Galette des Rois {rellena de peras escalfadas en licor y vainilla}

 

Supongo que todos habéis empezado el año con un montón de buenos propósitos bajo el brazo. Todos muy realistas y realizables, por supuesto.
De momento, a mí me parece que el 2017 ha empezado tal y como terminó el 2016.
Uno espera que en Noche Vieja se produzca una alteración del continuo espacio-tiempo. Algo así como un relámpago o un trueno ensordecedor que marque claramente el fin de un año y el comienzo de otro, igual que quien arranca la última hoja del calendario: “rrrraaaaaaaas”…
Pero nada. La parrilla televisiva discurre del 31 de Diciembre al 1 de Enero sin ni siquiera darnos tiempo a pestañear: del indigesto karaoke de las campanadas saltamos a la gala musical de turno (que tan sospechosamente recuerda a las de 2015, 2014 y 1995)

Así es que sigo echando seriamente en falta un efecto “borrón y cuenta nueva”.
Por ejemplo, los platos del fregadero podrían desvanecerse mágicamente a las 00:01h y ser sustituidos por otros nuevos, limpios y sin desportilladuras, perfectos para estrenar el año.
O podría aparecer un flamante coche en el garaje, bien reluciente, con el depósito lleno y el cuentakilómetros a cero.
Ya puestos, ¿no sería más lógico que cada 1 de Enero se presentara una Auditoría Interna de este estilo?:
“Tras examinar detenida y concienzudamente el pasado ejercicio y detectarse ligeras deficiencias y anomalías, se considera más provechoso que 2017 cuente con 5 meses en lugar de 12 (total, a partir del sexto todo el mundo está deseando irse de vacaciones), semanas de 5 días (con eliminación de miércoles y jueves, por redundantes), días de 50 horas (para que nadie se queje de que no le llega el tiempo) y fines de semana en los que siempre luzca el sol.”

Por desgracia, éste es un Universo claramente ineficiente (especialmente domingos y festivos), así es que, en lugar de hacer compendio y rectificación, revivimos una y otra vez los mismos errores en una especie de año de la marmota…
Uno de mis propósitos para 2017 es hacer feliz (de una vez) a mi sufrido endocrino, aunque reconozco que (otro año más) se lo pongo difícil. Él sí que vive en un eterno año de la marmota. O quizá sea él la marmota. No lo tengo muy claro.
Vale, dejemos los propósitos imposibles para más adelante y concentrémonos en lo importante:
Esta semana.
Este viernes.
Esta Galette des Rois, todo un clásico.

Galette des Rois {rellena de peras escalfadas en licor y vainilla}

Galette des Rois {rellena de peras escalfadas en licor y vainilla}

Nuestra tradición es más de roscones, aunque no veo inconveniente en preparar ambas cosas.
¿Y vosotros?

Galette des Rois {rellena de peras escalfadas en licor y vainilla}

Galette des Rois {rellena de peras escalfadas en licor y vainilla}

La Galette des Rois es una tarta de hojaldre típica del día de Reyes que se rellena de una suave crema de almendra y mantequilla (esa delicia tiene un nombre y se llama frangipane) Hay variaciones con otros frutos secos, chocolate e incluso manzanas, aunque me gustó mucho la idea de esta receta y opté por un relleno con peras escalfadas.
A estas alturas debéis estar todos con la boca abierta, impacientes y curiosos:
“¿Escalfadas cómo???”
Buena pregunta.
La respuesta tiene 3 ingredientes principales: licor, vainilla y canela. Cualquier cosa con la que los combinéis sabe bien por necesidad.
La frangipane por sí sola ya es un relleno sensacional, pero creo que la fruta aporta más sabor y jugosidad.

Galette des Rois {rellena de peras escalfadas en licor y vainilla}

Galette des Rois {rellena de peras escalfadas en licor y vainilla}


Galette des Rois {rellena de peras escalfadas en licor y vainilla}

Galette des Rois {rellena de peras escalfadas en licor y vainilla}

Como adelanto de las próximas publicaciones, os dejo caer que este relleno sensacional de peras escalfadas lo usaremos en otra tarta, y ya os hablaré más detalladamente en esa receta de lo estupendo que sale, pese a mis dudas iniciales.

Ingredientes (para una galette de 20cm diámetro):
Ingredientes para el relleno de frangipane:
* 75 gr almendra molida
* 35 gr tagatosa (o 75 gr azúcar)
* 75 gr mantequilla a temperatura ambiente
* 1 huevo mediano
* 1 yema
* 1 cucharadita de Cointreau, o ron o cognac (más una cucharadita de ralladura de piel de naranja)

Ingredientes para el relleno de pera:
* 375 gr agua
* zumo recién exprimido de media naranja
* 125 gr Amareto o Frangelico
* 55 gr tagatosa (o 112 gr azúcar)
* 1 cucharada de extracto de vainilla
* una ramita de canela
* 1 ó 2 peras pequeñas y maduras

Resto de ingredientes:
* 2 láminas redondas de hojaldre (400 gr, aprox)
* 1 huevo mediano (para pintar)
* 1 cucharadita de nata líquida (para pintar)

Además de las ilustrativas fotos paso-a-paso, podéis echar un vistazo al vídeo musical en el canal de YouTube de Rico sin Azúcar:

El primer paso es escalfar las peras y dejarlas macerar la noche previa.
Para ello, calentamos en una cazuela el agua, el zumo de naranja, el licor (Amareto o Frangelico), el azúcar (o edulcorante), el extracto de vainilla (a falta de extracto, se puede emplear una vaina de vainilla cortada transversalmente)
En cuanto el agua rompa a hervir, colocamos las peras, enteras y peladas, y dejamos que cuezan durante 20-30 minutos (volteándolas de vez en cuando) o hasta que se atraviesen fácilmente con un cuchillo (pero sin que se deshagan ni se reblandezcan en exceso):

Paso a paso: escalfar las peras

Tapamos el cazo y reservamos hasta el día siguiente.

En segundo lugar preparamos la frangipane mezclando con una espátula los huevos, la almendra, el azúcar (o edulcorante), la mantequilla en pomada y el licor. Yo empleé Cointreau porque me gusta su aroma a cítricos. Si no tenéis Cointreau a mano, podéis sustituirlo por ron, cognac y una cucharadita de ralladura de piel de naranja:

img_8356_resize

Con ayuda de una espátula, mezclamos los ingredientes hasta que liguen bien y no queden restos visibles de mantequilla:

img_8357_resize

Si tenéis tiempo y maña, podéis preparar una masa casera de hojaldre. Yo no tengo ni lo uno ni lo otro, así es que os recomiendo las recetas de Half Baked Harvest y Bake-Street.
En este caso he utilizado dos láminas de masa de hojaldre fresca de la marca “Belbake” (a la venta en Lidl) que me gustó porque está preparada con mantequilla en lugar de las grasas vegetales y/o hidrogenadas habituales.

Tomamos una de las láminas de hojaldre y con ayuda de un plato o una tapa de sartén de 20 cm de diámetro, recortamos un círculo. Esta será nuestra base para la galette:

Paso a paso: recortar la base

Esparcimos la mitad de la frangipane, dejando libre un margen de 2 cm:

img_8362_resize

Escurrimos y cortamos en gajos la pera escaldada (dependiendo del tamaño, se pueden utilizar dos peras) y la repartimos sobre la crema de almendras:

Paso a paso: repartir la pera cortada en gajos

Repartimos encima el resto de frangipane:

Paso a paso: cubrir con el resto de frangipane

Pintamos el borde libre con clara de huevo:

img_8365_resize

Tomamos la segunda lámina de hojaldre y utilizando como patrón un plato o tapadora de 22 cm diámetro, recortamos otro círculo que nos servirá de tapa:

Paso a paso: recortar la tapa

Cubrimos la galette con la segunda lámina de hojaldre y sellamos bien los extremos:

Paso a paso: cerrar

Podemos recortar el círculo exterior si nos ha quedado un poco irregular. Yo utilicé un corta-pizzas, por ejemplo:

Paso a paso: igualar el margen
Introducimos la galette en la nevera un mínimo de 2 horas para que el hojaldre esté bien firme. Yo la dejé toda la noche y continué al día siguiente.
Una vez dura y firme, la pincelamos con huevo batido (diluido en un poco de nata líquida):

Paso a paso: pintar

Utilizando un cuchillo sin sierra bien afilado, marcamos el borde de la galette con unas pequeñas muescas (a efectos puramente decorativos):

Paso a paso: hacer muescas

Con el mismo cuchillo afilado, realizamos arcos desde el centro de la galette hacia fuera y la pinchamos en varios puntos para que suba uniformemente (que conste que yo me olvidé y subió, muy obediente, de forma perfecta):

Paso a paso: decorar

Esta es la decoración más básica y que recomiendo hacer si no se tiene mucha experiencia en el grabado en hojaldre (como yo) Es difícil pifiarla con los arcos o con figuras geométricas como espigas (a menos que se tenga un pulso terrible)
Para haceros una idea, en este vídeo (minuto 0:20) se muestras diferentes tipos de corte.

Introducimos la galette en el horno, previamente calentado a 180ºC, a media altura, durante 35 minutos, o hasta que la superficie esté bien dorada:

Paso a paso: hornear

Una vez lista, la retiramos y dejamos que se temple sobre una rejilla.
Para el acabado, podemos pincelarla con el líquido sobrante de macerar las peras.

Galette des Rois {rellena de peras escalfadas en licor y vainilla}

Galette des Rois {rellena de peras escalfadas en licor y vainilla}

Esto se acompaña fantásticamente con un té, un café o una bebida espirituosa de las que ayudan a la meditación.

Galette des Rois {rellena de peras escalfadas en licor y vainilla}

Galette des Rois {rellena de peras escalfadas en licor y vainilla}

El contraste entre el hojaldre crujiente y la esponjosidad del relleno es sensacional.
Es un dulce que se conserva varios días en perfectas condiciones (siempre que no lo guardéis en la nevera: el hojaldre es enemigo declarado de la humedad, se reblandece y queda hecho una pena)

Galette des Rois {rellena de peras escalfadas en licor y vainilla}

Galette des Rois {rellena de peras escalfadas en licor y vainilla}

Y ahora viene la pregunta del millón:
“¿Y por qué la tarta es tan pequeña?”
Yo tampoco lo sé, pero todas las recetas que he encontrado utilizan láminas de unos 20 cm de diámetro.
Como eso, entre 3 Reyes, se da a muy mal repartir, no creo que haya problema en hacer una versión XL con una masa redonda más grande.
Aquí, el dicho “si lo bueno, breve…” no aplica (en general, en la cocina nunca se aplica)

Feliz 2017

 
Tiempo: 30 minutos (preparación) + 2 horas (refrigeración) + 35 minutos (horneado)
Dificultad: baja

  • Print
  • PDF
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • Netvibes
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Meneame
  • Tumblr
Esta entrada fue publicada en Hojaldre, Recetas navideñas y etiquedada como , , , , , , . Marca el Enlace permanente.

4 Respuestas para Galette des Rois {rellena de peras escalfadas en licor y vainilla}

  1. Para el 2017 mi mayor propósito es no tener propósitos, sino dejarme llevar y planificar lo que debo, porque he de reconocer que soy mujer de agenda. Y por lo demás, siendo bueno, me dejo llevar. Así de facilona soy ;)

    De la Galette de Rois me comería la frangipane a cucharadas. Ya sé que no suena muy glamuroso, pero pocas cosas me gustan tanto como la crema de almendras que rellena este hojaldre, que a mi parecer queda muy fino y elegante. Y en tu versión, aún más, incorporando la pera laminada.

    Besos y feliz 2017.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>