Quiche de calabaza y parmesano

 

A pesar de lo que diga la tele o el calendario, para mí el otoño no llega hasta que no hago cambio de ropa en el armario, subo al trastero a por las botas con Gore-Tex y guardo las sandalias de verano.
Aún así, a veces el clima es caprichoso y se resiste a seguir su curso. Estas últimas semanas hemos tenido en Coruña días cálidos y apacibles, pocas nubes, suaves brisas mañaneras y noches templadas.
Hasta hoy lunes. Hoy llueve. Llueve mucho. Llueve como si de repente el otoño se hubiera dado cuenta de que viene con retraso y quisiera resarcirse. Y me temo que quiere resarcirse HOY, esta tarde: oigo el repiquetear de la lluvia desde hace más de 4 horas, con una intensidad desconocida a este lado del mapa (esto no es el familiar orballo, ¡¡esto es una chuvieira descontrolada que pasará a los anales de la pluviometría!!)

Así que en vista de que hay que dar por fin la bienvenida al otoño, aprovechemos para dársela también a uno de los ingredientes más propios de la estación: la calabaza.
Y me ha gustado mucho inaugurar la temporada así, con esta preciosa tarta salada (o quiche):

Quiche de calabaza y parmesano

La receta original es del blog “Miele & Ricotta” y la encontré pinneando hace un par de días (entretenimiento mega adictivo, por cierto) Me gustó mucho la idea de una tarta salada de calabaza y me puse a hacerla el mismo sábado. Yo añadí cebolla asada y nata líquida al relleno, y decoré la superficie de la tarta con unas semillas de calabaza, pero básicamente es la misma receta para la masa quebrada y el cremosísimo relleno.

Quiche de calabaza y parmesano


Quiche de calabaza y parmesano

Es muy importante asar la calabaza y no hervirla o freírla. Asada junto a la cebolla, las especias y un buen chorro de aceite, conserva todo su sabor. El queso parmesano y la masa casera de la quiche la convierten en un plato muy sabroso y más fácil de hacer de lo que aparenta.
¿Os animás a probarla?

Ingredientes (para un molde redondo de tarta de 29cm diámetro):
Ingredientes para la masa:
* 240 gr harina común
* 100 gr mantequilla fría
* 1 yema de huevo grande
* media cucharadita de sal
* 3 a 5 cucharadas soperas de agua muy fría

Ingredientes para el relleno:
* 900 gr calabaza limpia sin piel ni pepitas
* 1 cebolla grande
* 200 ml nata líquida ligera (18% m.g.)
* 2 huevos grandes y la clara sobrante
* 50 gr queso parmesano o Grana-Padano rallado
* sal, pimienta negra molida, romero y tomillo
* pepitas de calabaza (para decorar)

El día antes, o con varias horas de antelación, dejaremos preparada la base del relleno.
Para ello pelaremos y despepitaremos la calabaza, la cortaremos en cubos grandes y la colocaremos sobre una fuente de horno junto con la cebolla troceada, sal, pimienta negra, tomillo, romero y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.
La asaremos durante 1 hora y media, aproximadamente, a unos 170ºC, hasta que las verduras estén tiernas (podemos taparlas con una hoja de papel sulforizado para evitar que se tuesten demasiado):

Reservamos.

En segundo lugar preparamos la masa de la quiche:
En un recipiente grande mezclamos la harina, la sal, la mantequilla troceada y la yema de huevo:

Mezclamos todos los ingredientes con las manos hasta formar una especie de migas gruesas.
Poco a poco añadimos el agua (muy fría), cucharada a cucharada, para no humedecer en exceso la masa, mientras continuamos trabajándola con las manos:

Nos bastará añadir el agua suficiente para que las migas se compacten (de 3 a 5 cucharadas)
Trabajamos la masa para formar una bola, la envolvemos en plástico transparente y dejamos que se refrigere durante un mínimo de 1 hora:

Mientras tanto, continuamos preparando el relleno:
En un bol o en el vaso alto de la batidora mezclamos las verduras asadas, la nata líquida, los huevos enteros y la clara sobrante, el queso rallado, una pizca de sal y pimienta negra.
Lo trituramos todo hasta que quede una crema espesa:

Reservamos.

Retiramos la masa de la nevera, la colocamos entre dos hojas de papel sulforizado y la estiramos con el rodillo para obtener una lámina de unos 3mm de grosor:

Engrasamos el fondo y las paredes de un molde redondo apto para el horno. Recortamos una hoja de papel sulforizado del tamaño del molde y forramos la base (para evitar que se pegue y que la rayemos con el cuchillo).
Colocamos con cuidado la lámina de la masa y la ajustamos bien a los bordes:

Vertemos la crema de calabaza:

Introducimos el molde en el horno, previamente calentado a 180ºC con ambas resistencias (superior e inferior) encendidas.
Alrededor de 15 minutos después, espolvoreamos la superficie con pepitas de calabaza.
Cerramos de nuevo el horno y dejamos que la quiche se termine de hacer (unos 40 minutos más, aproximadamente)
Una vez haya subido y la superficie esté completamente cuajada podemos sacarla del horno y servirla inmediatamente.

Quiche de calabaza y parmesano

Me preocupaba un poco que un relleno exclusivamente a base de verdura quedara algo soso, pero me ha sorprendido gratamente. Es más, yo no le añadiría jamón ni taquitos de bacon. Está deliciosa así, con su intenso sabor a calabaza y los aromas del romero, el tomillo y el parmesano.

Quiche de calabaza y parmesano

Ya os aviso de que ésta es la primera de varias recetas inspiradas en la calabaza. ¡La agradecidísima calabaza, que tanto sirve para un plato dulce como para uno salado!
Así es que estad atentos. Espero que os gusten. ;-)

 
Tiempo: 1 hora (refrigeración de la masa) + 50 minutos (horneado)
Dificultad: media

  • Print
  • PDF
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • Netvibes
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Meneame
  • Tumblr
Esta entrada fue publicada en Quiches y Galettes, Verduras y Legumbres y etiquedada como , , , . Marca el Enlace permanente.

22 Respuestas para Quiche de calabaza y parmesano

  1. Wonderful quiche, I love pumpkin with parmesan!

  2. Yaiza dice:

    Woooow Helena! Qué color y que pinta más buena. La verdad es que la calabaza da mucho juego para lo dulce y a mi tampoco se me hubiese ocurrido usarla en una quiché salada. Y ya combinada con quesito parmesano…mmmmm…qué hambre me está entrando!
    Un beso

    • Helena dice:

      Está realmente buena, Yaiza, y la masa quebrada casera es deliciosa, nada que ver con los preparados comerciales. Podrían añadirse unas semillitas de amapola para darle un toque de color, o media cucharadita de romero o tomillo.
      ¡No dejes de probarla!

      Besos

  3. Judith dice:

    totalment d’acord amb tu! si no hi ha canvi d’armari res de canvi d’estació! jajajajajajjajaja. Un pastís molt bo. Apuntadíssim. Petonets

  4. Mayte dice:

    Helena! Tengo aún media calabaza de 10 kilos que era la ingrata, así que el resto ya sé a dónde va a ir a parar, nunca la probe así y tengo la neeesidad de hacerlo sin esperar mucho…mañana toca algo dulce con una parte, pero luego de terminar un proyecto “urgente” me voy de boca a la cocina a preparar este quiche, ya te lo enseñaré :D

    Un abrazo lleno de buena vibra, siempre.

  5. Aurélie dice:

    Una delicia, se ve tremenda…
    La probaré seguro, me encanta la calabaza!
    Un besito,
    Aurélie

  6. marina dice:

    Quina delícia!! La provarem de fer, no hi hagués pensat mai en la carbasassa com ingredient de la quiche. Segur que vau disfrutar!

  7. wada dice:

    Nunca he probado a asar la calabaza como dices, seguro que así con la cebolla sale más jugosa, y la quiché qué te voy a decir… me he aficionado tanto a este tipo de pasteles salados que no dejo pasar ni uno jajajaja…
    Besos ;)

  8. Ana dice:

    El tiempo está medio loco, pero haya llegado las temperaturas otoñales o no este pastel de calabaza me resulta igualmente delicioso. Besos!

    Ana

  9. Noelia dice:

    Archivo todas las recetas de calabaza que veo, quiero hacerlas todas!!! Pero si son bizcochos, quiches o lasañas con calabaza no me las quito de la cabeza hasta que las preparo… Creo que la combinación de parmesano con calabaza es perfecta!
    Besos

  10. Nee* dice:

    mmm un pastel de calabaza salado, me encanta!!! De hecho, mi quiche favorita es de calabaza y atún jejeje, con esto te lo digo todo jajajja.
    La tuya tiene una pinta estupenda, tiene que estar riquísima aunque yo me pido un trocito sin cebola :P jejeje.

    Besitos!!

  11. Susana dice:

    ¡¡Qué rico!!
    Esta versión de la quiche la tengo que hacer…
    ¡¡Besitos!!

    http://teconlimonycanela.blogspot.com.es/

  12. Giulia dice:

    ¡Hola! Acabo de descubrir tu blog y me he quedado embobada mirando tantas fotos guapas y recetas ricas ;)
    De ahora en adelante me pasaré por aquí muuuy a menudo.

    Un abrazo y enhorabuena, Giulia

  13. Que bueno este quiche de textura húmeda.
    Un saludito

  14. Rosa dice:

    Oh Helena tiene que estar de lujo, menudo aspecto !!! me llevo tu receta para probar. Besos

  15. Susana dice:

    ¡¡Qué pinta tan buenísima!!

    Aprovecho para decirte que te he dejado un premio en mi blog.

    Puedes pasar a recogerlo aquí:
    http://teconlimonycanela.blogspot.com.es/2013/10/el-blog-ha-sido-premiado.html

    ¡¡Besitos y enhorabuena!!

  16. Pingback: Quiche de Tomates, Puerros y Yogur | cocina con huevos

  17. Marta dice:

    Muy buena. Les ha gustado incluso a los niños.

    La haré más veces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>