Pan en molde desmontable

 
Las recetas de pan son en general bastante sencillas. No se necesitan utensilios sofisticados ni ser un manitas: sólo hay que tener un poco de paciencia para esperar los 2 tiempos de levado y utilizar un tipo de harina (“de fuerza”) muy rica en gluten, que hará que la miga quede mucho más esponjosa y consigamos ese acabado “profesional”. En unas 3 horas tendremos un pan casero, tierno (muy tierno) y sin artificios, que además nos aguantará perfectamente 2 ó 3 días sin ponerse duro.
Además, como en esta receta, se pueden utilizar moldes para darle diferentes formas y añadir los “complementos” que queramos: frutos secos, semillas…
¡Que aproveche!

Pan en molde desmontable

Ingredientes:
* 600gr harina blanca de fuerza
* 350ml agua tibia
* 12,5gr levadura fresca
* 1 cucharada aceite girasol
* media cucharadita de sal
* semillas de lino y amapola

Deshacer la levadura en el agua tibia.
En una cazuela o un bol alto volcar todos los ingredientes. Con ayuda de las manos, o de unas varillas de amasar (es más limpio y menos engorroso), se mezcla bien la crema hasta que ligue y obtengamos una consistencia de masa (moldeable y húmeda)

Volcar sobre una superficie lisa y trabajar con las manos amasándola bien (de fuera a dentro) un par de minutos. Si necesitamos más harina, la espolvoreamos un poco.

Formar una bola e introducir en un bol previamente untado con aceite. Tapar con plástico e introducir en el horno a temperatura baja (25ºC aprox) durante 1 hora para que la masa leve. También puede dejarse en el exterior a temperatura ambiente (1 hora y media), pero el calor del horno acelera el proceso y evita esperas.
Transcurrido ese tiempo, la masa habrá aumentado el doble. La volcamos sobre una superficie enharinada y realizamos el “refinado”: se trata de retorcerla y estirarla (sin miedo) para que suelte el aire y el pan no tenga burbujas ni agujeros.

Untamos con aceite el molde desmontable que queramos utilizar (en este caso, en forma de corazón). Introducimos la masa en una bola y volvemos a tapar e introducir en el horno a 25ºC 1 hora más para que termine de levar.

Pintamos la superficie con clara de huevo y la espolvoreamos con semillas (amapola, sésamo, lino…)
Introducimos en el horno (previamente calentado a 200ºC) OJO!: los moldes desmontables generalmente sólo admiten una un máximo de 200ºC, así es que si subimos más la temperatura podríamos estropearlo.

Hornear durante unos 20-25 minutos en la parte media-inferior del horno. Conviene ir vigilándolo para que no se nos queme (cada horno es distinto) y alternar la función de calor superior e inferior.

Retirar, desmoldar rápidamente (si no, la base del pan se humedecerá) y dejar enfriar en una rejilla.

 

Pan en molde desmontable

 

NOTA: La harina de fuerza la venden en cadenas de supermercados (p.ej., Mercadona) pero si no la encontráis, podéis utilizar harina normal, aunque la miga  no tendrá  un aspecto tan gomoso y se deshará más fácilmente. También podéis utilizar mezclas: blanca, integral, de espelta, de centeno…

  • Print
  • PDF
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • Netvibes
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Meneame
  • Tumblr
Esta entrada fue publicada en Pan y etiquedada como . Marca el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>