Huevos de Pascua rellenos de crema de mascarpone y gelatina de mango

 

La invasión de los conejillos de Pascua por estas fechas es casi tan espeluznante como la de los corazoncitos el día de San Valentín.
No, en serio, en mi lista de terrores insuperables van, por este orden:
1º Los corazones de San Valentín
2º Los conejillos de Pascua
3º Las niñas que saltan a la comba en “Pesadilla en Elm Street” (nunca aguanto hasta la parte en que sale Freddy Kruger) o, empatadas en la misma posición, sus primas gemelas de “El Resplandor”.
4º Los zombis con muy mala leche y muy muy hambrientos (ya, como si los hubiera de otra clase, ¿no?)

Pues aplicando la máxima de “o los combates o te unes a ellos”, he decidido unirme. No exactamente a los conejillos de Pascua, sino a los huevos de Pascua.
“Aaaaaaaah”, estará pensando alguno, “¡menudas vueltas da esta chica para no decir lo que hay dentro de esta caja!” (admito que en este caso el lector picojoso tiene algo de razón)
Vale, sin más preámbulos:

Huevos de Pascua rellenos de crema de mascarpone y gelatina de mango

Dentro de la cajita hay unos deliciosos huevos de Pascua de chocolate rellenos de crema de mascarpone y gelatina de mango (no hay presupuesto para efectos sonoros en el blog, así es que podéis decir “¡tatatacháááán!” bien alto vosotros mismos):

Huevos de Pascua rellenos de crema de mascarpone y gelatina de mango


Huevos de Pascua rellenos de crema de mascarpone y gelatina de mango

¿Y cómo me ha dado por los huevos de Pascua? Pues todo comenzó viendo esto, que me tuvo varias semanas pensando de dónde demonios sacar yo huevos de chocolate huecos sin azúcar. Al final los tuve que preparar yo misma utilizando un molde de silicona de la marca “Tescoma” y modificar ligeramente la receta para servir los huevos de chocolate en posición horizontal y no vertical.
Pero si podéis recurrir a los clásicos huevos con regalito sorpresa que venden antes de las líneas de caja del super, el trabajo y la dificultad se reducen a la décima parte: tan sólo hay que preparar las “claras” y las “yemas” y rellenar las cavidades.
Consejo: el chocolate blanco da mucho mejor resultado que el negro (se deshace menos al manipularlo y por lo tanto, es más fácil rellenar las cáscaras)
¿Os animáis a probarlos?

Ingredientes (para 20 medias cáscaras pequeñas, aprox):
Ingredientes para las “cáscaras”:
* 200 gr chocolate de cobertura blanco o negro (yo utilicé chocolate “Torras” blanco sin azúcar y chocolate “Valor” para fundir sin azúcar)

Ingredientes para la “clara”:
* 250 gr mascarpone
* 25 gr tagatosa (o 50 gr azúcar)
* media cucharadita de ralladura de limón
* una pizca de vainilla
* 200 gr nata para montar (35,1% mg)

Ingredientes para la “yema”:
* un mango maduro
* 120 gr mermelada de melocotón (yo utilicé mermelada “Helios Diet” sin azúcar)
* 3 hojas de gelatina

Comenzamos preparando las “cáscaras” de chocolate.
Si podéis utilizar huevos huecos ya preparados, os facilitará infinitamente el trabajo.
Si no, la alternativa es emplear un molde para huevos de Pascua como éste:

Fundimos las onzas de chocolate (blanco o negro) en un cazo hasta que esté bien deshecho y vertemos una cucharadita en las cavidades del molde:


Con ayuda de un pincel fino, extendemos el chocolate fundido por las paredes de las cavidades hasta que estén bien cubiertas.
Procurad repartir el chocolate uniformemente:

Introducimos el molde en la nevera unos 10 minutos para que el chocolate se endurezca:

Sobre esa capa de chocolate volvemos a aplicar otra capa con ayuda del pincel y dejamos que se endurezca.
Repetiremos la operación un total de 3 ó 4 veces, hasta que veáis que la capa de chocolate tiene un grosor suficiente para que la figura no se rompa al desmoldarla.
Ojo, tened mucho cuidado al desmoldar las cáscaras. Es posible que se rompan un poco por los bordes pero tampoco pasa nada (las recetas caseras es lo que tienen):

Guardamos las cáscaras en la nevera y preparamos las “claras”:
Para el relleno blanco que imita la clara del huevo, utilizaremos mascarpone y nata montada:
Comenzamos batiendo la nata montada en un recipiente (conviene que tanto el recipiente como la nata estén muy fríos):

En otro bol mezclamos el queso mascarpone, la tagatosa (o azúcar), la ralladura de piel de limón y la pizca de vainilla:

Vertemos la nata montada sobre la crema de mascarpone y mezclamos con una espátula para que se integre todo bien:

La parte más complicada de todo el proceso es rellenar las cáscaras sin que el chocolate se funda entre los dedos (cosa muy asquerosa, frustrante y deliciosa al mismo tiempo…) Conviene que el chocolate esté bien frío, pero aún así, es mejor no toquetearlo en exceso.
Yo utilicé guantes de látex para sostener las cáscaras, esperando no dejar las marcas de las huellas en el chocolate. Ya os comentaba antes que el chocolate blanco dio mejor resultado y al final opté por hacer casi todas las cáscaras con él.
Para rellenar las cáscaras utilicé un palito de helado (un sistema algo rudimentario pero efectivo) Lo ideal es un cuchillo pequeño de untar mantequilla o paté, con una punta redondeada.
Colocamos una cucharadita de crema de mascarpone y nata en cada cáscara y la extendemos con cuidado:

Guardamos las cáscaras de chocolate en la nevera y mientras tanto preparamos las “yemas”:
Seguimos las instrucciones del fabricante para desleír las hojas de gelatina en agua fría.
Calentamos la mermelada en el microondas y la mezclamos con la gelatina, removiendo bien para que se deshaga:

En un recipiente a parte batimos el mango pelado y troceado hasta obtener un puré:


Vertemos la gelatina de mermelada y lo mezclamos:

Guardamos el batido en la nevera unos 20 minutos hasta que haya ganado un poco de consistencia y utilizando una cucharilla de café, repartimos un poquito de gelatina en cada uno de los huevos rellenos para conseguir el efecto de “yema”:

Volvemos a introducir los huevos en la nevera para que la gelatina termine de cuajarse (mínimo 1 hora)
Y una vez estén listos, ya podéis sacarlos de la nevera y llevarlos a la mesa.

¿Mucho trabajo?
¡Síííííííí!
Ya, pero, ¿a que son aparentes?

Huevos de Pascua rellenos de crema de mascarpone y gelatina de mango


Huevos de Pascua rellenos de crema de mascarpone y gelatina de mango

Ojo, no sólo aparentes: son unos bocaditos deliciosos que saben a gloria (chocolate, mascarpone, nata y mermelada, ¿se puede pedir más?)

Huevos de Pascua rellenos de crema de mascarpone y gelatina de mango

Para posibles versiones, podéis prescindir del mango y utilizar solamente mermelada y gelatina (¡lástima que los melocotones todavía no estén en temporada!)
También podéis preparar unas natillas muy espesas o una crema de lemon curd como la que preparó Esther para sus macarons.

Bueno, espero que estos huevos de chocolate rellenos hayan servido para ahuyentar vuestros temores a los conejillos de Pascua ;-)

 
Tiempo: 1 hora (preparación) + 15 minutos (montaje) + 1 hora (refrigeración)
Dificultad: alta

  • Print
  • PDF
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • Netvibes
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Meneame
  • Tumblr
Esta entrada fue publicada en Brownies y Chocolates y etiquedada como , , , , , . Marca el Enlace permanente.

8 Respuestas para Huevos de Pascua rellenos de crema de mascarpone y gelatina de mango

  1. SofyLeon dice:

    ¡Qué pasada! Me encantan, te han quedado genial. Me parecen complicados de hacer pero tu los has bordado. ¡Enhorabuena! Besitos.

    • Helena dice:

      Gracias Sofy, me alegro que te gusten.
      No es tanto trabajo si utilizas huevos huecos de chocolate, de los que venden en el super, y los preparas según la receta original.
      El resultado es sorprendente y delicioso!

      Besotes

  2. Noelia dice:

    Sin palabras Helena! Me parece una obra de arte culinaria ;)
    Besos.

  3. Miriam dice:

    Jajaja, monísimos los huevos. A mí también me espantan un poco los conejitos… pero lo que más espanta es la saturación, igual que con los corazones en San Valentín ,). Bss

  4. Yaiza dice:

    Las niñas de pesadilla en Elm Street! Jajajaja! Qué recuerdos! Si que daba miedo todo lo relacionado con la peli, buah!
    En cuanto a la receta, me encanta! Me parece muy original y diferente y con un colorido que me rechifla. Perfecta!
    Besos

  5. aire dice:

    Hola!!! que pasada de huevitos.
    Justo hoy he descubierto tu blog. Después de leer un artículo que rondaba por facebook estos días de una mujer que ha dejado de consumir azúcar, yo y unos amigos más hemos decidido seguir una dieta sin azúcares añadidos, y buscando información di a parar con tu blog. Seré seguidora tuya desde ya!
    Sólo tengo una duda. El chocolate blanco o el negro que hablas en esta receta para fundir…¿ no llevan azúcares?
    Muchas gracias!!

    • Helena dice:

      Hola Aire,
      Los ingredientes que utilizo (desde mermeladas a chocolates) no contienen azúcar, sorbitol ni fructosa, pero están edulcorados (con maltitol, aspartamo o tagatosa, dependiendo del fabricante)
      Ten en cuenta que si buscas sustitutos del azúcar blanco común como la miel, melazas o siropes, aquí no los vas a encontrar…
      De todas formas, bienvenida ;-)

  6. These are too cute, Helena! A great idea for Easter!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>