verdes, níscalos y parmesano {con jamón}


Revuelto de calabaza asada, espárragos verdes, níscalos y parmesano {con jamón}

Os recomiendo asar la calabaza, no freírla ni hervirla, y hacerlo con piel. No me preguntéis el motivo, pero la calabaza asada con piel es mucho más melosa, más dulce y concentra mucho mejor el sabor. Una vez asada, la corteza se retira sola como si peláramos una naranja (fácil, limpio e indoloro) He preferido saltear los espárragos con el jamón para que cogieran sabor y, si lo preferís, también podéis añadir los níscalos a la sartén, en lugar de asarlos.
Sed generosos con la cantidad de setas y los espárragos: además de sabor, aportarán color.
Y por supuesto, no os olvidéis del queso (nunca) El queso de cabra combina genial con muchas verduras (su buena relación con las espinacas es universalmente conocida) Con la calabaza se crea un constraste de sabores dulce-salado muy especial. Si compráis uno de esos medallones de queso de cabra y lo gratináis, también puede quedar estupendamente (y si os podéis permitir un chorrito de miel, mejor que mejor)

Ingredientes (para 4 personas):
* una calabaza mediana
* 350 gr (un manojo grande) espárragos verdes frescos
* 125 gr (un buen puñado) de níscalos frescos
* 8 lonchas de jamón serrano (yo utilicé 65 gr pizcas de jamón curado “Navidul”)
* sal, pimienta negra y tomillo molido
* ajo fresco o molido y perejil fresco picado o seco
* aceite de oliva virgen extra
* queso parmesano rallado
* rulo de queso de cabra
* semillas de calabaza (para decorar)

Seguir leyendo

  • Print
  • PDF
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • Netvibes
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Meneame
  • Tumblr
Publicado en Verduras y Legumbres | Etiquetas , , , , , | 4 Comentarios

Tarta de manzana y mermelada

 

Si alguien me preguntara por la tarta más fácil, más sencilla y de mejor resultado que existe, diría sin pensarlo: “una tarta de manzana”. La duda siguiente sería elegir una de entre las… ¿cuántas: veinte, treinta, cincuenta? digamos tropocientas recetas de tartas con manzana que existen (con crema, con chocolate, con mascapone, con almendra…), todas diferentes, todas deliciosas.
Esta de hoy es una que me ha gustado en especial.
Veamos: ¿qué pasa si preparamos una masa casera (aromatizada con vainilla), la rellenamos con una generosa capa de mermelada, y la rematamos con unos buenos gajos de manzana, bien carnosos, pintados con una pizca de mantequilla?
Pasa que os dejarán el plato limpio.
Y no es de extrañar. Mirad qué preciosidad:

Tarta de manzana y mermelada

Esta versión de tarta de manzana entra en la categoría de las más fáciles y rápidas. Os animo a que preparéis la masa quebrada vosotros mismos, porque es de las cosas más sencillas y gratificantes que se pueden aprender en la cocina (además de hornear pan) y el resultado no tiene comparación al de una masa de hojaldre o masa brisa comercial. No se necesitan utensilios sofisticados, sólo un par de manos y un rodillo. Esta masa no sube ni se hincha (no hace falta pinchar la base y dejarla como un colador), ni queda blanda ni insípida. Es una masa similar a la de galletas, tierna y compacta y con un delicado sabor a vainilla.

Tarta de manzana y mermelada

Pero lo que más me gusta es el relleno de mermelada de manzana, solamente superado por un relleno de crema pastelera (ojo, eso son palabras mayores) En cambio, tiene la ventaja de que acorta mucho el tiempo de preparación y no resulta tan pesada. Tambien evita tener que endulzar excesivamente la masa o la fruta.

Ingredientes (para un molde redondo de 24cm diámetro):
Ingredientes para la masa:
* 200 gr harina común
* 100 gr mantequilla fría cortada en dados
* 1 huevo mediano
* 5 gr tagatosa (o 10 gr azúcar)
* una pizca de sal
* una pizca de vainilla

Ingredientes para el relleno:
* 280 gr mermelada de manzana (yo utilicé mermelada “Helios” Diet sin azúcar)
* 3 manzanas maduras de tamaño mediano (yo utilicé variedad Royal Gala)
* una cucharada colmada de mantequilla
* una cucharada sopera de tagatosa o azúcar

Seguir leyendo

  • Print
  • PDF
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • Netvibes
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Meneame
  • Tumblr
Publicado en Tartas | Etiquetas , , , , | 3 Comentarios

Panecillos de ajo, perejil y parmesano

 

Hoy es un día especial: el día en que todos los hornos están echando humo para celebrar el WORLD BREAD DAY.
Como cada 16 de Octubre, Kochtopf nos invita a publicar una receta de pan, a lo que me sumo con estos panecillos de ajo, perejil y parmesano (tan deliciosos como bonitos):

Panecillos de ajo, perejil y parmesano

Últimamente nos estamos aficionando a comprar bollitos de pan los fines de semana. Entre los habituales que suelen caer (nueces, cebolla o pipas), están unos panecillos de ajo y perejil con un sabor y un olor estupendo. Tenía ganas de probar a hacerlos en casa con perejil fresco y el resultado ha sido muy (pero que muy) bueno.
Para la masa utilicé la receta de panecillos de leche de Confessions of a Bake-a-holic, y es una receta genial, porque la miga no puede ser más tierna y esponjosa.
Los pasos llevan algo de tiempo (en total hay 3 leudados), pero son muy sencillos.

Panecillos de ajo, perejil y parmesano

En casa no somos muy amigos del ajo (aunque si hay que creérse todo lo que afirma la Wikipedia, parece que sus usos se extienden a la carpintería…¡!) El caso es que no quise que luego estuviera repitiéndonos toda la tarde, así es que la masa sólo contiene queso y perejil, mientras que el ajo se encuentra en el aderezo con el que se pintan las piezas antes de introducirlas en el horno.
Utilizando 3 dientes, el sabor a ajo se nota, aunque no empacha. Curiosamente, el sabor se potencia transcurrido un día, de modo que os recomiendo tomarlos recién hechos, cuando aún están calientes y su perfume es más delicado. Después (misterios de la química), el sabor parece concentrarse y resultan un poco más fuertes.
Si preferís unos panecillos más suaves, reducid la cantidad a un solo diente. Por supuesto, podéis adaptar la receta y sustituir el ajo por otra especia que os guste (por ejemplo, por cebolla en polvo)

Ingredientes (para 8 panecillos):
Ingredientes para la masa:
* 750 gr harina de fuerza
* 10 gr levadura seca de panadería
* 415 gr leche templada
* 55 gr aceite de oliva
* 1 cucharadita de sal
* 1 cucharada sopera de queso parmesano rallado
* unas cuantas hojas picadas de perejil fresco

Ingredientes para el aderezo:
* 3 cucharadas soperas de aceite de oliva
* 3 dientes de ajo pelados y finamente picados
* 1 cucharada sopera de queso parmesano rallado
* una pizca de orégano molido
* un puñado de hojas picadas de perejil fresco

Seguir leyendo

  • Print
  • PDF
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • Netvibes
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Meneame
  • Tumblr
Publicado en Pan | Etiquetas , , | 6 Comentarios