Helado de naranja y yogur con pepitas de chocolate

 

Con esta receta participo en el I CONCURSO DE RECETAS del blog Cocinando en un rincón del Mundo.

Aprovechando que estos días atrás hemos conseguido robar un ratito de sol, me he animado a preparar un helado de fruta y pepitas de chocolate.
La verdad es que lo he hecho un poco a trompicones, adaptándolo a lo que había en la nevera: no tenía suficiente nata, así es que la he sustituído por 2 tarrinas de yogur griego que me habían sobrado después de hacer el granizado de sandía. El yogur griego tiene un pequeño porcentaje de nata, lo que aporta cremosidad al helado.

El resultado es este bonito y sabroso helado de intenso sabor a naranja:

Helado de naranja y yogur con pepitas de chocolate

Si no tenéis nata en casa, el yogur es una alternativa aceptable. Ha salido suave y se ha congelado sin problemas, mantecándolo 4 veces a mano para evitar la formación de cristales. Haciéndolo de este modo necesitamos 2 días para tenerlo listo, pero merece la pena.

Helado de naranja y yogur con pepitas de chocolate

Helado de naranja y yogur con pepitas de chocolate

Ingredientes:
* 250 gr yogur griego (= 2 yogures)
* 200 ml leche desnatada
* 200 ml nata líquida ligera (18% m.g.)
* 4 yemas
* 100 ml zumo naranja natural (= 1 naranja exprimida, aprox)
* ralladura de piel de una naranja
* trocitos de chocolate sin azúcar
* 1 cucharada y media de sacarina líquida (ó 125 gr azúcar)
* canela en rama
Si se prescinde del yogur, se sustituirían los tres primeros ingredientes por 400 ml nata (yo suelo usar nata líquida ligera al 18% m.g.) y 250 ml de leche.

En primer lugar preparamos la crema base para el helado:
En un cazo calentamos a fuego lento el yogur, la leche, la nata líquida, la ralladura de piel de naranja y las dos ramitas de canela durante unos 10 minutos, removiendo de vez en cuando. Hay que tener cuidado de que en ningún momento llegue a hervir, pero si nos despistáramos, retiraríamos el cazo del fuego y lo dejaríamos enfríar un poco antes de volver a calentarlo.

Batimos enérgicamente las yemas con el azúcar o la sacarina líquida hasta que quede una mezcla espumosa y vertemos la leche y el yogur calientes poquito a poco…

… y lo mezclamos con las varillas eléctricas.

Vertemos la crema nuevamente en el cazo y la calentamos otra vez a fuego lento (yo he vuelto a echar las ramitas de canela) removiendo constantemente hasta que notéis que empieza a espesar ligeramente y tiene ganas de hervir (unos 15-20 minutos).

En ese momento lo apartamos del fuego y lo dejamos templar unos 10 minutos. Para que el enfriado sea más rápido, yo he guardado un tapper de plástico en la nevera antes de empezar a preparar el helado. Así, una vez que la crema ya está lista, la vierto sobre el tapper. De este modo se enfría más rápidamente que en el propio cazo de acero inoxidable y acortamos esperas.

Tras unos 10 minutos la cubrimos con papel transparente procurando que toque directamente la crema, para evitar que se forme una costra. La dejamos enfriar completamente.

Si nos conviene, esta crema la podemos guardar en la nevera hasta un máximo de 24h, y continuar preparando el helado al día siguiente. Así, una vez que esté completamente fría la introduciremos en la heladera (los que dispongan de una) siguiendo las instrucciones del aparato. Si se hace el helado manualmente, vertemos la crema en un molde (preferentemente de acero inoxidable porque acelera el enfriado) y lo introducimos en el congelador durante 1 hora, aproximadamente. Yo he utilizado una flanera de acero inoxidable con tapa y cierres laterales que va estupendamente.

Transcurrida 1 hora retiramos el molde del congelador y con la ayuda de una espátula de goma despegamos el hielo que se haya ido formando en las paredes del molde. Batimos la crema con la batidora eléctrica, cerramos el molde y volvemos a congelarlo. Repetimos esta operación 3 veces más cada 40-45 minutos (en total serán 4 procesos de mantecado). Recordad secar siempre la tapa del molde de posibles gotitas de agua, para que no se forme hielo.

Tras el último batido manual, vertemos el zumo de naranja exprimido y las pepitas o trocitos de chocolate. Movemos suavemente el molde sin agitarlo demasiado para que no se nos vayan todas al fondo. Yo he añadido también pedacitos de pulpa que sobraron al exprimir la naranja.

Por último, dejamos que el helado se congele totalmente (unas 5-6 horas, más o menos).
Bueno, el proceso lleva un poquito de trabajo (que no complicación) pero el resultado es así de delicioso: un helado personal, en la cantidad que deseemos y a nuestro gusto (RICO SIN AZÚCAR, como siempre)

Para servirlo lo sacaremos del congelador y lo guardaremos en la nevera unas 4 horas. Así estará en ese punto cremoso que nos permitirá hacer bolas fácilmente.

Helado de naranja y yogur con pepitas de chocolate

Os sorprenderá su aroma y lo bien que combina con el chocolate. Lo he acompañado de gajos de naranja, de manera que se pueda untar la fruta en el helado fundido. Para un placer más adulto, podemos echar un chorrito de cointreau en la crema.

Helado de naranja y yogur con pepitas de chocolate

Si queréis dejar al personal directamente sin habla, podemos servir las bolas de helado sobre una base de galletas trituradas y cubiertas de nata montada. Creo que eso tiene que estar demasiado bueno…

 

Tiempo: 90 minutos (preparado de la crema y enfriado en nevera) + 1 hora (enfriado en congelador) + 3 horas (4 mantecados) + 6 horas (congelación)
Dificultad: media

 

  • Print
  • PDF
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • Netvibes
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Meneame
  • Tumblr
Esta entrada fue publicada en Helados y Granizados y etiquedada como , , . Marca el Enlace permanente.

7 Respuestas para Helado de naranja y yogur con pepitas de chocolate

  1. Cuinera dice:

    Menuda presencia tiene el helado, que rico!!!

    No sabes como estuve buscando blogs de cocina sin azúcar, cuando estaba embarazada de mi princesa, me encanta el dulce, y me lo prohibieron, porque no pudieron hacerme la prueba larga de la glucosa, ya que mi cuerpo no aceptaba el líquido dichoso, después de repetírmelo unas cuantas veces… Para curarnos en salud me lo aconsejaron y yo como muy buena chica obedecí, eso sí, busque y busque recetas de bizcocho sin azúcar, pero no encontraba nadaaaa, y probé y probé y no me salían en condiciones… si te hubiera conocido…

    Te agradezco tu participación en el concurso y te deseo mucha suerte, Un beso

    • Helena dice:

      ¡¡Muchas gracias!! pues la verdad es que mirando por ahí sólo ves recetas sin azúcar pelín deprimentes, verdad? o recetas “aptas para diabéticos” donde se hinchan a meter fructosa, que sube la glucosa en sangre igual…. un timo. Me alegra pensar que igual alguna de estas recetas es útil para gente con problemas de azúcar, o simplemente gente que quiere probar algún plato “light” (aunque intento poner siempre equivalencias en azúcar)
      Como lo mío es más por obligación que por devoción (y después de 6 años de diabetes), ya casi me he olvidado de que son “recetas sin azúcar”. Simplemente intento reproducir la repostería que veo o leo adaptando un poco los ingredientes.
      Me encanta que te guste, ¡estás en tu casa! :-D

      + besos y enhorabuena por el concurso

  2. Helena, tens els comentaris desactivats per la recepta dels pastissets de préssecs… per això t’escric aquí!! Quina pinta que tenen… em sembla que jo si els provés seria de l’opinió del teu pare! jejeje
    Moltes gràcies per participar!!
    Petonets
    sandra

    • Helena dice:

      Ostres, els acabo d’activar ara mateix, gràcies per avisar! :-P
      M’alegro molt que t’agradin els pastissets, la combinació ha sortit ben bona (espero l’opinió del meu pare, que és l’expert, jeje)
      La vostra iniciativa és ben simpàtica i espero ser a temps el proper 15 de setembre per pujar una altra recepta (tot i que me’n vaig de vacances i no sé si arribaré a temps…)

      + petons i gràcies per la visita!

  3. carmen dice:

    Hola Helena, ando por tu cocina buscando helados y me han gustado todos, aunque voy a empezar por copiarte este, tengo una duda; voy a hacerlo con heladera y no sé en qué momento debo añadir el zumo, ya que tu lo añades en el último batido.
    Un beso

    • Helena dice:

      Hola Carmen, me alegro mucho de que te guste lo que ves en mi cocina ;-) Cuando hice este helado no tenía heladera, por eso lo mantequé manualmente. Cualquier fruta o tropezones que quieras añadir a la crema yo los pondría al final, una vez apagues la máquina y viertas el helado en un recipiente para seguir congelándolo (también puedes tomarlo inmediatamente) Así evitas que se atasque la heladera (me ocurrió una vez y vaya susto…)
      Besotes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>