Tartaletas de mermelada y almendras {para Valentin@s}

 

Ya lo sé, me he dejado engullir por el torbellino de San Valentín. Es difícil de resistir. Me recuerda a las vainas extraterrestres de “La invasión de los ladrones de cuerpos”: te despistas, te confías y ¡zas!, te han suplantado el cerebelo. En este caso a los cerebelos alienígenas les vuelven locos los corazones rojos, los lacitos rosas y traen consigo cantidades industriales de pañuelos de papel para combatir desórdenes en los lagrimales causados por una sobredosis de romanticismo y sensiblería sin límite…
Creo que incluso hay una película de terror en la que el psicópata de turno asesina el día de San Valentín.
Gran película, y nada exagerada, no os creáis: o los combates o te unes a ellos.
El año pasado logré esquivarlos y contraataqué con unas filloas rellenas de pera y chocolate con almendras ricas hasta decir basta.
Pero este año el psicópata y los cerebelos alienígenas me han acorralado… Ojo, no todo el mérito es suyo: tengo las defensas bajas por culpa de un trancazo de aúpa muy terráqueo. Además, esta deliciosa receta tiene que valer como eximente, y si encima le sumamos que hasta resulta aconsejable airear una vez al año los moldes de tartaleta en forma de corazón, va a resultar que en el fondo fondo fondo, no me he dejado engatusar, y que sigo odiando San Valentín, los lacitos rosas y las purpurinas.
El caso es que cuando encuentras un postre como éste, cualquier excusa es buena:

Tartaletas de mermelada y almendras

Si os gustan las galletas, la mermelada y los frutos secos, ésta es vuestra tartaleta perfecta. La base consiste en una masa de galleta corriente, similar a la de las tartaletas de crema pastelera. Podéis sustituir la base por la de esa receta (si preferís disminuir la cantidad de mantequilla y utilizar huevo en su lugar) o añadirle una cucharada colmada de cacao desgrasado sin azúcar y hacer tartaletas de chocolate.
Para el relleno dudaba entre utilizar mermelada de melocotón o de fresa, y al final usé ambas. Podéis emplear la que más os guste, incluida la sabrosísima mermelada de naranja amarga (yo no la encuentro sin azúcar), que además combina muy bien con el chocolate (ojo a las posibles derivaciones chocolateadas que permite la receta!)

Tartaletas de mermelada y almendras

Quizá este año el San Valentín tenga más sentido con esto del temporal, que anima a arrimarse a la pareja bajo el calor de una manta, aunque sólo sea para compartir virus… (me parece que es lo que haré yo)

Ingredientes (para 8 tartaletas desmontables de 10cm, aprox):
* 220 gr mantequilla a temperatura ambiente
* 75 gr tagatosa (o 150 gr azúcar glas)
* 300 gr harina común
* una vaina de vainilla natural
* mermelada de fresa y melocotón, para el relleno y para pintar (yo utilicé “Helios Diet” sin azúcar)
* un puñado de almendras fileteadas o troceadas (para decorar)

Esta receta requiere hornear las tartaletas dos veces, y el único inconveniente que tiene es que requiere ser muy cuidadoso al desmoldarlas porque la masa es extremadamente frágil.
También conviene usar moldes de tarta de base desmontable, lo que facilita mucho el desmoldado sin peligro de romper los bordes de las tartaletas.

Comenzamos preparando la masa.
En un recipiente mezclamos la mantequilla, el azúcar (o tagatosa) y el contenido de la vaina de vainilla:

A continuación agregamos la harina, poco a poco, mezclándola con una espátula al mismo tiempo:

Cuando la masa sea demasiado espesa para utilizar la espátula, pasaremos a amasarla con las manos, hasta obtener una masa dúctil y perfectamente compactada

Dividimos la masa en dos porciones iguales, las envolvemos en plástico transparente y las refrigeramos durante 1 hora.

Una vez frías, trabajamos con las porciones por separado.
Retiramos una de ellas y, con ayuda de un rodillo, la estiramos entre dos hojas de papel de horno hasta dejarla con un espesor aproximado de 5mm.
Utilizando de patrón el mismo molde de las tartaletas, recortamos la base alrededor del molde, teniendo en cuenta que no hay que ajustarla sino dejar un espacio para recubrir las paredes del molde:

Aunque los moldes sean antiadherentes y los engrasemos, yo siempre los forro, para evitar sustos tras el horneado o rayarlos con el cuchillo para separar la masa de la base.
Así es que, utilizando otra vez los moldes de patrón, hacemos unos recortes con las mismas hojas de papel sulforizado y las colocamos en la base desmontable de las tartaletas, que habremos engrasado previamente con un poco de aceite.
Colocamos la masa de galleta en el molde y lo ajustamos bien a la base y los bordes, recortando los extremos sobrantes con un cuchillo (igual que hacíamos en las tartaletas de crema pastelera) y pinchando la base con la punta de un tenedor:

Horneamos las tartaletas a 180ºC-200ºC durante unos 10 minutos o hasta que comiencen a coger color:

La receta original desmolda las tartaletas tras este primer horneado, pero la masa, al no estar completamente cocida, es muy arenosa y se deshace fácilmente al manipularla, por lo que os aconsejo que las rellenéis y horneéis por segunda vez dentro de los moldes.
Por lo tanto, tras este primer horneado, las rellenamos con unas cuantas cucharadas de mermelada:

Volvemos a introducirlas en el horno, a 200ºC, durante 5 minutos más o hasta que la mermelada llegue a hervir.

Las retiramos y dejamos que se templen sobre una rejilla. Las desmoldamos con cuidado, presionando la base del molde hacia arriba, procurando no romperlas (si veis que están muy tiernas, dejad que se enfríen un poco más)
Ahora sólo nos falta decorarlas.
Pincelamos los bordes de las tartaletas con un poco de mermelada:

Y espolvoreamos los bordes con almendras picadas o fileteadas, procurando que no caigan en el centro:

Y ya están listas para tomar, de postre, merienda, desayuno o de capricho furtivo intempestivo…

Tartaletas de mermelada y almendras


Tartaletas de mermelada y almendras

Lo bueno de las masas rellenas de mermelada es que se conservan tiernas varios días sin necesidad de refrigerar ni guardar herméticamente (yo las tengo simplemente cubiertas con una servilleta de papel sobre la misma rejilla encima del mármol de la cocina)

Si no estáis con ánimos de celebraciones, o no tenéis Valentín/a a quien hagasajar con estas deliciosas tartaletas, daos un homenaje a vosotros mismos y preparadlas sin falta para tomarlas ya este mismo viernes (y el fin de semana si os quedan sobras)
Espero que os gusten.

 
Tiempo: 15 minutos (preparación) + 1 hora, aprox (refrigerado) 20 minutos, aprox (dos horneados en total)
Dificultad: media

  • Print
  • PDF
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • Netvibes
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Meneame
  • Tumblr
Esta entrada fue publicada en Tartas y etiquedada como , , . Marca el Enlace permanente.

15 Respuestas para Tartaletas de mermelada y almendras {para Valentin@s}

  1. Pues yo si que me dejo engatusar gustosamente por esos corazones, aunque les pusieras lacitos rosas caería rendida a sus pies. Nena, estas que te sales, que sepas que te sigo, que me tienes enamorá (y ahora me dejas que vaya a comerme un par de corazones?)

    • Helena dice:

      Gracias Chelo! Después de ver tu receta de pan con pasas y canela yo sí me quito el sombrero :-D
      A ver si mejoramos del trancazo y desterramos a los virus (seguro que para eso, un dulce ayuda, no?)
      + Besos

  2. marina dice:

    Súper bonitas!! Muy buena idea para San Valentín!!

  3. wada dice:

    Qué desayuno más romántico Helena, nosotros no somos de celebrar SanValentín pero estas tartaletas las hago cualquier día fijo! :)
    Besos

  4. Ana dice:

    Unas tartaletas divinas para degustar en cualquier momento, no hay excusas para ello. Besos!

    Ana

  5. Noelia dice:

    Es difícil no dejarse engullir por el día de San Valentín, aunque sea como excusa para hornear ;)

    Te han quedado preciosas las tartaletas, listas para enamorar!

    Besos.

  6. Qué tartaletas tan monas. Yo no soy de celebrar San Valentin pero cualquier excusa es buena para tomar semejante golosada y si es en buena compañía mucho mejor (y no me refiero a los virus de ese trancazo).

    Un besazo

  7. Esta claro aquí hay que venir después de comer…. Munnnnnnnnn tengo la boca salivando. Besos

  8. Helena dice:

    Me alegro que os hayan gustado, ¡gracias!
    Está claro que no soy la única temerosa de los cerebelos alienígenas… ni tampoco la más golosa :-D

  9. Yaiza dice:

    Aiiiiins! Qué bonitas te han quedado esas tartaletas tan románticas Helena! Yo no me dejo llevar mucho por el espíritu de San Valentín pero sí me hubiese gustado preparar algo para el blog y al final se me ha echado el tiempo encima.
    Me encanta la presentación, perfecta para un desayuno muy romáaaaantico!
    Besos

  10. Such adorable tartlets, perfect for Valentine’s!

  11. Paula dice:

    Ya sabes, si no puedes con tu enemigo unete a él. Y es que yo también soy antisanvalentín, pero hija a la hora de cocinar,cualquier excusa es buena. Yo misma cualquier día me sorprenderé celebrando la Super Bowl o San Patrick’s day, porque oye, al fin y al cabo mola ir de verde, no??? jajaja

    Así que bienvenida al club de las que han claudicado. Yo personalmente me llevo una de cada, porque me gustan las dos mermeladas, jajaja

    besos. Paula

    • Helena dice:

      Tienes razón, Paula, ya me veo yo también preparando nachos, dips y costillitas para celebrar la Super Bowl… ¡Lo que hace la globalización! :-D
      Buena semana
      Besos

  12. Tuonela dice:

    Uuuuh, has caído jajaja yo este año no he tenido tiempo ni para quejarme, ni para preparar un alioli ni para unirme a San Pancetín. Un drama. Me gustan tus tartaletas y la idea de chocolatización con naranja amarga (y pistachos?) me parece de lo más pecaminosa. Vamos, perfecta para los otros 364 días del año :P

    Un besote.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>