Pisto otoñal de calabaza, manzana y cebolla morada {con alioli}

 

La calabaza es una cosa extraña, si lo pensáis.
Para empezar es una fruta, algo totalmente contraintuitivo porque no es dulce, no se come cruda, ni de postre y no te la puedes meter en el bolsillo para tomártela a media mañana en el trabajo.
Además, hay variedades que ni siquiera se cultivan para un uso comestible, como el dichoso zapallo de Halloween, conocido en el mundo entero (y más allá) gracias a potentes y contagiosas campañas de marketing.
Es muy posible que la calabaza haya estado toda la vida en la sección de verdulería del super, pero confieso que yo no la probé por primera vez hasta entrada la treintena.
En mi defensa diré que la expresión “dar calabazas” no le ayuda a tener buena prensa. Le ocurre lo mismo que a los “espárragos” o a los “pimientos”, otros pobres castigados por el significado coloquial de ciertas frases hechas. Por no mencionar al “bledo”. ¿Sabíais que Google lo define como “planta de tallo rastrero…”? Si es que a veces no hay corazón.

El caso es que eso de cocinar calabazas es relativamente nuevo para mí. Comencé, en plan experimental, con un helado de crema de calabaza que, sinceramente, creí que tendría que tirar a la basura. Luego siguieron unas ricas galletas especiadas, un bizcocho y unos muffins rellenos y la cosa no hizo más que mejorar. En algún caso incluso la he utilizado como sustituta de la patata.
Así es que, después de un tiempo aprendiendo a conocernos, heme aquí hoy con otra receta donde la calabaza es protagonista. Se trata de un revuelto sorprendentemente bueno teniendo en cuenta lo fácil y rápido que resulta de preparar:

Pisto otoñal de calabaza, manzana y cebolla morada {con alioli}

Pisto otoñal de calabaza, manzana y cebolla morada {con alioli}

He dicho muchas veces que no soy una buena cocinera (ni siquiera una cocinera medianeja), así es que cuando aseguro que un plato es fácil, es fááááááácil. De hecho, mi media naranja (que actúa como guionista, director y editor en los vídeos del canal de YouTube) no pudo evitar soltar un “pero esta receta está chupada, no tiene nada”.
Pero no confundáis sencillez con simpleza. Este plato está lleno de matices gracias a unos ingredientes que se equilibran realmente bien.
Tenemos: cebolla morada (que da un color estupendo), pimiento rojo, manzana (el contraste de sabor con la calabaza es fantástico), espárragos verdes (más color) y patatas fritas (¿hace falta que os recuerde lo buenísimas que están las patatas fritas??)
Y albahaca. Montones de albahaca (olor, color, sabor…)

Pisto otoñal de calabaza, manzana y cebolla morada {con alioli}

Pisto otoñal de calabaza, manzana y cebolla morada {con alioli}

Y entonces va una y piensa: “¿con qué se puede acompañar esto?”.
Y la respuesta viene de forma inmediata y natural: con un alioli casero (suave o intenso, a gustos) y delicioso:

Pisto otoñal de calabaza, manzana y cebolla morada {con alioli}

Pisto otoñal de calabaza, manzana y cebolla morada {con alioli}

Antes de que alguien haga ascos y se siente tentado a saltarse la entrada por eso de “yo no como verdura”, que lo piense bien. Cualquier plato que lleve patatas fritas merece una oportunidad.
Y en serio que este revuelto, que salió por accidente queriendo aprovechar las sobras de la pizza Montanara (los grandes descubrimientos tienen su origen en estúpidas casualidades), está muy, pero que muy, bueno.

Ingredientes (para 2 personas):
Ingredientes para el pisto de verduras:
* 2 cebollas moradas pequeñas
* medio pimiento rojo grande
* ¼ calabaza mediana, pelada y despepitada
* un manojo de espárragos verdes finos
* 1 manzana madura mediana
* 2 ó 3 patatas de guarnición (pequeñas)
* sal y pimienta negra molida
* ½ cucharadita orégano seco
* una pizca de albahaca seca
* un puñado de hojas frescas de albahaca
* aceite de oliva virgen extra (para freír)

Ingredientes para la salsa alioli:
* 200 ml aceite de girasol
* 1 huevo grande
* un chorrito de vinagre (blanco o balsámico)
* 1 ó 2 dientes de ajo
* una pizca de sal
* una pizca de estragón

Como esta receta es coser y cantar, podéis hacerla al ritmo de este vídeo musical. Recordad suscribiros al canal de YouTube de “Rico sin Azúcar”:

Calentamos el aceite de oliva en una cazuela ancha y alta y freímos las cebollas cortadas en cuartos, a fuego alto (queremos que se doren, no que se pochen):

Paso a paso: freír la cebolla

Cuando comiencen a tomar color, agregamos el pimiento rojo cortado en trozos grandes. Revolvemos la mezcla, salpimentamos ligeramente y dejamos que se fría unos 5 minutos:

Paso a paso: agregar el pimiento

Agregamos la calabaza pelada y cortada en cubos medianos y salamos ligeramente. Seguimos con el fuego medio-alto durante 5 minutos, removiendo de vez en cuando para que todas las verduras se doren por igual:

Paso a paso: agregar la calabaza

Lavamos y cortamos los espárragos verdes finos y los agregamos a las demás verduras:

Paso a paso: agregar los espárragos

Sazonamos de nuevo con sal, pimienta negra molida, orégano y albahaca (fresca y en especia):

Paso a paso: sazonar

Por último agregamos la manzana cortada en dados (la dejamos para el final porque es lo que más rápido se cuece) y removemos bien:

Paso a paso: agregar la manzana

Tapamos la cazuela, bajamos ligeramente el fuego y dejamos que las verduras se cuezan unos 10 minutos, o hasta que estén blandas pero no deshechas (nuestra guía será la calabaza: debe estar tierna si la pinchamos con un tenedor, pero entera y firme)
En una sartén aparte freímos las patatas, cortadas en dados medianos, en abundante aceite:

Paso a paso: freír las patatas

Cuando las patatas estén tiernas y doradas, las añadimos a las verduras y corregimos el punto de sal:

Paso a paso: agregar las patatas

Para acompañar el pisto de verduras podemos preparar una salsa romesco, un pesto, una mayonesa o un alioli, que no es más que una base de mayonesa a la que añadimos más o menos cantidad de ajo, dependiendo si queremos una salsa más o menos picante.
En casa no somos muy amigos del ajo y con un diente nos llega y nos sobra.
Sólo hay que mezclar en un bol alto el aceite de girasol, la sal, el vinagre, el huevo, el estragón y el ajo pelado y troceado (podéis eliminar el germen para que no repita tanto):

Paso a paso: preparar el alioli

Introducimos la batidora en el fondo del bol y batimos, sin moverlo, hasta que los ingredientes emulsionen. Cuando esté cuajada, podemos mover la batidora arriba y abajo para terminar de ligarlo todo:

Paso a paso: batir

Llevamos la cazuela de verduras a la mesa antes de que se enfríe, la sazonamos con unas hojitas más de albahaca fresca, un chorrito de aceite de oliva y sin más contemplaciones… ¡a comer!

Pisto otoñal de calabaza, manzana y cebolla morada {con alioli}

Pisto otoñal de calabaza, manzana y cebolla morada {con alioli}

Preferí no añadir frutos secos ni queso porque, sinceramente, el plato no lo necesita. No es soso, no cansa, y está lleno de contrastes dulces y salados que os encantarán.

Pisto otoñal de calabaza, manzana y cebolla morada {con alioli}

Pisto otoñal de calabaza, manzana y cebolla morada {con alioli}


Pisto otoñal de calabaza, manzana y cebolla morada {con alioli}

Pisto otoñal de calabaza, manzana y cebolla morada {con alioli}

Y aunque el chiste es malo malote, sólo puedo terminar deseando que… ¡os den calabazas!

 
Tiempo: 30 minutos (preparación)
Dificultad: baja

  • Print
  • PDF
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • Netvibes
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Meneame
  • Tumblr
Esta entrada fue publicada en Salsas y Aderezos, Verduras y Legumbres y etiquedada como , , , , . Marca el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>