Panecillos de ajo, perejil y parmesano

 

Hoy es un día especial: el día en que todos los hornos están echando humo para celebrar el WORLD BREAD DAY.
Como cada 16 de Octubre, Kochtopf nos invita a publicar una receta de pan, a lo que me sumo con estos panecillos de ajo, perejil y parmesano (tan deliciosos como bonitos):

Panecillos de ajo, perejil y parmesano

Últimamente nos estamos aficionando a comprar bollitos de pan los fines de semana. Entre los habituales que suelen caer (nueces, cebolla o pipas), están unos panecillos de ajo y perejil con un sabor y un olor estupendo. Tenía ganas de probar a hacerlos en casa con perejil fresco y el resultado ha sido muy (pero que muy) bueno.
Para la masa utilicé la receta de panecillos de leche de Confessions of a Bake-a-holic, y es una receta genial, porque la miga no puede ser más tierna y esponjosa.
Los pasos llevan algo de tiempo (en total hay 3 leudados), pero son muy sencillos.

Panecillos de ajo, perejil y parmesano

En casa no somos muy amigos del ajo (aunque si hay que creérse todo lo que afirma la Wikipedia, parece que sus usos se extienden a la carpintería…¡!) El caso es que no quise que luego estuviera repitiéndonos toda la tarde, así es que la masa sólo contiene queso y perejil, mientras que el ajo se encuentra en el aderezo con el que se pintan las piezas antes de introducirlas en el horno.
Utilizando 3 dientes, el sabor a ajo se nota, aunque no empacha. Curiosamente, el sabor se potencia transcurrido un día, de modo que os recomiendo tomarlos recién hechos, cuando aún están calientes y su perfume es más delicado. Después (misterios de la química), el sabor parece concentrarse y resultan un poco más fuertes.
Si preferís unos panecillos más suaves, reducid la cantidad a un solo diente. Por supuesto, podéis adaptar la receta y sustituir el ajo por otra especia que os guste (por ejemplo, por cebolla en polvo)

Ingredientes (para 8 panecillos):
Ingredientes para la masa:
* 750 gr harina de fuerza
* 10 gr levadura seca de panadería
* 415 gr leche templada
* 55 gr aceite de oliva
* 1 cucharadita de sal
* 1 cucharada sopera de queso parmesano rallado
* unas cuantas hojas picadas de perejil fresco

Ingredientes para el aderezo:
* 3 cucharadas soperas de aceite de oliva
* 3 dientes de ajo pelados y finamente picados
* 1 cucharada sopera de queso parmesano rallado
* una pizca de orégano molido
* un puñado de hojas picadas de perejil fresco

Comenzamos mezclando todos los ingredientes para la masa en un recipiente grande y amasamos hasta que liguen y se compacten bien.
Dejamos reposar la masa en un lugar seco y cálido (yo recurro siempre al interior del horno, encendido a 35ºC), durante 1 hora o hasta que doble su volumen.
Una vez haya leudado, la dividimos en 8 porciones iguales (podéis pesar cada pieza en una báscula electrónica para aseguraros que son todas iguales)
Yo obtuve 8 porciones de 150 gramos, aproximadamente:


Tapamos las porciones y dejamos de reposen unos 15 minutos:

Transcurrido este tiempo, estiramos cada una con ayuda de un rodillo, hasta obtener círculos de unos 4mm de grosor:

Enrollamos cada uno de los círculos, como si hiciéramos un brazo de gitano, y formamos una especie de cigarrillo. Sellamos la unión pinzando ligeramente los extremos con los dedos y colocamos el panecillo con la unión boca abajo:

Tapamos de nuevo los panecillos con un paño y dejamos que reposen durante 1 hora.

Mientras reposan, preparamos el aderezo:
Pelamos y picamos lo más finamente posible los 3 dientes de ajo (yo siempre retiro el germen) Los mezclamos con el aceite, el queso parmesano, el orégano molido y el perejil fresco:

No tenéis por qué seguir las proporciones de la receta al pie de la letra. Si queréis aumentar la cantidad de queso, disminuir el ajo o añadir otras especias, adelante

Cuando los panecillos hayan subido, los pintamos con el aderezo:

También podéis espolvorearlos con queso rallado para que se gratine en el horno (recordad la máxima “¡Nunca hay demasiado queso!”)

Pellizcamos los panecillos con la punta de unas tijeras y practicamos unos pequeños cortes, no muy profundos, a modo decorativo:

Por último, introducimos la bandeja en el horno, precalentado a 200ºC, durante unos 15-20 minutos, o hasta que estén bien dorados.
Los sacamos y dejamos que se templen sobre una rejilla.

Esta es una receta para impacientes: siempre nos están dando la lata con que hay que dejar enfriar las cremas, las galletas, los bizcochos… y muchas veces es una tortura quedarse esperando junto a la bandeja humeante a poder hincarles el diente sin carbonizarnos la lengua.
¡Pues esta vez NO! Echad mano a estos deliciosos panecillos mientras aún están templados (y no hablo por hablar: yo me zampé uno entero mientra sacaba estas fotos…)

Panecillos de ajo, perejil y parmesano

La miga es muy tierna, casi como la de un brioche. Especialmente recomendable es abrirlos y untarlos con aceite de oliva: sin palabras.

Panecillos de ajo, perejil y parmesano

Ojo, anotad esta receta de Confessions of a Bake-a-holic porque es de esas que conviene tener siempre a mano. La verdad es que, visto el resultado, me han entrado unas ganas terribles de experimentar con otros ingredientes (¿chocolate? ¿tomatitos secos? ¿nueces?)
Espero que a vosotros también os gusten ;-)

 
Tiempo: 30 minutos (preparación) + 2 hora 15 minutos (leudado) + 15 minutos (horneado)
Dificultad: media

  • Print
  • PDF
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • Netvibes
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Meneame
  • Tumblr
Esta entrada fue publicada en Pan y etiquedada como , , . Marca el Enlace permanente.

6 Respuestas para Panecillos de ajo, perejil y parmesano

  1. Rosa dice:

    Te han salido perfectos, tienen que ser un autentio pecado con un poco de jamón dentro para un desayuno. Besos

  2. ¡Desde luego que la miga hace que a una le entren ganas de hacerlos ya mismo! Tiene una pinta increíble, aunque yo sí que le hubiera echado el ajo, ¡me encanta!.
    Y no sé hasta que punto funciona, pero se supone que comer perejil fresco ayuda a eliminar el mal aliento ;)
    Besos
    Cristina

  3. Amaia dice:

    ¡Buenos días! Ayer no pude evitar hacer estos panecillos… ¡Están buenísimos! La textura me ha encantado, es tal y como tú decías, tipo brioche. La próxima vez que la haga creo que le añadiré albahaca fresca a la masa y quizás también tomates secos ¡gracias por la receta!.

    • Helena dice:

      Me alegro que te gusten ;-) Los tomatitos secos suenan estupendamente bien, y con albahaca (¿y quizá también orégano?) tienen que saber estupendamente.

      Gracias a ti, Amaia.

  4. zorra dice:

    Beautiful! Gracias por participar en World Bread Day 2014!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>