Muffins de puerro y queso cheddar

 

Ahí va esta receta de muffins “salados”. Siempre he tenido ganas de preparar un “enorme muffin” en un solo molde, pero creo que no quedaría tan esponjoso como en  estos pequeños bocados. Los podemos tomar fríos o templados, como aperitivo o acompañamiento de otros platos (p.ej, de una ensalada). A mí me gusta  tomarlos para cenar acompañados de una “escalivada” de berenjena, tomate y pimiento rojo asados al horno: así tenemos un plato completo con aporte de hidratos (harina), proteínas (queso) y verduras.

Muffins de puerro y cheddar

Ingredientes:
* 300 gr. de harina
* 2 puerros
* 1 zanahoria pequeña
* 120gr queso cheddar blanco
* 2 cucharaditas de sal
* 3 huevos
* 150ml aceite de oliva
* 100ml leche
* medio sobrecito de levadura

Comenzamos picando los puerros finamente y rallando el queso cheddar y la zanahoria.   Reservamos.

En un bol, mezclamos los ingredientes secos: la harina, la levadura y la sal, removiendo bien.

En otro bol mezclados los ingredientes húmedos: batimos los huevos  y la leche y vamos incorporando el aceite, removiendo a la vez para que se integren bien.

A continuación mezclamos los 2 tipos de ingredientes. Podemos utilizar unas varillas eléctricas, que son más rápidas y cómodas, a baja velocidad, para que la masa no pierda esponjosidad.

Añadimos la zanahoria y el cheddar rallado y el puerro picado. Mezclamos lentamente con una espátula o una cuchara y repartimos la crema en las cápsulas de moldes para muffins (o, si no tenemos bandeja de muffins, en moldes individuales de papel o silicona), rellenándolos hasta sus 2/3 partes.

Los introducimos en el horno (previamente calentado a 180ºC) durante unos 20-25 minutos, o hasta que hayan subido y estén ligeramente dorados.

Se puede sustituir el puerro por otra verdura que nos guste: cebolla, pimiento rojo, calabacín…  He visto recetas parecidas en las que utilizan mantequilla, pero yo prefiero usar aceite, ya sea de oliva o girasol (manía personal). A esta receta le va muy bien el queso cheddar, que es muy aromático y tiene más “cuerpo” que otro tipo de quesos tiernos (p.ej., mozarella), que son más suaves y no aportarían tanto sabor al plato. He elegido el “cheddar blanco” porque es el que encuentro en Mercadona. Hay una variedad también fuerte: el “Old Amsterdam”, pero personalmente lo encuentro demasiado picante y pelín salado. Si no encontramos cheddar en el super, puede sustituirse por otros quesos como  parmesano o Edam. A veces  se venden ya rallados, no hay problema (eso que nos ahorramos). Los muffins son tan versátiles que admiten cualquier ingrediente, es cuestión de añadirle lo que más nos guste.

 

Muffins de puerro y cheddar

 

Muffins de puerro y cheddar

 


  • Print
  • PDF
  • email
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • Netvibes
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Meneame
  • Tumblr
Esta entrada fue publicada en Aperitivos y Entrantes, Verduras y Legumbres y etiquedada como , . Marca el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>