Helados de mango y yogur

 

Reconozco que a veces pasan meses desde que compro algo hasta que lo utilizo por primera vez. Me ocurre con la ropa (malditas rebajas, que nos obligan a comprar en febrero las camisas que nos pondremos en Mayo) y sobre todo, con los cachivaches de cocina. Es el caso de estos moldes para polos de “Kitchen Craft”: creo que los tengo desde hace algo más de un año, pero estaban tan guardaditos a buen recaudo en el trastero que hasta este verano no me he acordado de estrenarlos…
Pero en fin, lo importante no es el continente sino el contenido, así es que si os gusta y os apetece preparar este delicioso helado de mango, podéis hacerlo en un molde convencional apto para el congelador y servirlo en cuencos de postre.

Helados de mango y yogur

A diferencia de los granizados y sorbetes, que se preparan a partir de pulpa de frutas (preferiblemente muy acuosas), azúcar y agua o hielo, cuando incorporamos yogur entero o nata montada a la fruta conseguimos helados más cremosos. También ayuda utilizar frutas mantecosas como el plátano, la papaya, el aguacate, y en menor medida el mango o el melocotón.
He dejado el helado más fácil para el final de la temporada: batir y congelar. La base es la misma que la del helado de cerezas y yogur, pero el puré es más denso y se congela perfectamente sin necesidad de máquina heladera ni de mantecar manualmente la crema. Vamos, una receta apta para los que tienen miedo a hacer helados en casa y para los que simplemente buscan no complicarse la vida y disfrutar de un helado bien refrescante con muy poco esfuerzo.
¿Os animáis a probarlo?

Ingredientes (para 8 helados individuales pequeños):
* 1 mango maduro
* 125 gr yogur griego
* un chorrito de jugo de piña natural
* un chorrito de cava Brut Nature
* azúcar al gusto (yo añadí 1 cucharada sopera rasa de tagatosa, que equivale a 2 cucharadas soperas rasas de azúcar)

Los pasos a seguir son poquitos y muy simples:
En un vaso alto batimos el mango pelado y troceado junto con el resto de ingredientes, hasta obtener un puré espeso y bien fino:


Es preferible no pasarse con el azúcar (dependerá en parte de lo maduro que esté el mango), hacer una cata y añadir más azúcar si es necesario.
Rellenamos los polos individuales procurando dejar espacio suficiente para que cuando la crema aumente de volumen al congelarse, no se salga del molde.
Una vez rellenos, daremos unos golpecitos suaves contra la encimera para eliminar las burbujas de aire:

Por último, introducimos los palitos de madera (con cuidado que no lleguen a tocar el fondo del molde) y guardamos los polos en el congelador durante unas 3 horas.
Tened en cuenta que quizá necesitéis un poco más de tiempo si hacéis el helado en un recipiente grande en lugar de moldes individuales.

Una vez la crema se haya solidificado, colocamos el polo unos segundos bajo un chorrito de agua templada y lo desmoldamos sin dificultad.

El helado tiene una textura muy suave y muy cremosa y un intenso sabor a mango.

Helados de mango y yogur

Podéis mezclar el mango con otro tipo de fruta, como el plátano. También pueden prepararse helados en capas alternando diferentes batidos de frutas, lo que da un aspecto muy bonito y sorprendente a los polos individuales.

Por cierto, si os sobra crema de mango y yogur podéis servirla bien fría en una copa como si fuera una bebida, o preparar un trifle mezclándola con capas de fruta fresca.

 
Tiempo: 3 horas, aproximadamente (congelación)
Dificultad: baja

  • Print
  • PDF
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • Netvibes
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Meneame
  • Tumblr
Esta entrada fue publicada en Helados y Granizados y etiquedada como , . Marca el Enlace permanente.

9 Respuestas para Helados de mango y yogur

  1. Yo no quiero que se acabe agosto, por favor!! porque quiero tener tiempo de hacer todos los helados que voy viendo incluidos estos. Por suerte aquí, aunque ahora esté lloviendo, tenemos verano para rato.
    Un saludo
    Angi

  2. Ana dice:

    Madre mía!
    Me encanta el mango y el helado de mango esta de muerte.
    Me has creado una necesidad jiji
    Las fotos son preciosas

  3. pilar dice:

    Me gustan mucho los helados cremosos, o sea que gracias por la receta, un beso

  4. Aurélie dice:

    Desde luego, más fácil imposible, y se ve cremosísimo!
    No sé si podré probarlo este año pero me quedó con la idea, gracias!
    Un beso,
    Aurélie

  5. Nee* dice:

    mmmm tiene que estar de vicio!!! De por si es una combinación se sabores que me encanta, pero es que presentado así es un postre de super lujo!!
    Los moldes son monísimos, tendré que hacerme con ellos de cara al próximo verano :).

    Besos!!

  6. Mayte dice:

    Helena, que delicia, para mi el mango es un básico, me vuelve loquita y con estas paletas mucho más…yo soy de comprar pocos chuches para la cocina, pero están tan lindos con ese “torcidito” tan chic, que si los veo me los compro!

    Un beso enorme preciosa.

  7. wada dice:

    Wowww qué moldecitos más chulos! me encanta la combinación de sabores, es lo bueno de hacer helados caseros que tú eliges el sabor que más te gusta.
    Besos!

  8. I love mango pops, these look so creamy and good!

  9. ¡Madre mía! Consuelo lleva unos días pidiéndome que compre mangos. En cuanto vea la receta, ya veo que fin van a tener… porque estos polos tienen una pinta deliciosa.
    Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>