Cupcakes de frambuesa y mermelada

 

Esta receta comenzó con algo tan inofensivo como este stand para cupcakes de 10x13cm que compré en una tiendecita (mi tienda favorita) de Coruña:

Soporte individual para cupcakes

Una vez en mis manos, había que darle uso, así es que me puse a pensar qué tipo de madalena (o muffin o cupcake o simplemente bollo) sería digna para este precioso soporte.
Al final se me ocurrió que unos cupcakes rellenos de mermelada con un frosting de frambuesa tendrían que estar buenos. Quizá sea un sacrilegio cortar un cupcake por la mitad, pero hace que la masa sea mucho más jugosa.
Después de comprar las frambuesas (aún estamos en temporada de bayas silvestres) surgió el tema de la decoración:
1º No tengo una manga pastelera en condiciones. Mi manga es una de esas tipo jeringa-churrera de plástico, de boquillas pequeñas y bastante rudimentaria. Funciona bien, pero para decorar los cupcakes necesitaba algo más profesional, así es que compré un juego muy práctico de manga reutilizable (mediana, de 22x32cm), varias boquillas metálicas (de 8 y 10 mm) y acopladores (para intercambiar las boquillas). Para la decoración básica de un cupcake suele utilizarse la boquilla de estrella cerrada de 8mm (grande):

Manga, acoplador y boquilla de estrella cerrada

2º No quería emplear el clásico frosting a base de buttercream: me asusta la cantidad de mantequilla que lleva eso, y además es posible que al no utilizar azúcar, la buttercream no se formara bien (la sacarina en polvo no tiene la misma textura ni se comporta igual que el azúcar glas)
Tampoco me convencía un frosting de nata montada porque no creo que tuviera demasiada consistencia (la nata aguanta bien en el momento de aplicarla pero pierde aire y se desinfla al cabo de unas horas) y exigiría mantener los cupcakes en frío constantemente.
Y en estas entró en juego el socorrido mascarpone. Para esta receta en concreto utilicé mascarpone y no queso crema porque algunos quesos de untar los encuentro pelín ácidos o con un sabor demasiado empalagoso. El mascarpone es suave, muy cremoso y no deja ningún regusto ácido. En mi opinión, es un queso para postres simplemente perfecto.
Para asegurar la consistencia del mascarpone añadí gelatina a la mezcla. Este frosting “sui-generis” es delicioso, resultón y sencillísimo y si no lo está ya, lo voy a patentar porque he quedado más que contenta con el resultado. Juzgad vosotros mismos:

Cupcakes de frambuesa y mermelada


Cupcakes de frambuesa y mermelada


Cupcakes de frambuesa y mermelada

Las ventajas: el frosting tiene cuerpo y aguanta sobre el cupcake; no requiere nevera (estos cupcakes aguantaron 200 fotos y 40 minutos a temperatura ambiente), por lo que son perfectos si queréis llevarlos de un sitio a otro y que mantengan la forma; no se necesita añadir clara de huevo; se puede endulzar perfectamente con sacarina líquida (y por supuesto con azúcar) y contiene algo menos calorías que la clásica buttercream (mantequilla: 83 gr de grasa por cada 100 gr y 750 kCal; mascarpone: 47 gr grasa aprox. por cada 100 gr y cerca de 500 kCal)

Espero haberos convencido con todas estas explicaciones y que probéis vosotros mismos estos fantásticos cupcakes rellenos con su delicioso frosting de mascarpone y gelatina ;-)

Cupcakes de frambuesa y mermelada

Ingredientes para los cupcakes (11 cupcakes, aprox.):
* 250 gr harina con levadura incorporada
* 2 huevos
* 130 ml leche desnatada
* 120 ml aceite de girasol
* 1 cucharada sopera de sacarina líquida (o 240 gr azúcar)
* ralladura de medio limón
* un chorrito de licor de moras (opcional)
* mermelada de frutas del bosque, fresas o similar (yo he utilizado marca “Hero” sin azúcar ni fructosa)

Ingredientes para el frosting:
* 300 gr queso mascarpone
* 1 cucharada sopera de sacarina líquida (o 60 gr de azúcar glas)
* 80-100 gr frambuesas (depende del tono de rosa)
* una cucharadita de sacarina líquida (o media cucharadita de azúcar)
* una cucharada sopera de leche
* 2 hojas de gelatina

Empezamos preparando la masa de los cupcakes. Para ello, batimos con unas varillas eléctricas los huevos, la sacarina (o azúcar), la leche y el aceite. Yo he añadido un chorrito de licor de moras (más que nada porque tengo una botella entera y lo quiero terminar, pero podéis utilizar otro licor o prescindir de él). Incorporamos la harina tamizada (con ayuda de un colador) poco a poco y seguimos batiendo:

Por último, añadimos la ralladura de limón. Cuando la textura comience a ser muy espesa para las varillas, continuaremos mezclando la crema a mano con una espátula.

Engrasamos las cápsulas de la bandeja de cupcakes y vertemos la crema directamente en ellas hasta las 3/4 partes, sin colocar moldes de papel.

Horneamos a media altura a unos 175ºC durante unos 15 minutos o hasta que hayan subido. Los dejamos reposar 5 minutos dentro del horno apagado y con la puerta abierta y los retiramos.

Empujando suavemente con una espátula (tipo lengua de gato) los desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Mientras tanto, preparamos el frosting para la decoración.
En un bol batimos las frambuesas con una cucharada de leche y una cucharadita de sacarina líquida (mis frambuesas estaban un poco ácidas y preferí endulzarlas)

Mezclamos el queso mascarpone, a temperatura ambiente, con la sacarina o el azúcar y agregamos las 3/4 partes del batido de frambuesas colándolo previamente (ojo: todas las bayas tienen unas incómodas y diminutas pepitas)

Ponemos en remojo en agua fría las hojas de gelatina (unos 5 minutos). En un bol aparte echamos el resto del batido de frambuesas y un par de cucharadas del frosting y lo calentamos en el microondas unos segundos. Escurrimos bien la gelatina y la agregamos:

Añadimos todo el frosting preparado anterior a esta mezcla caliente y removemos bien hasta que la gelatina se disuelva completamente.

Guardamos el bol en la nevera para que el frosting se cuaje (aproximadamente 30 minutos)
Mientras tanto, los cupcakes ya estarán fríos y podemos pasar a rellenarlos con mermelada:

Los cerramos y reservamos.

Transcurridos unos 30 minutos, el frosting habrá empezado a espesar en la nevera y tendrá una textura muy cremosa:

Colocamos los acopladores y la boquilla en la manga pastelera y la rellenamos con el frosting (yo la he puesto bocabajo dentro de un bol para que me fuera más fácil)

Utilizando la boquilla de estrella cerrada de tamaño grande (8mm) decoramos los cupcakes haciendo círculos de fuera hacia adentro. Es recomendable practicar un poco antes sobre un plato….

Y con esto ya tenemos listos nuestros cupcakes:

Cupcakes de frambuesa y mermelada

Se pueden conservar en la nevera o dejarlos fuera, porque tanto fríos como a temperatura ambiente están deliciosos.

Cupcakes de frambuesa y mermelada

Cupcakes de frambuesa y mermelada

Cupcakes de frambuesa y mermelada

Como veis, la frambuesa ha teñido el mascarpone de un bonito tono rosado y no ha sido necesario utilizar colorante alimenticio. Se pueden terminar de decorar con fideos de colores o perlas.

Cupcakes de frambuesa y mermelada

Dependiendo de la época del año y de lo que tengamos a mano, en lugar de frambuesas pueden utilizarse fresas, moras, cerezas… o incluso otras frutas de color intenso como el mango o la sandía. Lo bueno de los cupcakes es que se llevan bien con todo el mundo.

 

Tiempo: 30 minutos (preparación de la masa) + 45 minutos (preparación del frosting) + 30 minutos (relleno y decoración)
Dificultad: media

 

  • Print
  • PDF
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • Netvibes
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Meneame
  • Tumblr
Esta entrada fue publicada en Madalenas, Muffins y Cupcakes y etiquedada como , , , . Marca el Enlace permanente.

23 Respuestas para Cupcakes de frambuesa y mermelada

  1. María G. dice:

    Para nada creo que sea un sacrilegio, porque un muffin relleno como los que propones son una auténtica maravilla para el paladar. Tienes razón en cuanto a la acidez de algunas marcas de queso crema… has elegido muy bien al utilizar el marcarpone, su textura es perfecta y además te han aguantado sin problema.

    En cuanto a la presentación no podría darte otra nota que no fuera un 10, y es que me he enamorado de este soporte que nos presentas…

    Besos.
    GustoCocina – María G.

    • Helena dice:

      El relleno les da una humedad fantástica y no se hacen pesados al tragar ni se endurecen tan pronto.
      El stand es parte de ese atrezzo caprichoso que me chifla (qué peligro tiene entrar en tiendecitas de menaje de cocina!! ;-)

      + besines

  2. Se me ha hecho la boca agua… cojo la idea del mascarpone, que me encanta! Nunca he hecho unos cupcakes porque también me asusta la cobertura… tanta mantquilla me aterra!!! jejeje
    Besos
    Sandra

    • Helena dice:

      Pues anímate, Sandra! la textura de este frosting es deliciosa (firme y muy suave) Parece que haciéndolo así pecamos un poco menos, no? ;-D
      Los próximos tienen que ser de chocolate con leche, mmmmm….

      + besos!

  3. thermo dice:

    El soporte es una MARAVILLA no me extraña que estuvieras loca con él.
    Los cupcakes fabulosos pero una cosita, por qué no les pones la mermelada en la mitad de la masa antes de hornear?
    Yo lo he hecho con chocolate y queda genial, te paso el enlace y si quieres lo ves http://www.blogger.com/post-edit.g?blogID=3583329976142810726&postID=943958987032563482
    Besitos.

    • Helena dice:

      Guau, ¡ésa es una buena idea! habría que procurar que la masa no quedara muy líquida o de un color feo al añadir la mermelada… ¡pero me gusta!
      No puedo ver tu enlace, me da un error, y en el blog no sé muy bien cuál es la receta de chocolate en cuestión…

      + besitines

  4. Mira que soy golosa y yo al contrario que tu blog soy de “rico con muuuucho azucar”, pero tus cupcakes tu frosting y tu cake stand mini me han enamorado.
    Un diez por este invento que has tenido.
    besos Esther

    • Helena dice:

      Gracias Esther! (el stand me está pidiendo a gritos que vuelva a darle uso, pero hay que controlarse aunque sea todo sin azúcar!!! ;-)

      + bicos

  5. Amaia dice:

    Hola Helena!!!
    Buscando por google recetas de cupcakes de frambuesa encontré y tu blog!!! Una auténtica gozada :) Yo soy una adicta a cocinar cupcakes desde un mes y estoy totalmente enganchada a blogs como el tuyo y a la repostería.

    Casualmente vivo en Coruña y me he enamorado de tu stand para cupcake!!! ¿Podrías decirme dónde está esa tienda tan maravillosa? Esta tarde iré de paseillo y si me pilla a mano pues me paso a cotillear.

    Muchas gracias!!!! Y enhorabuena por tu blog, me encanta el contenido, las fotos y las recetas!!! Lo pongo en mis RSS.

    Besiños!!!!

  6. Hola! estos cupcakes tienen una pinta buenísima. Me gustaría saber donde has comprado la boquilla que utilizas. No soy capaz de localizar boquillas grandes para decorar cupcakes. Muchas gracias y una receta exquisita!

    • Helena dice:

      Hola Inés,
      Pues los acopladores y las boquillas los compré en una tiendecita de menaje de Coruña, donde yo vivo (justamente está el link de google maps en el comentario anterior al tuyo)
      Si no tienes cerca ninguna tienda especializada en cocina, seguro que en algún gran almacén (tipo Corte Inglés o similar) encuentras boquillas grandes con diferentes tipos de dibujo.

      Besotes y gracias a ti ;-)

  7. Le ty dice:

    Si usas un descorazonador de manzanas para quitar parte del corazón de la magdalena para rellenar.. mejor que cortar el cupcake por la mitad… luego cubres con la mitad del capuchón de lo que has quitado con el descorazonador, y cubres con la buttercream y quedará de lujo.

    De todos modos, no sé donde comprar colorantes y todo el material para hacer las cupcakes en el País Vasco, más concretamente en Vitoria, si sabeis de alguna página donde pueda hacerme con ellas, o bien alguna tienda…

    • Helena dice:

      Gracias Le ty, hace no mucho vi unos cupcakes rellenos justo como dices y es verdad, quedan super bonitos y no se ve el corte. Para la próxima vez ;-)

      En cuanto al colorante alimenticio, lo tienes en gotas en Carrefour, por ejemplo (son los que yo usé) También hay colorantes en gel, pero supongo que deberías acudir a alguna tienda especializada (o en su defecto, a algún gran almacén tipo Corte Inglés)

      Las tiendas on-line, personalmente, las encuentro carísimas y con los gastos de envío, no compensa demasiado a menos que compres más cosas…
      Por si quieres curiosear, ahí van un par que me suenan (aunque sólo he comprado en la 1ª de ellas):
      http://shop.mylovelyfood.com/
      http://www.enjuliana.com/

      Besotes!

  8. Mariquilla dice:

    Hola, he preparado tus cupcakes este fin de semana para mi amiga diabetica y le han gustado muchiiiisimo!!! Muchas gracias por compartir tu receta. Para no tener azúcar son muy vistosos y están buenisimos.
    Besos

  9. Rosse dice:

    Hola Helena, que buena tu receta!!!! quería hacerte dos preguntas, tendrás una receta que tenga chocolate tanto en el Frosting como el Cupcake, y que puede sustituir al Mascarpone en esta receta es difícil encontrar este tipo de queso en mi país :( ..

    Recibe un gran abrazo desde Venezuela

  10. Letty dice:

    Que lindo todo! por favor podrías decirme cómo se llama la tienda en la coruña? y la dirección y teléfono? quiero comprar esos porta cupcakes que están preciosos.
    Gracias y que tengas un excelente dia!

  11. Pingback: Cupcakes sin azúcar - IFeelCook

  12. Hace tiempo que venimos pensando en frostings sin mantequilla, ni azucar, ni colorantes artificiales! Me he encontrado con esta entrada, y aunque antigua, no puedo dejar pasar la oportunidad de comentarla. Un 10 por la idea del mascarpone y la mermelada de frambuesa como colorante! Lo probaremos en breve aunque sustituyendo la gelatina por agar-agar, espero consigamos el mismo resultado. Gracias por compartirlo :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


− cuatro = 0

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>