Biscotes con tomatitos secos, romero y nueces

 

Parece que muchos autores han sufrido el llamado “bloqueo del escritor”, o el “síndrome de la página en blanco”. Me imagino que es una especie de parálisis mental que impide que se te ocurra ninguna idea nueva, original y realmente valiosa.
Bueno, pues salvando las distancias (varios y largos kilómetros de distancia), esta servidora a veces sufre de bloqueos cuando tiene que decidir qué cocinar.
¿No os habéis encontrado nunca en medio de la cocina, brazos en jarras, paralizados ante una pregunta crucial (cuasi duda existencial) de abrumadora magnitud? Esta es: ¿qué diablos hacer para comer??
Si no sufrís este tipo de accesos bloqueantes, enhorabuena: sois gente con suerte, de fácil apetito y con una psique privilegiada. En ese caso podéis saltaros la digresión mental que ocupa el resto de la entradilla e ir directamente al meollo de la receta…
Deduzco que los que seguís leyendo conmigo sois del género inseguro, de los que suelen tirarse 10 minutos bailando como pollos en la cocina, abriendo y cerrando armarios, sacando y guardando sartenes. Pues os confieso un secreto.
Yo estas crisis las arreglo de una forma muy sencilla: preparando pan.
Aún a riesgo de desvelar el invento y de que alguien se haga millonario con la idea (la “pan-terapia” es un campo por explotar), os aseguro que hacer pan es una forma maravillosa de reconciliarse con la cocina (especialmente después de varias recetas fallidas o de prometedores experimentos que, de un modo humillante, han acabado en el cubo de la basura)
Hacer pan desobstruye los atascos de origen anímico, despeja las inseguridades, calma, serena y regenera la autoconfianza. Mejor que una droga, vaya.
Una vez conocido el remedio, sólo tenemos que decidir la receta.
Y recetas de panes hay para hartar.
Echemos un vistazo a esta de hoy, por ejemplo:

Biscotes con tomatitos secos, romero y nueces

Biscotes con tomatitos secos, romero y nueces


Biscotes con tomatitos secos, romero y nueces

Biscotes con tomatitos secos, romero y nueces

A priori la cosa pinta bien: se intuyen nueces troceadas, tomatitos secos y una miga dorada y bien tostada. Algún lector aventajado habrá adivinado que lo de “biscote” se refiere al método de la doble cocción, como los carquinyolis (o cantuccini)
Que nadie se ponga nervioso: este no es un pan de procesos largos ni pasos complicados. Es uno de los panes más fáciles y rápidos de preparar que he hecho nunca, lo que lo convierte en un pan de terapia ideal.
Y además está bueno hasta decir basta.

Biscotes con tomatitos secos, romero y nueces

Biscotes con tomatitos secos, romero y nueces

La receta es del blog “Easy Food Smith”. Solamente cambié algunos ingredientes (medallones de queso de cabra en lugar de paneer y aceite de oliva en lugar de mantequilla) porque la receta original es tan fantástica y sencilla que dan ganas de aplaudir.

Biscotes con tomatitos secos, romero y nueces

Biscotes con tomatitos secos, romero y nueces


Biscotes con tomatitos secos, romero y nueces

Biscotes con tomatitos secos, romero y nueces

Esta receta es la prueba definitiva de que con muy poco esfuerzo se puede preparar algo sensacional. Son unos panecillos perfectos para picar, para untar, para acompañar, para tomar solos… Con estos biscotes se pueden preparar unos bocadillos sensacionales (se acabaron las cenas refugio a base de tristes rebanadas de pan de molde)
Y si los presentáis a la mesa en alguna ocasión especial, quedaréis como unos auténticos profesionales.

Ingredientes (para 12-14 rebanadas)
* 385 gr harina
* 1 cucharadita (5 gr) de levadura química de repostería
* 1 cucharadita (5 gr) de bicarbonato
* 1 cucharadita de sal
* ¼ cucharadita de cebolla deshidratada o ajo seco molido
* una pizca de pimienta negra molida
* 100 gr rulo de queso de cabra
* 30 gr tomatitos secos deshidratados
* 60 gr nueces troceadas
* 1 cucharadita de romero seco
* 60 gr leche
* 30 gr aceite de oliva virgen extra
* 1 cucharada (15 gr) queso parmesano rallado
* 2 huevos batidos

En un recipiente grande mezclamos la harina, la levadura de repostería, el bicarbonato, la sal, la pimienta y la cebolla deshidratada:

Paso a paso: mezclar los ingredientes

Añadimos el queso de cabra desmigajado y lo mezclamos bien:

Paso a paso: mezclar

Añadimos los tomatitos secos deshidratados (cortados en pedazos pequeños), el romero y las nueces troceadas:

Paso a paso: añadir los tomatitos, el romero y las nueces

Añadimos el aceite de oliva, la leche, el queso parmesano rallado y los huevos batidos:

Paso a paso: añadir los ingredientes líquidos

Mezclamos todos los ingredientes con las manos (os aconsejo utilizar un guante de vinilo para no dejarse las manos echas un asco) hasta que todos los ingredientes se hayan incorporado y obtengamos una masa compacta. Como la masa lleva tropezones (nueces y tomatitos), es preferible no utilizar unas varillas de amasar o podemos acabar sin varillas, sin pan y con un gran cabreo:

Paso a paso: mezclar
Paso a paso: obtener una masa compacta

Colocamos la masa sobre una bandeja de horno, previamente forrada con papel sulforizado, y le damos forma de tronco. Mi tronco tenía unos 30 cm longitud, pero el tamaño dependerá de la forma que queráis dar a vuestros biscotes (más alargados, más redondos, más pequeños o más grandes):

Paso a paso: dar forma de tronco

Introducimos el pan en el horno, previamente calentado a 180ºC, a media altura, durante unos 25 minutos.
Una vez esté hecho (la base debe sonar hueca si se golpea), dejamos que se temple 30 minutos (hasta que podamos manipularlo sin quemarnos)
Con un cuchillo de pan bien afilado, cortamos rebanadas de un dedo de grosor, aproximadamente, y las repartimos sobre la bandeja de horno:

Paso a paso: cortar en rebanadas

Introducimos de nuevo la bandeja en el horno, a 180ºC, durante 10 minutos o hasta que los bordes de las rebanadas comiencen a dorarse.
Las retiramos y servimos el pan así, aún caliente. Justo en el momento de servir, puede espolvorearse con una pizca de romero seco.

Biscotes con tomatitos secos, romero y nueces

Biscotes con tomatitos secos, romero y nueces

Por supuesto, se admiten variaciones, como colocar una loncha de queso sobre las rebanadas antes de la segunda cocción.
Se pueden untar con queso en crema, paté, sobrasada (mmmmmm!) o, para los valientes, con un diente de ajo.
Con un chorrito de aceite están también deliciosas.

Biscotes con tomatitos secos, romero y nueces

Biscotes con tomatitos secos, romero y nueces


Biscotes con tomatitos secos, romero y nueces

Biscotes con tomatitos secos, romero y nueces

La textura no es tan dura y crujiente como la de los cantuccini (que nadie tema perder un empaste) Son más tiernos y mucho más agradables de saborear.
Una vez horneados y fríos, pueden volver a calentarse en el microondas o unos minutos más con un golpe de horno. Y quedarán como recién hechos.

 
Tiempo: 15 minutos (preparación) + 40 minutos (horneado)
Dificultad: baja

  • Print
  • PDF
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • Netvibes
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Meneame
  • Tumblr
Esta entrada fue publicada en Aperitivos y Entrantes, Pan y etiquedada como , , , , , , . Marca el Enlace permanente.

7 Respuestas para Biscotes con tomatitos secos, romero y nueces

  1. Frabisa dice:

    Helena, a mí me pasa al revés, sobre todo cuando pienso en cocinar algo para el blog, tengo mil recetas que me gustaría hacer y me disperso, quiero centrarme en algo concreto y me cuesta conseguirlo, jajjajajjajaja. Está claro, las blogueras desarrollamos patologías complicadas de diagnosticar :)
    Tus biscotes están desde hace tiempo entre mis proyectos inmediatos, con lo cual no deben ser tan inmediatos pero me apetece muchísimo hacerlos. Me gusta que sean salados. Te han quedado de diez, enhorabuena. Bicos

    • Helena dice:

      Los blogueros somos una fauna con patologías aún por descubrir :-D
      Me alegro que te gusten, Isa, y a ver si te animas a probarlos.

      Biquiños y buena semana!

  2. Encarna dice:

    Buenoooo…. Genial receta. No tengo ni idea de cómo te he encontrado! Buscaba información sobre el famoso SEO (que nos trae de cabeza a muchas bloggeras) y… mira por donde me apareces!
    Me ha encantado esta receta y en cuanto tenga tiempo (hay… tiempo….) me voy a dar un baño de recetas en tu blog. Esta, la de los biscotes, me parece genial y la haré en cuanto tenga invitados, pronto, seguro.
    Y para terminar este rollo epistolario que te he metido, decirte que me encanta como escribes, cosa no muy frecuente en el universo 2.0.

    Salditos y hasta pronto!

    • Encarna dice:

      Perdona! Los “Salditos” eran Saluditos… (debe ser el síndrome de las rebajas ;o))

    • Helena dice:

      Bienvenida, Encarna. No creo que mis recetas, mis fotografías ni mis textos sean para echar cohetes (ya me gustaría), pero se agradece mucho (¡mucho!) el feed-back ;-)
      Quédate el tiempo que quieras y curiosea por todos los rincones. Y si quieres llevarte unos cuantos biscotes, me haces muy feliz.

      Besos

  3. ivan dice:

    me gusta todo esto que haces y te lo agradezco pero te voy a decir una cosa y se que es dificil seria capaz de racionarlo con sus raciones correspondiente. echale un ojo a esta pagina que seguro la habras visto unadiabeticaenlacocina es impresionante

    • Helena dice:

      Gracias por tu correo, Iván.
      Cuando me diagnosticaron diabetes (hace poco más de 10 años) yo también andaba muy pendiente de las raciones de hidratos y el peso de todos los alimentos. Sinceramente, ahora ya no calculo las raciones de forma tan estricta. Con el tiempo se aprende a simple vista la cantidad de hidratos que contiene un plato (por el tamaño de la vajilla, por ejemplo)
      De todos modos, puedes extraer tú mismo las raciones teniendo en cuenta que 10 gr hidratos de carbono equivalen a 1 ración. Para eso deberías tener una tabla de equivalencias de alimentos por peso (hasta hace 5 años yo la tenía colgada en la nevera)
      Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>