Galletas especiadas de calabaza

 

Ya sé que me repito, pero es que la calabaza da mucho juego. Igual te sirve para meter en el puchero que para hacer un bizcocho o un helado. Y si como a mí os gusta el sabor dulce y picantón del clavo, el jengibre, la canela y la nuez moscada, entenderéis que no deje de prepararla de todas las formas posibles.
Esta vez traigo unas galletitas de mantequilla y calabaza muy aromáticas y perfectas para acompañar el té o el café.

Galletas especiadas de calabaza

He utilizado una base clásica de galletas, compuesta de mantequilla, huevo y harina, a la que se añade puré de calabaza. La masa resultante es más humeda de lo normal y no se deja enfriar ni se trabaja con el rodillo y los cortapastas, sino con una pistola de galletas. La ventaja es que la preparación es más corta y no hay que esperar a que se endurezca la masa en la nevera. Por otro lado, quizá lo complicado es aprender a trabajar con la pistola y las boquillas. Yo estrené mi pistola Tescoma con esta receta y me costó un poco cogerle el tranquillo (hice varias pruebas sobre el papel de horno) Por eso sólo me atreví a utilizar una de las boquillas más sencillas, tipo “churro” y sin demasiadas filigranas.
Aún así, las pastitas quedan realmente bonitas y dan bastante el pego, ¿no creéis?

Galletas especiadas de calabaza

Podéis hornearlas y servirlas sin más o decorarlas con una glasa de azúcar, una gota de leche y especias. Yo he optado por unas filigranas de chocolate fundido, que también quedan muy presentables.

Ingredientes (para unas 30 galletas):
* 600 gr de calabaza (para obtener 200 gr de puré)
* 1 huevo grande
* 110 gr mantequilla a temperatura ambiente
* 170 gr tagatosa o stevia en polvo (o 340 gr azúcar)
* el contenido de un ¼ vaina de vainilla natural
* 420 gr harina
* ¼ cucharadita de bicarbonato
* media cucharadita de levadura en polvo (tipo “Royal”)
* una cucharadita de canela molida
* una cucharadita de jengibre molido
* ¼ de cucharadita de nuez moscada
* una pizca de clavo molido
* una pizca de sal

Ingredientes para decorar:
* chocolate de cobertura (yo utilicé chocolate “Valor” para fundir sin azúcar)

Siempre que hablemos de puré de calabaza, tendremos que asarla previamente (entre 1h y media y 2 horas), teniendo en cuenta que necesitaremos en crudo un poco más del doble de la cantidad requerida por la receta en puré.
Normalmente aso, trituro la pulpa y la mezclo con los demás ingredientes, pero esta vez he probado a colarla para extraer el líquido que pudiera contener. No creo que sea un paso imprescindible, pero como no es complicado, podéis hacerlo si queréis:
Una vez asada, retiramos la piel, cortamos la pulpa y la batimos.
Forramos un colador chino (en forma de embudo) con un grande filtro para cafeteras (el papel de los filtros son resistentes y perfectos para colar líquidos), vertemos la pulpa de calabaza y dejamos que vaya drenando poco a poco. Basta con unas cuantas horas, pero si asáis la calabaza con antelación, podéis dejarla en el colador toda la noche:

A continuación batimos el huevo, la mantequilla en pomada y el azúcar (o edulcorante) en un bol grande, hasta que la mezcla esté bien cremosa:

Añadimos el puré de calabaza y mezclamos para que se integre bien:

En otro recipiente mezclamos la harina, levadura, bicarbonato, sal y especias:

Los vamos incorporando poco a poco, tamizados, sobre la crema de calabaza, removiendo con las varillas eléctricas.
En cuanto la crema comience a espesar, cambiamos las varillas por una espátula o una cuchara:


La crema no va a espesar como lo hace la masa clásica para galletas de mantequilla, así es que la textura final será la de unas gachas densas y pegajosas.
Si tenéis una pistola decoradora con boquillas intercambiables para hacer galletas, tan solo tenéis que elegir la que más os guste, rellenar el cuerpo de la pistola con la masa y aplicarla sobre una bandeja de horno previamente forrada con papel sulforizado.
Yo elegí una boquilla sencilla que se aplica simplemente apretando la pistola y cortando la masa con unas tijeras (como si hiciéramos churros) Tranquilos porque podéis hacer tantas pruebas como queráis y reutilizar la masa de nuevo para volver a rellenar la pistola.

Procurad dejar una distancia mínima de 1,5cm entre las galletas porque aumentan un poquito de volumen en el horno:

Si no tenéis pistola de galletas, podéis dejar la masa enfriar en la nevera 1 hora para que se endurezca un poco. No podréis estirarla y cortarla con un cortapastas, pero al menos podréis formar bolitas con las manos (y aplastarlas o darles forma alargada) para hacer galletitas.

Introducimos la bandeja con las galletas en el horno, previamente calentado a 180ºC, durante unos 15 minutos o hasta que estén doradas:

Las dejamos templar sobre la bandeja y las transferimos a una rejilla o un plato para que terminen de enfriarse completamente.
En cuanto estén frías, las decoramos con la glasa que hayamos elegido, o con ayuda de una cuchara formamos hilillos de chocolate de cobertura que habremos fundido en el microondas:

Dejamos enfriar el chocolate (podéis introducir las galletas en la nevera 5 minutos para acelerar el proceso) y ya las podemos servir:

Galletas especiadas de calabaza

Son unas galletitas aromáticas deliciosas (el toque de chocolate las hace muy golosas) perfectas para mojar en el té. Y a disfrutar de la tarde…

Galletas especiadas de calabaza


Galletas especiadas de calabaza

Si sois unos expertos “pistoleros” podéis preparar un par de bandejas de galletas de formas variadas con diferentes tipos de glasa: de azúcar, chocolate, caramelo, naranja… En este tipo de masas es preferible no añadir frutos secos o pepitas de chocolate porque pueden atascar los agujeros de la boquilla.

Aún queda una última receta con calabaza para publicar, y aunque avanzo que no va de dulces, está increíblemente buena ;-)

 

Tiempo: 2 horas (horneado de la calabaza) + 20 minutos (preparación) + 15 minutos (horneado de las galletas)
Dificultad: media

  • Print
  • PDF
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • Netvibes
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Meneame
  • Tumblr
Esta entrada fue publicada en Galletas y etiquedada como , , , , , . Marca el Enlace permanente.

25 Respuestas para Galletas especiadas de calabaza

  1. Mayte dice:

    Pues a mi la calabaza me fascina, hemos comprado hoy dos hermosuras de calabazas de castilla, que estoy loquita por preparar, algo muy típico de mi país y dos cositas más por ahí. Las galletas de vicio total con esos listones de chocolate por encima y tan suaves me parecen lo más, ya sabes soy adicta a tus recetas!

    Besos.

  2. Chez Silvia dice:

    Primero me he mirado las fotos, babeando me dejas al verlas. La receta es fantástica, aún no he puesto calabaza en mis galletas…no tardaré!!! besotes y feliz lunes!

  3. Rosa dice:

    Beautiful cookies! Wonderfully spicy. Lovely pictures too.

    Cheers,

    Rosa

  4. Frabisa dice:

    Vaya pintaza, Helena, se ven magníficas y la combinación de calabaza-chocolate la encuentro mágica.
    No tengo la pistola de las galletas, nunca termino de animarme porque creo que no le sacaré partido pero claro, ahora viendo tus galletas, quiero una rapidamente :))

    Lindísimas las fotos, uauuu, me rechiflan.

    un besazo, guapísima y feliz semana

    • Helena dice:

      Gracias guapa!
      Pues encuentro que la pistola da bastante juego, la verdad. No le he pillado aún el tranquillo, pero esta boquilla es de lo más sencilla y las galletas salen casi-casi profesionales.
      Ah, y buenas lo están un rato :-D

      Bicos!

  5. Rosa dice:

    Que ricas, mi madre hacia unas muy parecidas a estas tuyas y con la misma forma pero lo curioso es que ella las hacia a mano y pasaba una rueda por encima para hacerles el dibujo. Buenisimas. Besos

    • Helena dice:

      Gracias Rosa,
      Seguramente tu madre empleaba una masa más compacta sobre la que poder trabajar pasando un rodillo o un tampón, como se hace con las galletas especuloos ;-)

      Besotes

  6. Silvia dice:

    Mmmmmmmmmmmm super tentadoras y apetecibles.
    Pero… ¿que es la tagatosa o estevia?

    Besos.

    • Helena dice:

      Silvia, ambos son edulcorantes: la estevia es un extracto de la planta del mismo nombre, y la tagatosa es un endulzante que se extrae de la lactosa. Ambos (en teoría, y según lo que he encontrado en internet) tienen poco impacto en los niveles de glucosa en sangre, lo que los convierte en sustitutos aceptables al azúcar y al aspartamo (=la sacarina de mesa corriente)
      La estevia se comercializa bajo el nombre de “Truvia” y la encuentras en los supers de forma más o menos habitual. La tagatosa es más difícil de encontral y la compré en una tienda on-line de productos para diabéticos.
      Besotes
      ;-)

  7. Alisonhouse dice:

    Estas galletas me han conquistado por completo. Menuda pinta tienen y como estamos en época de calabaza tendremos que ampliar el recetario con ella.
    Besotes guapa

  8. Tuonela dice:

    Estoy ahora mismo preparando galletas de jengibre y llevan justo esa misma combinación de especias así que me imagino cómo tienen que estar esas galletas… mortales! Tengo una pistola de galletas muerta de risa en un cajón porque nunca veía el momento y pensaba que no serviría para mucho pero he visto últimamente recetas de galletas con pistola con una pinta genial. Te han quedado preciosas y con chocolate mucho mejor que con glasa, seguro :D

    Un besote.

  9. Helena las hago mañana seguro!! Tengo todos los ingredientes!. Me parecen deliciosas, y esa foto del final me tiene babeando. Igual le quito alguna especie que no me hace demasiado, pero seguro que quedan riquísimas.
    Muy buenas fotos, como siempre!

    Un beso

  10. Angi dice:

    Qué ricas galletas Helena, las quiero hacer pero supongo que aunque no tenga el utensilio para darles formas no pasará nada, no?
    Un besito
    Angi

    • Helena dice:

      Hola Angi,
      No pasa nada, puedes colocar pequeños montoncitos de masa sobre el papel de horno con ayuda de una cuchara. Yo hice la 1ª hornada así hasta que recordé que tenía la pistola (¡¡¡) Quedan algo más “rústicas” pero saben igual de bien ;-)
      Otra opción es dejar enfriar la masa en la nevera 1 hora, más o menos, hasta que gane algo de consistencia y te permita formar pequeñas bolitas con las manos. Creo que así las podrías manipular más o menos fácilmente.

      Besotes!

  11. cocidodesopa dice:

    ¿Y por qué tendrían que dar el pego, Helena? Las galletas son las que son, y se ven como pintan, sin simular. Las veo geniales. La masa, por lo que se ve en la foto con la bandeja al horno, parece con cuerpo, o al menos me lo parece a mi.

    Estoy segura de que me encantarían estas galletas, porque esa mezcla de especias me resulta tan sabrosa, tan exótica. Tengo un botecito en casa, y la verdad es que no sé si racionarla en exceso o darle rienda suelta, porque no sé qué voy a hacer cuando se me acabe, puesto que viene de Londres.

    Ya veo que eres amiga de la misma firma de tés que yo … Perfecto acompañamiento. Ni se me ocurre discutírtelo.

    :)

    Besos.

  12. Marisa dice:

    Hola Helena, tengo una duda sobre la stevia o Truvia, yo probé hace tiempo una stevia que tenia un sabor malísimo, la compré en una tienda de productos de régimen y es de otra marca, en un bote azul,terminé tirándola, esta de la que hablas ¿en que supermercado la venden? y sobre todo quisiera saber si tiene buen sabor. Muchas gracias y si encuentro un edulcorante que no de mal sabor, haré estas galletas, tienen una pinta tentadora.

    • Helena dice:

      Hola Marisa,
      La que comentas debe ser otra marca. La estevia se comercializa bajo el nombre de “Truvia” por “Azucarera Española” y viene en frascos de color verde. Yo la he visto en el Corte Inglés, en Carrefour y en algún supermercado de barrio medianamente grande.
      Lo del sabor, como todo, es algo personal: a mí en dulces no me sabe mal (quizá tiene un ligero regustillo a regaliz, aunque bastante sutil), pero en el café me parece simplemente intragable…
      Siempre te queda la alternativa de la sacarina de mesa en polvo o la fructosa (si no tienes problemas de diabetes, claro), que son edulcorantes bastante más baratos :-)

      Saludos

      • Marisa dice:

        Gracias por tu respuesta Helena, justamente estoy investigando los edulcorantes por la diabetes de mi marido, le encantan los dulces y ahora no puede probarlos. Tu blog me va a servir de ayuda.

  13. Helena dice:

    ¡Gracias a todos por vuestros comentarios!
    Si no tenéis a mano una “pistola galletera” podéis utilizar una manga pastelera común e insertar una boquilla de estrella, por ejemplo, para hacer montoncitos con la masa.

    Saludos

  14. ¡Impresionantes las galletas Helena!. Yo no tengo esa pistola, tengo una churrera que hace siglos que no utilizo pero que creo que tiene distintos tipos de ranuras, tengo que mirarlo. ¡Y la calabaza es que es una pasada! ¡Se pueden hacer tantas cosas con ella!
    Y con tu permiso Helena, dos edulcorantes naturales que yo suelo usar de vez en cuando son concentrado de manzana y sirope de agave .
    Un besote
    Cristina

  15. Elena dice:

    Nunca he comido galletas con calabaza, pero viendo la pinta de éstas que has preparado tendré que ponerle remedio al asunto. El toque de chocolate me parece genial, pues le dan un puntito más interesante. Son preciosas, al igual que las fotos, me encantan :)
    Besos, guapa.

  16. Hola Helena,
    Ens vam posar d’acord i les vam especiades. Les teves tenen una pinta que no vegis. Com sempre les fotos precioses.
    Feliç setmana,
    Nani

  17. Beautiful pumpkn cookies, they look so pretty and moist! Delicious.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>