Cassatelle de ricotta y chocolate {dulce de Carnaval}

 

El sentido del ridículo es una cualidad injustamente menospreciada.
Desde que un puñado de moléculas se mezcló y soltó un par de chispazos dando origen a la vida en esa sopa o caldo primigenio, siempre hemos conservado un instintivo sentido del ridículo. Ese mismo sentido autoprotector que llevó a nuestros ancestros, poco después de bajar de los árboles, a no hacer el payaso por temor a perder el respeto y posición en el grupo y ser la mofa y befa de rivales y aliados.
De todo ello se deduce que el sentido del ridículo y la capacidad de avergonzarse (inteligentemente equilibrados con saber reírse de uno mismo), son una expresión fundamental del instinto de supervivencia humano.

Por eso no entiendo el Carnaval ni a los que se disfrazan.
¿Habrán perdido su gen del ridículo mucho tiempo atrás, en aquella sopa molecular?
Que yo recuerde, excepto una breve etapa de mi adolescencia en la que quería disfrazarme de Muerte (el Instituto siempre provoca traumas), nunca me han atraído los disfraces. Ni a los cuatro, ni a los cinco, ni a los seis años. Mi gen del ridículo debe de ser extremadamente quisquilloso, porque me acuerdo de posar con tutú de bailarina en los Carnavales de párvulos y pensar “algún día tendré que pagar millones para que estas fotos no salgan a la luz”…

Por contra, mi animadversión hacia las chirigotas, comparsas y desfiles es inversamente proporcional a mi afición por los dulces de Carnaval.
Lo dicho: mi gen es quisquilloso, pero no tiene un pelo de tonto…
Por ejemplo, sé que le pirran cosas como ésta:

Cassatelle de ricotta y chocolate {dulce de Carnaval}

Cassatelle de ricotta y chocolate {dulce de Carnaval}

Estas delicias son originarias de Sicilia y se llaman cassatelle. Si el exterior ya os parece irresistible, mirad lo que esconden por dentro:

Cassatelle de ricotta y chocolate {dulce de Carnaval}

Cassatelle de ricotta y chocolate {dulce de Carnaval}

Se trata de una masa frita con una textura similar a la de una torta o galleta crujiente. Se aromatiza con vino blanco dulce (tradicionalmente Marsala) y jerez seco, se rellena de chocolate y ricotta (¡delicioso ricotta!) y se espolvorea con azúcar glas.
Como todas las masas fritas, es una auténtica exquisitez pringarse los dedos con aceite y rebozarse los labios de azúcar.

Cassatelle de ricotta y chocolate {dulce de Carnaval}

Cassatelle de ricotta y chocolate {dulce de Carnaval}


Cassatelle de ricotta y chocolate {dulce de Carnaval}

Cassatelle de ricotta y chocolate {dulce de Carnaval}

Tomé la receta de aquí, aunque reduje ligeramente las proporciones de azúcar en la masa y el relleno. También encontré que para la cantidad de masa de la receta, basta con preparar la mitad de relleno.
No lo dudéis: este año, aunque os encerréis en casa para escapar de choqueiros y desfiles, preparad estos riquísimos cassatelle.

Ingredientes (para 18 unidades, aprox):
Ingredientes para la masa:
* 500 gr harina
* 25 gr tagatosa (o 50 gr azúcar)
* 90 gr aceite de oliva virgen extra
* 180 gr vino blanco dulce o de postre (yo utilicé Bach Extrísimo blanco semi-dulce)
* 2 cucharadas de brandy o jerez seco
* una pizca de sal

Ingredientes para el relleno:
* 275 gr ricotta
* 75 gr tagatosa (o 150 gr azúcar)
* 60 gr chocolate negro troceado (yo utilicé chocolate negro Valor sin azúcar con 52% cacao)
* ¼ cucharadita de esencia de vainilla (o media vaina de vainilla natural)
* una pizca de canela (opcional)

Resto de ingredientes:
* aceite de girasol (para freír)
* tagatosa en polvo o azúcar glas (para espolvorear)

Ingredientes para el queso ricotta:
* 500 gr leche fresca entera
* 200 gr nata para montar (35% mg)
* 2 cucharadas de vinagre blanco de buena calidad
* una pizca de sal

Además del paso-a-paso habitual, podéis ver el vídeo de la receta en el canal de Rico sin Azúcar en YouTube:

En primer lugar, preparamos el queso ricotta siguiendo estos pasos.
Conviene prepararlo con un día de antelación para que drene el suero un mínimo de 12 horas:

Paso a paso: preparar el ricotta

Con las cantidades indicadas de leche y nata se obtienen unos 300 gr de queso, aunque dependerá de la grasa de la leche y de si cuaja la mayor parte o no.
Como para esta receta sólo necesitáis 275 gr, guardad el sobrante en la nevera (con unas cucharadas de mermelada es otro magnífico postre)

A continuación preparamos la masa de los cassetelle.
Vertemos todos los ingredientes en un recipiente grande:

Paso a paso: mezclar los ingredientes de la masa

Y amasamos a mano (o con el gancho de la amasadora durante unos 5 minutos) hasta que obtengamos una masa compacta, elástica y bien tersa:

Paso a paso: amasar

Envolvemos la masa en plástico transparente y dejamos que repose en la nevera 1 hora.

Paso a paso: refrigerar

Mientras tanto, preparamos el relleno.
En otro recipiente mezclamos el queso ricotta, el azúcar (o edulcorante) y la esencia de vainilla (o vainilla en rama):

Paso a paso: añadir la esencia de vainilla

Agregamos el chocolate troceado y lo integramos bien con ayuda de una cuchara o una espátula:

Paso a paso: añadir el chocolate troceado

Ahora sólo tenemos que montar los cassatelle.
Retiramos la masa de la nevera, la colocamos entre dos hojas de papel de horno y la estiramos con el rodillo hasta obtener una plancha fina de unos 2mm de grosor:

Paso a paso: estirar

Recortamos círculos con un cortapastas redondo de 10cm de diámetro:

Paso a paso: recortar

Los recortes sobrantes los volvemos a reutilizar, amasando y estirando nuevamente.

En el centro de cada círculo colocamos una cucharadita colmada de relleno:

Paso a paso: rellenar

Humedecemos los bordes del círculo con un pincel mojado en agua (este paso es muy importante para que no se nos abran los cassatelle):

Paso a paso: humedecer los bordes

Doblamos el círculo en forma de media luna, como si hiciéramos una empanadilla, y cerramos un sellamos bien los bordes, con los dedos y con un tenedor:

Paso a paso: cerrar y sellar

Calentamos un cazo grande con aceite de girasol y freímos los cassetelle de dos en dos, unos 3 minutos por cada lado, girándolos con una espumadera para que queden bien dorados:

Paso a paso: freír

A medida que estén fritos, los retiramos y dejamos que escurran el aceite sobre varias hojas de papel de cocina.
Cuando todavía estén calientes, los espolvoreamos con azúcar (o tagatosa en polvo) y los llevamos a la mesa, sin entretenernos por el camino, para degustarlos así, aún templados:

Cassatelle de ricotta y chocolate {dulce de Carnaval}

Cassatelle de ricotta y chocolate {dulce de Carnaval}


Cassatelle de ricotta y chocolate {dulce de Carnaval}

Cassatelle de ricotta y chocolate {dulce de Carnaval}

Recién hechos son una verdadera perdición, con el chocolate fundido y el ricotta bien cremoso.
Este es el relleno clásico, pero podéis hacer las variaciones que os gusten (por algún sitio he leído una versión con coco)

Cassatelle de ricotta y chocolate {dulce de Carnaval}

Cassatelle de ricotta y chocolate {dulce de Carnaval}


Cassatelle de ricotta y chocolate {dulce de Carnaval}

Cassatelle de ricotta y chocolate {dulce de Carnaval}

Que los disfrutéis.
Y feliz Entroido, a quien le guste ;-)

 
Tiempo: 40 minutos (preparación) + 1 hora (refrigerado)
Dificultad: media

  • Print
  • PDF
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • Netvibes
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Meneame
  • Tumblr
Esta entrada fue publicada en Buñuelos, Rosquillas y otras masas fritas y etiquedada como , , . Marca el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>