Tarta de cerezas

 

Finaliza la temporada de fresas y comienza la de cerezas.
Personalmente siempre me han gustado más las fresas porque dan mucho más juego: puedes acompañarlas con nata, yogur, hacer batidos, helados, sorbetes, rellenar tartas, cubrir pasteles…
Al haber tomado siempre las cerezas lavadas sin más, me parecían más aburridas.
Hasta que he descubierto lo que se puede hacer con ellas, como esta maravillosa tarta:

Tarta de cerezas


Tarta de cerezas

No sólo es bonita: es facilísima.
En la mayoría de las recetas que he visto se prepara el relleno hirviendo las cerezas previamente en azúcar para crear un almíbar dulce.
En mi caso eso no es posible, así es que he optado por otra técnica: macerarlas en licor.
El resultado es fantástico, parecido al de las fresas en almíbar que utilicé para la mousse de fresas, la tarta de queso o el helado.
Además es muy sencillo: junto con el licor (yo he utilizado brandy, pero podéis emplear ron, Kirsch o vino dulce) mezclamos un poco de stevia en polvo o sacarina líquida y las dejamos macerar en la nevera durante un día o dos para que se impregnen y suelten su jugo.
No hay problema en hacer esta receta con azúcar siguiendo los mismos pasos.

Tarta de cerezas

El relleno es increíblemente sabroso y ya veréis que se prepara casi solo.
Una vez la tarta se hornea, las cerezas quedan blanditas y jugosas y prácticamente se deshacen en la boca.
Si completáis la receta con una masa casera de mantequilla y canela, el resultado es una tarta sensacional, de las mejores que he probado.

Ingredientes para un molde redondo de 29cm:
Ingredientes de la masa:
* 300 gr harina de trigo común (y un poco más para espolvorear)
* una pizca de sal
* 100-125 ml agua muy fría
* 1 cucharada sopera de stevia en polvo o 2 cucharadas soperas de azúcar
* 225 gr mantequilla fría
* 1 cucharadita de canela en polvo

Ingredientes de la tarta:
* 900-1000 gr cerezas maduras (pesadas con hueso)
* 1 cucharada sopera de sacarina líquida (o stevia en polvo) o 2 cucharadas soperas de azúcar
* 1 cucharada sopera de brandy, cognac o ron
* 1 yema de huevo
* 2 cucharadas soperas de leche

Comenzamos uno o dos días antes lavando y deshuesando las cerezas (os aconsejo que os cubráis las manos con guantes porque tiñen los dedos terriblemente) Las colocamos en un recipiente y añadimos el azúcar (o sacarina o stevia) y el licor. Revolvemos para que se mezcle todo bien, lo tapamos y guardamos en la nevera durante 24/48 horas.

La masa de la tarta no tiene ninguna complicación. Lo más importante es mantenerla fría mientras la trabajamos y antes de introducirla en el horno.
En un bol mezclamos la harina, el azúcar (o stevia), la canela, la pizca de sal y la mantequilla fría troceada en cubos pequeños.
A falta de un procesador o amasador eléctrico, mezclamos los ingredientes con las manos hasta que se formen grumos:


Vertemos el agua fría poco a poco, revolviendo con las manos al mismo tiempo para que se integre bien y ayudar a que la masa se vaya ligando:

Como máximo necesitaréis los 125 ml, pero si con menos veis que la masa queda suficientemente húmeda (ojo, no ha que quedarnos reseca) no agreguéis más.

Volcamos la masa sobre una superficie ligeramente enharinada y con las palmas de las manos también espolvoreadas con harina, amasamos un minuto la masa para que se compacte bien:

Formamos con ella una bola achatada, la envolvemos en plástico y la introducimos en la nevera durante 1 hora mínimo:

Transcurrido este tiempo, la masa debería estar fría (pero no dura como una piedra)
La sacarmos y con ayuda de un cuchillo cortamos un pedazo equivalente a 1/4, más o menos (que utilizaremos para formar las tiras) Envolvemos este pedacito y lo guardamos nuevamente en la nevera para seguir trabajando con la porción grande de masa.

Colocamos una hoja de papel sulforizado sobre la mesa y estiramos la masa con el rodillo levemente enharinado hasta obtener un disco de unos 4mm de espesor:

Transportamos la masa extendida con el propio papel y forramos el interior de un molde redondo de tarta, ajustando bien las esquinas y recortando los bordes sobrantes:

Tapamos la masa con plástico o un paño y la introducimos en la nevera 30 minutos para que se enfríe.

Mientras tanto, sacamos de la nevera el 1/4 restante de masa y formamos una bola con los bordes sobrantes de la tarta. La colocamos sobre una hoja de papel sulforizado y la estiramos con ayuda de un rodillo para darle una forma alargada:

Utilizando un cuchillo o un cortador de pasta recortamos unas cuantas tiras que emplearemos para decorar la superficie de la tarta.
Volvemos a juntar los pedazos sobrantes, los estiramos y recortamos más tiras.

Las guardamos en la nevera para evitar que se calienten.

Sacamos el molde de tarta del frigorífico y lo rellenamos con las cerezas maceradas.
Si veis que las cerezas han soltado mucho jugo (quizá os pase si usáis azúcar) podéis pintar el interior de la tarta con clara de huevo. De este modo evitaréis que la masa se empape y no se hornee bien.
En mi caso no había exceso de líquido, así es que no hizo falta.

Retiramos las tiras y decoramos con ellas la tarta, cruzándolas y superponiéndolas de la forma que más os guste, cortando y sellando los extremos:

Con pedacitos de masa sobrante recorté unas florecillas utilizando un cortador de galletas Linzer y las pegué en el centro y los extremos donde las tiras se unen al borde de la tarta.

Volvemos a introducir la tarta en la nevera 30 minutos.
Es importante que la masa esté muy fría cuando vayamos a introducirla en el horno: esta es la forma de que no se resquebraje y quede más crujiente.

En un vasito batimos la yema de huevo y un par de cucharadas de leche y pintamos la masa:

Introducimos el molde en el horno, previamente calentado a 220ºC y la horneamos durante 10 minutos.
Bajamos la temperatura a 180º-190º y continuamos horneándola 30 minutos más.
Si veis que la masa se está dorando demasiado, podéis cubrirla con papel de horno para que no se queme antes de tiempo.

Cuando haya tomado un bonito color dorado, apagamos el horno y dejamos reposar la tarta antes de desmoldarla (de lo contrario se puede romper)

Y ya podéis servirla:

Tarta de cerezas

Os recomiendo que la dejéis enfriar completamente dentro del molde, pero si no podéis resistiros a probarla aún calentita, atacadla sin problemas.
Está deliciosa así sola, tal cual, con su intenso sabor a cerezas (nosotros dos nos la fundimos en un solo día: mitad al mediodía y mitad para cenar)
También podéis acompañarla de una buena cucharada de nata montada o de una bola de helado.
Como veis, es una receta súper sencilla que puede dejarse preparada con antelación, porque tanto el relleno como la masa se mantienen bien en la nevera un par de días. Si no queréis perder tanto tiempo preparando la masa podéis recurrir a la pasta brisa comercial (aunque os aseguro que no tienen nada que ver con una buena masa casera)

Tarta de cerezas


Tarta de cerezas

Es una tarta tan secilla que apetece repetirla una y otra vez. Si no fuera porque las cerezas andan escandalosamente caras (al menos aquí en Coruña), creo que la haría todos los días :-D

 
Tiempo: 24/48h (maceración) + 2h (preparación de la masa) + 40 min (horneado)
Dificultad: media

  • Print
  • PDF
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • Netvibes
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Meneame
  • Tumblr
Esta entrada fue publicada en Frutas, Tartas y etiquedada como , . Marca el Enlace permanente.

32 Respuestas para Tarta de cerezas

  1. Neus dice:

    Te ha quedado preciosa y las cerezas cocinadas son muy ricas. Me encanta el paso a paso que haces de tus recetas.

    Un saludo

    • Helena dice:

      Gracias Neus!
      A mí me gustan mucho los blogs que contienen fotos de la preparación, las encuentro súper útiles como guía, así es que intento imitarlos ;-)

      + saludos

  2. Pues a mí me gustan las fresas, pero es que las cerezas me flipan, en temporada me inflo y cuando deja de haber me da una pena horrible! Te ha quedado estupenda la tarta, a mí en tarta me requeteencantan.

  3. Bibiana dice:

    ¡Uauu Helena! ¡sin palabras! qué fotazas y qué pie más deliciosa ¡porelamordedios! ¡jaja! esta es de las que me gustan a mi, a lo rústico pero preciosa y con ese sabor tan intenso… ¡Mmm!

    Un besote y buen fin de semana, guapa!

  4. kako dice:

    Se ve espectacular, el color precioso!, por aqui estamos recién en temporada de fresas y las cerezas demoran un poco más, pero me voy guardando la receta.
    Un beso.

  5. nuria dice:

    Vaya tarta tan rica, con lo que nos gustan las cerezas y nunca he hecho tarta de cerezas, me la llevo….besos

  6. Yo quiero!! :) Me encantan este tipo de tartas, y me la llevo a mi pinterest de recetas pendientes, porque la manera en que las has macerado me parece fantástica. La masa es parecida a la masa brisa, no? es que de ésta no me he movido jaja. Pero probaré la tuya.
    Un besito
    Adriana

    • Helena dice:

      Hola Adriana!
      Si, la masa es parecida a una brisa dulce pero sin huevo. También es la primera vez que la he hecho así y la verdad es que me ha gustado un montón: es mucho más fácil y rápida. Pensaba que utilizando los ingredientes en frío iba a costarme ligarla, pero se amasa bien con las manos y queda muy crujiente.
      A partir de ahora la voy a preparar siempre así, e incluso la voy a utilizar para galletas, porque se desgrana menos.
      Las cerezas maceradas están buenísimas!! Anímate, ya verás cómo te gusta :-D

      Besotes

  7. judith dice:

    doncs a mi m’agraden les dues!!! ara només has ‘dexplotar més les cireres i ja veuras quan de joc donen. Aquest tipus de pastissos són boníssims, amb una miqueta de gelat per sobre, ummmmmmm. bon cap de setmana guapa

  8. Mayte dice:

    El paso a paso me emociona, pero el resultado es una belleza!!

    Aquí fresas tenemos siempre, pero cerezas…no :(
    Aún falta para que lleguen.

    Mil besos.

  9. Mare meva, quin tros de tarta que ens presentes. La veritat és que t’ha quedat espectacular. Fa una pinta!!! i les fotos cada vegada son més increïbles, de revista. Un 10!!!

  10. Helena, te ha quedado magnífica. Estos días prepararé esta tarta, tengo otra receta aunque la tuya es estupenda y sólo hay que ver qué pinta tiene ufff. Así que me la apunto también porque si no la hago ahora más adelante caerá. Besos!

  11. Ingrid dice:

    T’ha quedat de luxe!!! quina bon pinta guapa! amb una miqueta de gelat i és la combi perfecte!!
    ptonetsss

  12. Alisonhouse dice:

    Pero qué preciosidad de tarta. Y yo que siempre como las cerezas en solitario…… Con lo ricas que deben estar así!!!!!!!!!!
    Besotes

  13. Miss Migas dice:

    Helena, alucinantes tus fotos, no sólo estas sino las de todas las recetas. En serio, me he quedado prendada.
    Besso

  14. Rosilet dice:

    Elena, qué delicia, de tarta y de fotos. Tienes razón, las cerezas dan menos juego, y según como estén cocidas a mi me pueden gustar o no…pero en tartas así, quedan de vicio, como tú bien lo has dicho!
    Un besote grandote!

  15. Elena dice:

    Ohhhh, qué buena!!! Llevo tiempo queriendo hacer una tarta de cerezas como ésta y creo que de esta semana no pasa, Helena. Se ve absolutamente fantástica, chica, se me ha hecho la boca agua mirando tus fotos. Qué color, qué intensidad!!!
    A mí me encantan las cerezas, tantos frescas como en postres. Tienen un sabor espectacular, al igual que las fresas.
    Aquí recién hemos empezado la temporada de fresas y la de cerezas aún no ha llegado. Están carísimas y no demasiado dulces.
    Bueno, que me enrollo, fabulosa tarta. Ya te cuento cuando la haya hecho. Y me ha gustado la receta de la masa, gracias mil!!!
    Besos.

  16. Helena, como siempre unas fotos impresionantes, que limpias y que bonitas, traspasan la pantalla. La tarta se ve muy rica, y de cerezas, que ya no sé que hacer con tantas…
    Este fin de semana hice helado de cerezas,lo he publicado hoy, y utilice tu receta base, la del helado de calabaza. Queda riquísimo, me ha encantado el sabor y sobretodo la textura, un acierto.
    Eso si, no sé porque regla de tres al subir las imagenes al blog (dspués d tocarlas en ps) se pixelan y aparece ruido, igual es el tipo de archivo q utilizo al guardarlas (especial para web), tienes idea? No espero que aparezcan como las tuyas, pero al menos que no salgan tan sucias…

    Bueno lo dicho, que es un placer pasar por tu blog, y ahora que me he animado a preparar una de tus recetas y ha salido tan buena, mucho más :)

    Un beso

    • Helena dice:

      Gracias Anna!
      Quizá el problema de las fotos sea el formato que empleas: GIFF es un método de compresión más rudo que JPG y provoca mucho más ruido. Mi consejo es que, una vez las retoques, las guardes en formato JPG y las reduzcas en el tamaño definitivo para publicarlas (660x440px está bien) Eso sí, intenta retocarlas y guardarlas una sola vez: ya sabes que cada vez que guardas una foto, se comprime y pierden píxeles, así es que es mejor no andar retocando, guardando, retocando, guardando…
      Yo utilizo Photoshop para los retoques (básicamente contraste e iluminación) y las reduzco al tamaño que me encaja en el blog.
      Quizá también sea importante la cámara que empleas y el tamaño original de las fotos: si de por sí tienen poca resolución, quizá al reducirlas se acentúa el pixelado.
      Yo tengo una reflex pero fotografío en formato JPG (el raw me cuesta aún demasiado) y las fotos antes de retocar ocupan entre 4Mb y 5Mb.

      Espero haberte ayudado ;-)
      Besotes

      • Muchísimas gracias Helena! Pues la próxima vez intento a guardarlas así, a ver que tal. Mi camara es reflex también, así que no tendría porque salir mal si lo hago como tú. A ver si esta vez sale, porque al final estoy por no retocarlas, se me estropean más.

        Un beso y mil gracias :)

  17. Rosa dice:

    Por dios que cosa más preciosa, me encanta esta tarta. Me llevo la receta. Besos

  18. Que preciosidad, debe estar realmente deliciosa, este fin de semana ya tengo faena, mmmm¡¡ dan ganas de pegarle un bocado. Enhorabuena por tus fotos y por tu receta.

  19. quina pinta! ha de ser boníssima, pareix de conte!

  20. Mira, just avui hem proposat cireres per la recepta del 15… quina pinta aquest pastís!
    I per cert… les minutes són de l’any passat! jajajajaja
    Petonets reina
    Sandra

  21. Ohhh, Que rico! Te ha quedado una belleza esta tarta de cerezas, Helena. Y el paso a paso te ha quedado de maravillas :) Feliz semana!

    Abrazotes <3

  22. Beatriz dice:

    Hola! La tengo en el horno. La he hecho en formato más pequeño y con azúcar. Cuando la cate te cuento! Que suelo tener éxito con tus recetas!
    Muchas gracias!

  23. Beatriz dice:

    Riquísima. Parece mentira que macerando las cerezas les quede un aroma tan intenso.
    Nos ha encantado. Ahora sólo tengo que perfeccionar la técnica para que además de rica me quede tan bonita como a ti.
    Gracias de nuevo.

    Besitos

    • Helena dice:

      Me alegro mucho, Beatriz! Sí, las cerezas maceradas mejoran un montón. Puedes utilizar Kirsch (licor de cerezas), que seguro que le da un aroma impresionante.
      Lo más importante para trabajar cómodamente con la masa es la temperatura: procura que esté lo más fría posible y ya verás cómo en seguida le coges el tranquillo ;-)

      Un besote

  24. Clara Martínez dice:

    me a salido la tarta muy bien tiene buena pinta pero aun no la e probado jajaaj
    gracias por la receta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


uno + = 4

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>