Caracolas de hojaldre rellenas de chocolate {con naranja y almendras}

 

En mis buenos tiempos yo fui una gran catadora de buffets libres de desayuno. Aunque ahora no ejerzo (todo sea para mantener contento a mi pobre endocrino) me sigue gustando contemplar un buffet bien armado, con sus cuatro clases de cereales (incluidos esos tan sanos que saben a cartón), sus cuatro tipos de zumo (incluido el de pomelo, que nadie, ni siquiera dormido, sería capaz de tragarse), su yogur griego en enoooormes cuencos de cristal, su macedonia multicolor, sus lonchas de bacon crujiente con sus huevos revueltos (o su alternativa de alubias con tomate, abóndigas o salchichas, según el pasaporte del buffet), su colección de pan (blanco, integral, de molde, en bollito, en tostada…), su surtida tabla de quesos y fiambres, sus porciones individuales de mermelada y mantequilla y, por supuesto, su amplia variedad de bollería.
En mi época ejerciente lo primero que solía atacar era la fuente de bizcochos y la de galletas (¿qué esperabais? ¡yo era una auténtica profesional!)
Ahora me conformo con los cereales de cartón, el yogur y la fruta fresca (con excepción de alguna incursión no del todo confesable a la cesta de los croissants, especialmente en un hotel donde los servían tiernos, calentitos y chorreantes de mantequilla)

Quizá por eso intento resarcirme con desayunos caseros como éste:

Caracolas de hojaldre rellenas de chocolate {con naranja y almendras}

Caracolas de hojaldre rellenas de chocolate {con naranja y almendras}


Caracolas de hojaldre rellenas de chocolate {con naranja y almendras}

Caracolas de hojaldre rellenas de chocolate {con naranja y almendras}

Si todavía no habéis puesto en práctica la receta de hojaldre rápido y fácil, os animo a que la hagáis ya. Algún día reuniré fuerzas y ganas para enfrentarme a una auténtica masa de hojaldre, con sus incontables kilos de mantequilla y sus interminables pliegues, pero de momento esta versión alternativa es sencilla y mucho más rápida (y perfecta para los que, como yo, no preparáis una receta con más de 12 horas de antelación)
Este hojaldre trampeado requiere menos mantequilla, menos trabajo y solamente una noche de frigorífico. Si no os acabáis de convencer, echad un vistazo a estos nudos con frangipane, estas napolitanas, estos rollitos con manzana o a esta deliciosa trenza salada.

Caracolas de hojaldre rellenas de chocolate {con naranja y almendras}

Caracolas de hojaldre rellenas de chocolate {con naranja y almendras}

Por no hablar de estas sensacionales caracolas.

Caracolas de hojaldre rellenas de chocolate {con naranja y almendras}

Caracolas de hojaldre rellenas de chocolate {con naranja y almendras}

El chocolate y el hojaldre son un dúo que siempre suena bien. Igual que el chocolate y la naranja. O el chocolate y los frutos secos. Así es que, ¿por qué no combinarlo todo? Estas caracolas están rellenas de chocolate y ralladura de naranja (lo que le da un sabor y un aroma fantásticos) y cubiertas con almendra fileteada.
Para empezar bien el día.

Ingredientes (para 14 unidades, aprox):
Ingredientes para la masa:
* 250 gr harina de fuerza
* 5,5 gr (un sobre) levadura seca de panadería
* 1 huevo mediano
* 95 gr leche tibia
* 25 gr tagatosa (o 50 gr azúcar)
* 1 pizca de sal
* 100 gr mantequilla semi-dura

Resto de ingredientes:
* crema de cacao y avellanas (Nocilla o Nutella) o chocolate para fundir (yo utilicé crema de cacao y avellanas con tagatosa de “Dambert Nutrition”)
* ralladura de piel y el zumo de media naranja
* un puñado de almendras fileteadas
* huevo batido (para pintar)

El primer paso es preparar el hojaldre rápido siguiendo las instrucciones de la receta de “mugis”.
Una vez hemos plegado la masa y dejado que repose en la nevera un mínimo de 12 horas, la retiramos:

Paso a paso: preparar la masa de hojaldre rápido

Enharinamos la superficie de trabajo y estiramos la masa con el rodillo:

Paso a paso: estirar con el rodillo

Manteniendo siempre el rodillo y la superficie de trabajo enharinados, estiramos la masa hasta formar un rectángulo grande de 60cm largo y 30cm de ancho:

Paso a paso: formar una plancha rectangular

Untamos la superficie de la plancha con la crema de chocolate, dejando un borde libre en los extremos más cortos (para que la masa después se pueda cerrar) y la espolvoreamos con la ralladura de piel de naranja:

Paso a paso: untar con chocolate y espolvorear con ralladura de naranja

Doblamos la plancha sobre sí misma (por el lado más corto) y la cerramos como un libro, sellando los extremos:

Paso a paso: cerrar con un libro

Ahora el procedimiento es el mismo que para preparar los nudos de hojaldre rellenos de frangipane:
Con un cuchillo afilado o un corta-pizzas cortamos tiras horizontales de un dedo de grosor. En total yo obtuve 14 tiras. La cantidad final dependerá del tamaño de la plancha de hojaldre que hayáis estirado (por ejemplo, el rectángulo de los nudos de hojaldre con frangipane me quedó más pequeño y por eso pude cortar solamente 8 tiras)

Paso a paso: cortar tiras

Enrollamos cada una de las tiras sobre sí misma y hacemos un tirabuzón:

Paso a paso: formar un tirabuzón

Enrollamos el tirabuzón sobre sí mismo y ocultamos el extremo final de la tira bajo la caracola:

Paso a paso: enrollar

Vamos colocando las piezas sobre una bandeja de horno cubierta con papel sulforizado (un poco separadas porque al reposar y hornear se hinchan):

Paso a paso: colocar sobre una fuente y dejar fermentar

Las tapamos con un paño y dejamos que reposen en un lugar seco y cálido (por ejemplo, el interior del horno a 30ºC) durante 1 hora:

Paso a paso: tras la fermentación

Mientras tanto, exprimimos la mitad de la naranja que antes rallamos y humedecemos las almendras filateadas en el zumo, para que se impregnen bien:

Paso a paso: mojar las almendras en el zumo de naranja

Este paso es importante: el zumo de naranja aporta sabor a las almendras y ayuda a que tomen un bonito color dorado cuando horneemos las caracolas, evitando que se quemen y queden negras y feas. Otra solución sería untar las almendras en huevo batido, pero el zumo de naranja deja un aroma final muy agradable.

Pintamos las caracolas con huevo batido:

Paso a paso: pintar con huevo batido

Y las decoramos con la almendra fileteada:

Paso a paso: decorar con la almendra fileteada

Introducimos la bandeja en el horno, previamente calentado a 160ºC (con función ventilador) o a 180ºC (sin ventilador) y las horneamos unos 13 minutos (ojo: cada horno es diferente) o hasta que estén bien doradas.

Os aseguro que así, recién hechas, superan incluso a los croissants de aquel buffet de desayuno. Están tiernas, jugosas y la masa tiene esa textura quebradiza del mejor hojaldre.

Caracolas de hojaldre rellenas de chocolate {con naranja y almendras}

Caracolas de hojaldre rellenas de chocolate {con naranja y almendras}


Caracolas de hojaldre rellenas de chocolate {con naranja y almendras}

Caracolas de hojaldre rellenas de chocolate {con naranja y almendras}

Su mejor momento es este, recién salidas del horno, listas para saborear con un café o un chocolate caliente.

Caracolas de hojaldre rellenas de chocolate {con naranja y almendras}

Caracolas de hojaldre rellenas de chocolate {con naranja y almendras}


Caracolas de hojaldre rellenas de chocolate {con naranja y almendras}

Caracolas de hojaldre rellenas de chocolate {con naranja y almendras}

Aunque la masa pierde parte de su textura al día siguiente, se conserva mucho mejor que el brioche (la auténtica masa de un día) y aún pueden tomarse relativamente frescos y tiernos. El relleno de chocolate ayuda a mantener la miga hidratada, así es que si comenzáis preparando el hojaldre la tarde del viernes, podéis tenerlos listos la mañana del sábado y disfrutarlos todo el fin de semana.
Con el clima tan fantástico que estamos teniendo (especialmente en nuestras latitudes ártabras), me parece un inmejorable plan de domingo.

 
Tiempo: 12 horas (refrigeración del hojaldre) + 1 hora 30 minutos (preparación) + 13 minutos (horneado)
Dificultad: media

  • Print
  • PDF
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • Netvibes
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Meneame
  • Tumblr
Esta entrada fue publicada en Hojaldre y etiquedada como , , , , , . Marca el Enlace permanente.

4 Respuestas para Caracolas de hojaldre rellenas de chocolate {con naranja y almendras}

  1. IFeelCook dice:

    Babeo pensando en los buffets de desayuno de hotel (y más a estas horas). Qué ricas han de estar estas caracolas…

  2. Mayte dice:

    Estoy absolutamente enajenada de antojo!!! Que delicia y ya sabes que yo vivo enamorada de tus paso a paso…esto cae esta misma semana, aunque no los pruebe, merecen estar en mi mesa!!

    Un abrazo preciosa!

    • Helena dice:

      Gracias Mayte, ¡me alegro que te gusten! Si los haces, no dejes de probarlos porque son un auténtico vicio.
      Un besote y muy buena semana!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>