Galletas Linzer o Spitzbuben {con avellanas}

 

Respira, ya pasó todo.
No, no me refiero a los acontecimientos políticos recientes sino a la Navidad, que ya se fue llevándose consigo todo su equipaje: las comidas con suegros y cuñados, las cenas de empresa, el sorteo del Gordo (y, al día siguiente en la tele, los inevitables agraciados agitando confiadamente ante la cámara los décimos premiados, sin recelo ni precaución alguna), las cabalgatas de Reyes (cada vez más surrealistas), montar el árbol, desmontar el árbol, recoger el Belén (y hacer recuento de las figuritas extraviadas)…
En fin, que de la Navidad sólo queda la evidencia, a veces dolorosamente palpable, de esos kilos de más.
Hemos sobrevivido para contarlo. Otro año.
Y eso hay que celebrarlo, ¿o no?
Pues ponte cómodo, descansa (te lo has ganado) y alégrate la vista con la receta de hoy.

Hay muchas recetas con denominación de origen reconocida, como el famoso pastel de riñones (que sólo pudieron inventar unos ingleses con mucha hambre y cuya autoría, de todas formas, nadie más reclama…)
En otros casos la casualidad (o la genialidad) ha hecho surgir recetas prácticamente idénticas en diferentes lugares.
Por ejemplo, ¿la crème brûlée es la versión francesa de la crema catalana? ¿por qué los carquinyolis y los cantuccini son tan sospechosamente parecidos?, ¿la rösti suiza es una tortilla de patata sin huevo? Ya que estamos, ¿quién sabe distinguir una raclette de una fondue? Por no mencionar filloas y frixuelos
Pues las galletas de hoy son otra de esas recetas conocidas por sus varios “alias”. Son más populares bajo el nombre austríaco Linzer (o “Linzer Augen”), aunque tienen un gemelo suizo llamado Spitzbuben.
Ambas son galletas de mantequilla, se espolvorean con azúcar, se rellenan de mermelada y suelen prepararse en Navidad.

Galletas Linzer o Spitzbuben {con avellanas}

Galletas Linzer o Spitzbuben {con avellanas}

El éxito es comprensible: ¿qué hace cualquier animal racional cuando le dan dos galletas? Pues rellenarlas de cualquier cosa. Y si la cosa es dulce, mejor (y más racional)

Galletas Linzer o Spitzbuben {con avellanas}

Galletas Linzer o Spitzbuben {con avellanas}


Galletas Linzer o Spitzbuben {con avellanas}

Galletas Linzer o Spitzbuben {con avellanas}

Encontraréis muchas recetas de galletas Linzer (alias Spitzbuben), pero entre todas, la que más me gustó fue ésta de Pam (“Uno de Dos”), que a su vez proviene de ésta otra de Martha Stewart.
Me gustó especialmente que utilizara menor cantidad de mantequilla que en las recetas de galletas habituales, y el uso de nueces (que yo he sustituido por avellanas), me pareció realmente interesante.
Para potenciar aún más el sabor de la masa, combiné harina de trigo común (de todo uso) con harina de espelta. Además, me acordé de que mi cuñada (suiza, a más señas), suele emplear siempre harina integral para hacer galletas. Y qué caray, le salen muy buenas.

Galletas Linzer o Spitzbuben {con avellanas}

Galletas Linzer o Spitzbuben {con avellanas}

El resultado es una galleta crujiente, firme, de textura nada arenosa (a diferencia de las galletas de base de mantequilla, que se deshacen con más facilidad)
Y absolutamente sublime.

Ingredientes (para 20 unidades, aprox)
* 1 huevo
* 45 gr tagatosa (o 90 gr azúcar glas)
* 70 gr mantequilla
* 65 gr avellanas tostadas y sin piel
* una pizca de sal
* una pizca de vainilla
* 125 gr harina común
* 125 gr harina de espelta o de kamut blanca, o harina de trigo integral (opcional)
* 1 cucharadita de levadura química de repostería
* mermelada, para rellenar (yo utilicé mermelada de jengibre y naranja y mermelada de cuatro frutos rojos de “St. Dalfour”, sin azúcar ni edulcorantes añadidos)

En un recipiente batimos el huevo, el azúcar (o tagatosa), la sal, la vainilla y la mantequilla, hasta obtener una mezcla bien ligada:

Paso a paso: mezclar los ingredientes de la masa

Molemos las avellanas (yo utilizo un molinillo de café) y las incorporamos a la mezcla anterior, batiendo con la pala de amasar o con unas varillas:

Paso a paso: moler las avellanas
Paso a paso: agregar las avellanas molidas

Agregamos las harinas, poco a poco, mezcladas con la levadura química de repostería, amasando al mismo tiempo hasta obtener una masa compacta.
Si no encontráis harina de espelta o de kamut blanca, o no os gusta la harina integral, utilizad solamente harina de trigo común.

Paso a paso: agregar la harina
Paso a paso: amasar

Amasamos brevemente con las manos para terminar de ligarla bien, la aplastamos ligeramente y la guardamos en la nevera 1 hora y media, envuelta en plástico transparente, para que se enfríe:

Paso a paso: amasar
Paso a paso: refrigerar

Una vez la masa esté fría y firme (pero no dura como una piedra), la retiramos de la nevera y dividimos en 2 mitades.
Trabajaremos con una mitad y mantendremos la otra refrigerada, para que no se caliente.
Colocamos la masa entre dos hojas de papel de horno y la estiramos hasta obtener una plancha de 3mm de grosor:

Paso a paso: estirar la mitad de la masa

Recortamos las tapas de las galletas con un cortapastas rizado de 5cm de diámetro y en el centro recortaremos otra figurilla (yo utilicé un cortapastas en forma de flor y otro en forma de estrella)
Los recortes sobrantes los volveremos a unir, estirar y haremos nuevos recortes.
En total obtendremos 20 tapas:

Paso a paso: cortar las tapas

Guardamos las tapas en la nevera y reservamos.

Retiramos la mitad restante de masa y repetimos la operación, esta vez para hacer las bases de las galletas.
Yo utilicé un cortapastas redondo de 6cm de diámetro para que la base sobresaliera de la tapa de forma más decorativa, pero podéis usar el mismo cortapastas para ambas partes.
Así obtendremos 20 bases:

Paso a paso: cortar las bases
Paso a paso: bases

Refrigeramos las bases en la nevera unos 10 minutos, antes de hornear todas las piezas, a 180ºC, durante unos 12 minutos, o hasta que los bordes comiencen a dorarse.
Una vez listas y templadas, las pasamos a una rejilla y dejamos que se enfríen completamente :

Paso a paso: hornear y enfriar

Cuando estén frías, las espolvoreamos con azúcar glas (o tagatosa):

Paso a paso: espolvorear con azúcar

Por último, sólo queda rellenar las galletas colocando una cucharadita de la mermelada que más nos guste en el centro de la base…:

Paso a paso: rellenar con mermelada

…y cerrarla con la tapa:

Paso a paso: tapar

Tened en cuenta que si empleáis una mermelada con tropezones grandes de fruta, será más difícil que las galletas queden completamente cerradas. Normalmente las buenas mermeladas tienen un alto contenido en fruta (y gusta que se note), así es que si vuestros invitados son gente de paladar fino, sabrán apreciar esa pequeña imperfección…
Que, por suerte, no influye en el sabor de la galleta:

Galletas Linzer o Spitzbuben {con avellanas}

Galletas Linzer o Spitzbuben {con avellanas}


Galletas Linzer o Spitzbuben {con avellanas}

Galletas Linzer o Spitzbuben {con avellanas}


Galletas Linzer o Spitzbuben {con avellanas}

Galletas Linzer o Spitzbuben {con avellanas}

Lo mejor de todo es que se mantienen igual de firmes y crujientes después de un par de días, pese a que podía parecer que el relleno de mermelada reblandecería la masa.
Pero estas galletas son simplemente perfectas. Se pueden preparar con antelación y conservarlas varios dias dentro de un recipiente hermético.

Galletas Linzer o Spitzbuben {con avellanas}

Galletas Linzer o Spitzbuben {con avellanas}


Galletas Linzer o Spitzbuben {con avellanas}

Galletas Linzer o Spitzbuben {con avellanas}

Vale, confieso: en realidad no me dio tiempo a publicar esta receta en Navidad y toda la entradilla con el rollo de la auto-recompensa, bla-bla-bla, es una excusa de medio pelo…
Pero, hey, si has llegado hasta esta última línea es que la receta te ha gustado, ¿no?
Así es que, ¿por qué no prepararla?
;-)

 
Tiempo: 30 minutos (preparación) + 1 hora y 30 minutos (regrigerado) + 12 minutos (horneado)
Dificultad: baja

  • Print
  • PDF
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • Netvibes
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Meneame
  • Tumblr
Esta entrada fue publicada en Galletas, Recetas navideñas y etiquedada como , , , , . Marca el Enlace permanente.

5 Respuestas para Galletas Linzer o Spitzbuben {con avellanas}

  1. Buenos dias!! siempre salgo de tu cocina con la baba caida, jajaj
    Bss

  2. Marina dice:

    Quines fotos més maques! i quina recepta més delicada i bona!

  3. Me encantan estas galletas, tienen una pinta estupenda y tienen que estar muchísimo más ricas que las compradas, tomo nota!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>